Chico Garand Guzmán Fonseca, jefe guerrillero

Francisco Guzmán Fonseca, más conocido como “Chico Garand”

Francisco Guzmán Fonseca, más conocido como “Chico Garand”, nació en San Pedro de Lóvago, Chontales, el 11 de marzo de 1949.
Tiene dos hermanos caídos: Santiago (Lolo) y Antonio, este último asesinado por la Guardia Nacional.

Tiene tres hijos: Cruz Jaifa Guzmán Sequeira, Francisca Eveling Guzmán Sequeira y Tania Guzmán Argüello.

Participó como Jefe Guerrillero y jefe de la Organización Militar del Pueblo (OMP), del Partido Socialista y aliada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, en la Insurrección Sandinista u Ofensiva Final en Managua. Su área de operaciones con 180 Combatientes Populares en su estructura de la OMP, fue: Bello Horizonte, Santa Rosa, Colonias Maestro Gabriel y Salvadorita (hoy Cristian Pérez Leiva), el lado Norte del Barrio Meneses (hoy Barrio Venezuela), muros del Cementerio Oriental y el lado Este del Barrio El Edén.

Además de combatir coordinadamente con el FSLN, especialmente coordinado con Javier (“99) López Lowery en Bello Horizonte y con Marcos Somarriba García en Santa Rosa, participó con toda su gente en el Repliegue Táctico de Managua a Masaya, en cuyo recorrido era uno de los responsables de cargar los heridos, primero caminando a pie; y después en camionetas y autobuses, coordinados al mismo tiempo con Frank “Machillo” González Morales.

Durante el Repliegue Táctico de Managua a Masaya resultó herido gravemente frente al Cerro Coyotepe, desde donde los guardias somocistas sanguinarios y genocidas le dispararon ráfagas de ametralladoras calibre 50 y morteros hacia la camioneta en que conducía más de 15 heridos entre la salida de Nindirí y el Camino Viejo a Masaya, conocido en ese momento como “Camino de las Diligencias”.

Antes de estas situaciones históricas, en 1964 se integra al Partido Conservador, en el cual militaban entonces con él, entre otros: Octavio Bravo, Rafael Córdova Rivas, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, y los hermanos Edmundo y Fernando Chamorro Rapaccioli.

En 1967, se enrola en la Guardia Nacional, donde conoce y se relaciona directamente con los hermanos David y René Tejada Peralta. David Tejada Peralta fue asesinado por Óscar “Moralitos” Morales Sotomayor y otros oficiales de la Guardia Nacional somocista genocida.
En la Guardia Nacional lo espiaban, le seguían los pasos, y sabían que había conspirado contra la GN mientras andaba con los hermanos David y René Tejada Peralta.

Después de asesinado David Tejada Peralta, a “Chico Garand” lo meten preso por actividades conspirativas contra la GN en 1971. Lo ubican en las Cárceles de La Aviación, de donde se fuga al ocurrir el Terremoto del 23 de diciembre de 1972.

Huye y vive clandestinamente en distintos rumbos del país, entre otros, en León, en Chinandega, en Chontales, en Somoto (Madriz) y en Managua, concretamente en el Reparto Bello Horizonte, en la casa del profesor Edgardo Jerez Talavera.

En Somoto se pone en contacto con el legendario Manuel “Manuelito” Maldonado Lovo, quien ya para 1979 era uno de los promotores sandinistas insurreccionales y después del Triunfo de la Revolución Sandinista se convierte en Alcalde y Secretario Político Departamental del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

“Manuelito” Maldonado Lovo lo menciona en su libro “El Pequeño Gigante”. Pablo Emilio Barreto Pérez también lo menciona unas 50 veces, en igual número de páginas, en su libro “Insurrección Sandinista Victoriosa y Repliegue Táctico de Managua a Masaya”.
Su clandestinaje, para evadir su captura por parte de las Guardia Nacional, continuó desde que se fugó hasta el día del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

En 1977 se junta con el conocido periodista Álvaro Montoya Lara y Róger Cabezas Gómez, ambos del Partido Socialista y aliados del Frente Sandinista, y deciden organizar el Estado Mayor de la Organización Militar del Pueblo (OMP), como brazo armado del Partido Socialista Nicaragüense, el cual, en ese momento, se divide entre quienes abogan aliarse al FSLN para derrocar a la dictadura somocista genocida y quienes no quieren la lucha armada y prefieren esconderse entre sus discusiones bizantinas de que “es imposible derrotar a la Guardia Nacional”.

Álvaro Montoya Lara asume la jefatura y “Chico Garand” se convierte en segundo al mando de la Organización Militar del Pueblo (OMP).

Ambos, Montoya y “Chico Garand” Guzmán, se dedican a integrar cada vez más gente joven y adultos de unos 40 años en la OMP, para organizarlos en células, escuadras, enseñarles arme y desarme de fusiles garand, escopetas, revólveres, pistolas, rifles 22 y rifles 30-30. Como prioridad se entrenan militarmente en campamentos clandestinos en León, Chinandega y Managua.

“Chico Garand” Guzmán Fonseca fue uno de los francotiradores de la Guardia Nacional y por eso, especialmente por eso, buscaban cómo hacerlo prisionero y matarlo. Usó estos conocimientos militares en los entrenamientos de la Organización Militar del Pueblo; y como su preferencia eran los fusiles garand para disparar tiros hacia blancos móviles y fijos, sin fallar casi nunca, entonces sus compañeros le pusieron el sobrenombre de “Chico Garand”.

Usando sus amistades en la Guardia Nacional logró conseguir robados más de 50 fusiles garand, los cuales fueron guardados en el buzón enterrado de la casa del profesor Edgardo Jerez Talavera, en el Reparto Bello Horizonte, uno los escenarios principales de los combates libertarios durante la Insurrección Sandinista u Ofensiva Final de junio de 1979, en la Zona Oriental-Norte de Managua.

También logró conseguir mucho dinero mediante asaltos armados y donaciones de amigos y familiares, para comprar armas y para moverse de un lado a otro, mientras se preparaban para la Insurrección venidera.

En esa casa de Bello Horizonte también se guardaron pistolas, escopetas, rifles 22 y 30-30, granadas de fragmentación, bombas de contacto, decenas de miles de municiones, radiocomunicadores, etc.

En Managua se quedó jefeando la Organización Militar del Pueblo, aliada del FSLN clandestino todavía en ese momento, con 180 Jefes Guerrilleros y Combatientes Populares bajo su mando, y coordinado con los mandos militares que la GPP (Guerra Popular Prolongada) y Proletarios tenían distribuidos en Bello Horizonte y demás vecindarios ya mencionados. Álvaro Montoya Lara se había trasladado al Frente Sur Benjamín Zeledón Rodríguez, donde cayó heroicamente combatiendo al somocismo sanguinario genocida.

Durante la Insurrección Sandinista Victoriosa en Managua, “Chico Garand” y sus 180 Combatientes jugaron un papel militar muy destacado. Entre otros y otras, estos Jefes Guerrilleros y Combatientes Populares de la OMP en aquel momento, fueron y son: Carlos Emilio “Aguja” Cuadra Rodríguez, Salvador “Iguana” Oporta Statadgen, Mauricio “Momia” Riguero Cortez, Ausberto Casanova Fuertes, Silvio “Muerto” Casanova Fuertes, Luis Manuel “Muertito” Casanova Fuertes, Leonor Moreno Silva, Patricia Moreno Silva, César “Arbo” Ramírez, Domingo” Jerónimo” Tenorio, Armando “Capiró” Oconnor Miranda, Denis Ayerdis Miranda, Erick “Machete” Míxter, Félix “Joaquín” Oconnor Miranda, Marjorie Chica Larios, Dolores “Lola” Mercado Fonseca, Óscar “Asesino” Reyes, René “El Nítido” Martínez Alberto Gutiérrez, Darwin “Negro” Rosales, Víctor José “Camilo” Mercado Cortez, Hugo César “Chele” Rizo Bermúdez, Jorge “Casimiro” Prado, Augusto César “Cheche” Ráudez, Isabel “Barbero” Galeano, Bernardo “Toño” Aráuz (marido de Amada Pineda), Emma “Pelo Liso” Castro, Róger Cabezas hijo, Adrián Meza Soza, César “Marvin” Núñez, César “Arbo” Ramírez, Domingo “Jerónimo” Tenorio y Armando “Capiró” Oconnor Miranda.
Colaboradores, entre otros: Edgardo Jerez Talavera, Jimy “Palo Seco” Palacios, Carlos “Pecho de Gallo” Ballesteros, Dr. Eduardo Rugama Paz y Graciela Oconnor Miranda.

Ya queda dicho que con toda su gente participó en el Repliegue Táctico de Managua a Masaya, en cuyo trayecto fue uno de los responsables de cuidar y transportar los heridos que llevaban los seis mil replegados de Managua a Masaya los días 27, 28 y 29 de junio de 1979.

Resultó herido gravemente cuando intentó cruzar con 15 heridos en una camioneta de tina, cuando salía el 28 en la tardecita del casco urbano de Nindirí e intentaba cruzar la Carretera a Masaya-Granada, por la Gasolinera Texaco, buscando el rumbo del Camino Viejo, bordeando la Laguna de Masaya por el lado Este, conocido antiguamente como “Camino de las Diligencias”.

Desde la cúspide del Cerro del Coyotepe fue atacado con ametralladoras calibre 50 y lanzamorteros, los cuales impactaron en la camioneta que conducía “Chico Garand” Guzmán Fonseca, resultando varios muertos y “Chico Garand” gravemente herido. Fue llevado en hombros al Hospital de Masaya por veredas de la Laguna de Masaya.
“Chico Garand” Guzmán Fonseca, en compañía de Abraam Delgado Romero, fue el jefe de la escuadra que capturó al multiasesino Alberto “Macho Negro” Gutiérrez, quien estaba escondido donde familiares suyos en la Comarca Los Altos de Masaya, al Norte de la Ciudad de Masaya.

“Macho Negro” Gutiérrez fue capturado a las siete de la mañana del 19 de julio de 1979 y fusilado ese mismo día en la entrada al Barrio Monimbó a las doce del día cuando ya iniciábamos la “Marcha triunfal” hacia Managua, para concluir el derrocamiento definitivo de la dictadura somocista genocida, iniciado con la Insurrección Sandinista Victoriosa u Ofensiva Final.

Después del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista, “Chico Garand” Guzmán Fonseca fue ubicado en el Ejército Popular Sandinista (EPS), en la Base Militar Óscar Turcios Chavarría. Posteriormente lo ubicaron como jefe operaciones y de custodia personal de un Departamento Nacional de la Policía Sandinista.
En 1983 es ubicado en la Jefatura de Seguridad Pública de la Policía Sandinista. En 1984 es pasado a formar parte de las Tropas Especiales “Pablo Úbeda” por considerar sus capacidades de combatiente y por su lealtad a la causa sandinista.

En 1984 es ubicado en el Departamento de Protección de Embajadas, donde lo eligen secretario político del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

A pesar de esa enorme hoja de servicios a la Patria Sandinista, jamás lo ascendieron a rangos importantes ni en el EPS ni en la Policía Sandinista.

En 1989 decide retirarse voluntariamente. Para defender al FSLN y a las políticas revolucionarias en contra del accionar contrarrevolucionario, se integra en la jefatura de los llamados Recompas, en compañía del subcomandante Francisco Jarquín, en 1992, cuando el gobierno chamorrista derechista de Violeta Barrios de Chamorro perseguía a todos los sandinistas, con el evidente propósito de aniquilarlos.

Después forma parte del Grupo de los Revueltos. Estos fueron sandinistas “Recompas” y contrarrevolucionarios reconciliados, unidos en contra de las políticas mentirosas y de persecusión del gobierno chamorrista.

Después de este fenómeno histórico queda totalmente desprotegido: sin empleo formal de ningún tipo, ni beneficios sociales por el Seguro Social, al cual aportó cotizaciones desde 1979 hasta 1989, es decir, diez años.

Desde entonces, “Chico Garand” Guzmán Fonseca vive virtualmente ambulante, de lo que le dan sus amigos, antiguos combatientes sandinistas y familiares. Ha estado muy enfermo. Incluso le dio un derrame cerebral, debido a lo cual cayó en el Parque de la Colonia Máximo Jerez, donde fue rescatado por el periodista Pablo Emilio Barreto Pérez y Carlos Emilio “Aguja” Cuadra Rodríguez, hace menos de un año.

Lo rescataron, lo llevaron de urgencia al Hospital Manolo Morales Peralta. De este hospital lo remitieron al Hospital Antonio Lenin Fonseca, donde le operaron la cabeza para sacarle coágulos de sangre, y de esa forma evitar que muriera.
Su estado de salud es crítico y no tiene ingresos de ningún tipo.
Biografía investigada y elaborada por Pablo Emilio Barreto Pérez, amigo de “Chico Garand” Guzmán Fonseca.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.