Palestina usurpada y masacrada por sionistas nazifacistas hitlerianos

*Gobierno sionista es como la reencarnación infernal de Adolfo Hitler y de su banda de asesinos genocidas nazifacistas alemanes

Es ya conocido en el mundo entero que el ejército de Israel continúa su matanza de palestinos con bombas y misiles lanzados desde aviones, artillería pesada, más invasión de infantería con tanques de guerra, ametralladoras y maquinaria (también pesada) para destruir casas, edificios, infraestructura, con el fin no confesado en público de terminar su obra perversa de apoderarse de todo el territorio palestino, y de paso se agrega el espíritu de exterminio de los jefes diabólicos del sionismo, quienes en público llaman a matar a las madres palestinas por dar a luz “pequeñas serpientes” en referencia a los niños y niñas que los judíos están matando impunemente en territorio palestino.

Esta historia perversa comenzó en 1948 cuando la llamada “Sociedad de Naciones” (antecedente inmediato de Naciones Unidas) en complicidad plena con los gobiernos colonialistas, neocolonialistas, imperialistas y agresores militares de Estados Unidos y Reino Unido, o Gran Bretaña, impusieron mediante la fuerza de las armas al Estado de Israel allí en territorio palestino, y desde entonces comenzó el calvario mortal de los palestinos, pasando inclusive por el asesinato por envenamiento de Yaser Arafat, uno de los fundadores de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Los tres artículos siguientes resumen esa historia y esa matanza sionista en Palestina. El gobierno genocida, racista y exterminador de Israel ha sido condenado decenas de veces por las Naciones Uidas, pero no cesa de matar gente y robar territorio al amparo del apoyo directo y descarado del gobierno imperialista genocida de Estados Unidos, cuyo gobierno criminal lo ha dotado de todo tipo de armamento guerrerista y hasta de bombas nucleares.

La ONU y su Consejo de Seguridad deben detener a ese asesino cruel y genocida llamado gobierno y Estado de Israel, convertido actualmente en el peor de los Estados Terroristas del mundo imperialista, encabezados por Estados Unidos.

Uno de estos tres artículos es firmado por el conocidísimo escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano, los cuales presento a continuación:

Las noticias: “Datos importantes para entender la lucha del pueblo palestino”
La política del Estado sionista era desde su creación apropiarse de la parte más grande posible del territorio, para entregarlo a los judíos… En el marco de su creación en 1948, el Estado sionista ha acaparado el 78 % de Palestina histórica:
– 530 pueblos y barriadas urbanas y ciudades han sido destruidos, vaciados totalmente o parcialmente de sus habitantes palestinos
– Por la violencia extrema tanto la Agencia Judía y luego el Estado de Israel, han expulsado del territorio conquistado a 800 000 hombres, mujeres y niños, de los 950 000 que vivían allí.

– Por otra parte, los que no han sido expulsados, han sido reagrupados en áreas restringidas, estos ciudadanos a pesar de haberse transformado en ciudadanos Israelís, han visto quitado el derecho de seguir viviendo en sus hogares.
– 2/3 de las casas confiscadas han sido destruidas, el resto ha sido entregado a inmigrantes judíos.
– Dentro de las fronteras del nuevo Estado, la propiedad de la comunidad Judía paso del11% en 1947 al 92 % en 1949.

Desde entonces, sólo los Judíos, sea cual sea su origen y sea cual sea su lugar de residencia, pueden adquirir los bienes confiscados durante la creación del Estado sionista. Mientras que los palestinos, sea cual sea su origen y sea cual sea su residencia NO lo pueden hacer… Incluso los palestinos con nacionalidad Israelí, no pueden comprar estos bienes en cambio cualquier judío del mundo puede hacerlo.

Dentro de las fronteras reconocidas del Estado sionista, está prohibido a los “árabes- israelís” vivir en el 94 % del país que está reservado a los judíos. El sistema político Israelí legaliza, lo que no es legal tal como la expulsión de árabes de sus casas para instalar a judíos.

Los “árabes-israelís” son ciudadanos de segunda clase, sufren graves discriminaciones, sobretodo y no únicamente en referente a los derechos de propiedad, viven en lugares donde las infraestructuras administrativas y sociales son gravemente sub-financiada. Sin embargo, disfrutan de la libertad de movimiento y de importantes derechos civiles y políticos.

Entre 1967 y 2009, el ejército Israelí pasó a ocupar 70 % de Cisjordania, a base de actos ilegales contemplados en el Derecho Internacional… apropiándose de tierras cultivables, colonias con tierras agrícolas y zona de seguridad, red de carreteras y distribución de electricidad y el agua únicamente reservada a los Israelís.

Todo esto se inscribe en el proyecto de partir el territorio en una docena de reservas (“guetos” como los de Apartheid derrotado en Sudáfrica) dentro de estas reservas se aísla a la población en pequeños grupos separados los unos de los otros, por una red muy densa de carreteras prohibidas a los palestinos y por más de 700 obstáculos a su desplazamientos: torres de control, barreras y limites permanentes, rejillas vigiladas, trincheras, muros y montículos de tierra…

Entre finales de Septiembre 2000 (principio de la segunda Intifada) y finales de julio de 2010 MURIERON 6.565 Palestinos (entre ellos 5.083 eran CIVILES)
– 1.274 NIÑOS
– 369 MUJERES
– 32 PERSONAL SANITARIO
– 11 PERIODISTAS

Entre finales de Septiembre 2000 (principio de la segunda Intifada) y finales de Julio de 2010 resultaron HERIDOS 17.078 Palestinos.
– 17.078 en la franja de GAZA
– 13-550 en CISJORDANIA

Muchos de estos Palestinos resultaron heridos por disparos certeros y voluntarios de parte de tiradores de elite.

EXPOLIACIÓN DE TIERRAS DESDE 1967
ASENTAMIENTOS

600.000 Israelís judíos se han instalado en territorios ocupados repartidos en:
– 121 colonias
– Unos 100 enclaves (implantaciones de defensa) es decir 42 % de CISJORDANIA

DESPLAZAMIENTOS FORZADOS

1967 (Guerra de los 6 días): Entre 400 000 y 450 000 Palestinos (1/3 parte de los habitantes de Cisjordania y Gaza, han sido expulsado… hacia Jordania.
DESDE ENTONCES (DESPUÉS DE 1967)

– 130 000 palestinos han sido desplazados dentro de los territorios ocupados. Y centenares de miles de Palestinos tuvieron que huir al exilio.
– 2009: Según el caprichoso trazado del Muro que se establece gracias a la confiscación máxima de tierras:
– 498 000 palestinos vivían en zonas ocupadas del resto de Cisjordania
– 263.200 entre ellos, en zonas declaradas zonas militares cerradas (entre el Muro e Israel).

GAZA 2007-2008

Esta población que sufre desde años un bloqueo férreo, y ha sido siempre víctima de ataques, ha sufrido un ataque militar brutal. Las infraestructuras estaban particularmente las de: inmuebles administrativos, hospitales, escuelas, carreteras, almacenes de alimentos incluso parque de bomberos.

BALANCE DEL ATAQUE ISRAELÍ SOBRE GAZA:

– 10000 viviendas destruidas o muy estropeadas
– 1.380 palestinos muertos
– 5.380 palestinos heridos

GAZA Nov. 2012

Centro de información de salud palestino del Ministerio de salud informa de la brutal agresión sionista contra civiles en la franja de Gaza en noviembre pasado.
– Total de muertes registradas oficialmente con el Ministerio de salud (191) de ellos (48) niños (de ellos 16 bebés), (12) mujeres y (20) ancianos.

– Los heridos (1492) de ellos (533 de ellos 195 menores de 5 años) niños, (254) mujer y (103) ancianos.

Excelente artículo de Eduardo Galeano sobre GAZA
Terrorismo estatal genocida
Palestina.Cartel de NOAZ.
GAZA
Por Eduardo Galeano
Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.
Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.
Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelí usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la
madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.
Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.
Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la
tortura de prisioneros. ¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos?
El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.
Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.
Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.
La llamada comunidad internacional, ¿existe?
¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro?
Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.
Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.
La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.

El ejército judío continúa masacrando a la población de Gaza y se prepara para una eventual invasión terrestre

* Ya son más de 300 los palestinos asesinados en los bombardeos aéreos. * Belén y Nazaret suspenden las celebraciones navideñas en solidaridad con los habitantes de Gaza. * EEUU afirma su apoyo al terrorismo israelí en el Consejo de seguridad de la ONU. * Los hospitales de Gaza carecen de medios para atender a los heridos debido al bloqueo impuesto por el Estado judío desde hace meses. * El bombardeo israelí se produce en vísperas electorales en Israel y ha sido apoyado por todos los partidos políticos en busca de votos.
MUNDO ARABE.ORG, 12/2008, Agencias.
Editor Hamed Hijazi
El Gobierno israelí aprobó en consejo de ministros la llamada a filas de unos 6.500 reservistas judíos en preparación de una eventual incursión militar terrestre en Gaza, para apoyar los masivos bombardeos aéreos que han causado más de 300 muertos entre la población palestina de Gaza.
Según medios sionistas, esos miles de reservistas serán preparados para atacar Gaza mediante una invasión terrestre, como hizo Israel en junio de 2006, tras la captura del soldado Guilad Shalit por la resistencia palestina.
El ejército judío ha desplegado en torno a Gaza a cientos de soldados de infantería y cuerpos acorazados ante una eventual agresión terrestre a gran escala.
El ministro israelí de guerra y responsable de la masacre de ayer, Ehud Barak, ha advertido hoy de que su ejército “profundizará y ampliará su operación lo que sea necesario”.
“Si hacen falta botas sobre el terreno las habrá”
“Si hacen falta botas sobre el terreno, las habrá”, pues el objetivo de esta operación es “cambiar completamente las reglas del juego”, dijo sonriente ayer en una entrevista con periodistas israelíes.
Por su parte, el primer ministro israelí que está siendo juzgado por corrupción, Ehud Olmert, aseguró al inicio del consejo de ministros que su gobierno manejará “con sensatez, paciencia y firmeza” su agresión contra la franja de Gaza hasta “alcanzar los resultados deseados”.
El ejército Israelí continúa con sus ataques aéreos indiscriminados por segundo día consecutivo sobre la franja de Gaza. Esta madrugada se han sucedido una veintena más de bombardeos, mientras que la comunidad internacional llamaba al cese de la violencia y condenaba la masacre israelí.
El Consejo de Seguridad de la ONU pidió en la madrugada del domingo el inmediato fin de toda la violencia, ignorando que los palestinos ni siquiera disponen de medios para hacer frente a los cazabombarderos israelíes.
“Los miembros del Consejo de Seguridad expresan su grave preocupación por la escalada de la situación en Gaza y piden el inmediato fin de toda la violencia”, dijo el Consejo de Seguridad. “Los miembros piden a las partes que detengan inmediatamente todas las actividades militares”, agregó.
Fuentes diplomáticas dijeron que la reunión del Consejo de Seguridad fue convocada a petición de Libia, el único país árabe del Consejo. El comunicado, que fue acordado después de cuatro horas de discusiones a puerta cerrada, pide a todas las partes que atiendan “las graves necesidades económicas y humanitarias en Gaza”.
El documento insta a tomar las medidas necesarias, incluida la apertura de los pasos fronterizos, para garantizar que la gente de Gaza tenga comida, combustible y suministros médicos. Desde hace meses Israel mantiene a Gaza aislada e impide la entrada de alimentos y material médico a la franja.
Ayer fueron asesinados más de 280 palestinos
Más de 280 palestinos murieron este sábado y 900 resultaron heridos en el transcurso de los bombardeos masivos de la aviación israelí contra la franja de Gaza en la jornada más sangrienta que han vivido los palestinos desde la guerra de 1967, indicaron fuentes hospitalarias. El número de víctimas puede aumentar, ya que muchas personas han quedado atrapadas bajo las decenas de edificios destruidos por Israel.
Fuentes médicas palestinas informaron que entre los muertos hay niños, mujeres y civiles, y que la mitad de los más de 900 heridos se encontraban anoche en estado grave. Los hospitales de Gaza carecen de medios para atender a los heridos debido al bloque impuesto por el Estado judío desde hace meses.
Decenas de cazas y helicópteros de fabricación norteamericana participaron en esta operación sincronizada cuyo objetivo primordial fueron las comisarías de policía en las principales ciudades de la franja, aunque algunos bombardeos se dirigieron hacia otros objetivos.
El primer ataque tuvo por objetivo una ceremonia de graduación de la Policía destinada a la administración de pasaportes y seguridad pública a la que habían acudido oficiales de alto rango. El jefe de la Policía de Gaza, Taufik Yaber, murió en el ataque junto con otros responsables y oficiales del cuerpo.
Veinte minutos después, los cazas y helicópteros israelíes sobrevolaron simultáneamente la franja de Gaza descargando las bombas en decenas de objetivos hasta 150 según los palestinos causando una carnicería que estranguló los servicios de emergencia del principal hospital de Gaza, el Shifa, y del resto de centros médicos.
Los heridos fueron trasladados a los hospitales en ambulancias y en coches particulares. Los médicos no sabían a quienes atender primero puesto que el número de heridos graves era muy elevado y se amontonaban en los pasillos de los hospitales.
La mayoría de los bombardeos se centraron en la ciudad de Gaza, pero el norte y el sur de la franja no se libraron de las bombas. Por todas partes había muertos y heridos, así como edificios reducidos a escombros que poco a poco se fueron retirando para recuperar más cadáveres y heridos.
Al no poder atacar a los escurridizos miembros de la resistencia palestina, el ejército israelí optó por atacar las comisarías que habitualmente se encargan de la seguridad pública y no participan en los actos de resistencia contra la ocupación israelí. Sin embargo, el ministro de Defensa, el laborista Ehud Barak, que participó en varias masacres contra los palestinos a lo largo de su carrera militar, calificó de “centros terroristas” las comisarías.
Con lo ocurrido ayer, culmina la tensión que surgió el 4 de noviembre, cuando Israel puso fin a la tregua de seis meses lograda bajo mediación egipcia y que hasta el día de las elecciones presidenciales estadounidenses. Ese día Israel entró en Gaza y asesinó a 19 milicianos de Hamas y otras organizaciones de la resistencia palestina.
EEUU exigió a Hamas que detenga el lanzamiento de cohetes contra Israel y a los israelíes que eviten bajas civiles. Washington no pidió al Gobierno israelí que detenga los bombardeos masivos.
Una guerra en busca del voto
Los bombardeos israelíes se producen en vísperas electorales en Israel y ha sido apoyado por todos los partidos políticos en busca de votos. Los israelíes deberán acudir a las urnas el próximo 10 de febrero para elegir a un nuevo primer ministro, que reemplace a Ehud Olmert, derribado por una ristra de escándalos de corrupción.
Los sondeos de opinión publicados esta misma semana hablan casi de un empate entre Livni, la candidata de Kadima y el ultraderechista de Likud, Benjamín Netanyahu en la oposición. En medio de un ambiente de precampaña a cara de perro han ido creciendo las voces israelíes que piden derribar al Gobierno de Hamas en Gaza que había ganado las elecciones palestinas mediante un proceso democrático.
El 4 de noviembre, Israel entró en Gaza y asesinó, a lo largo de una semana, a 19 milicianos de Hamas y otras organizaciones de la resistencia palestina, poniendo fin así a una tregua que había sido respetada por la resistencia palestina durante meses. Las organizaciones palestinas respondieron al ataque israelí con el lanzamiento de cohetes contra las localidades sionistas cercanas a la frontera con Gaza. Y a medida que los artefactos impactaban en las poblaciones del sur de Israel, los políticos judíos han competido por ver quién lanzaba amenazas más duras, ávidos de ganarse el apoyo de un electorado que en los últimos días se ha escorado en favor de los partidos de la ultraderecha.
La escalada verbal terminó ayer con el mayor bombardeo a la franja desde que Israel ocupó el resto de Palestina en 1967. Y lanzó de paso un claro mensaje a la Casa Blanca, preparada para recibir a su nuevo inquilino, Barak Obama. Un mensaje de hechos consumados procedente de un país que durante la campaña electoral estadounidense dijo preferir al candidato republicano y que teme que Obama muestre una mayor comprensión hacia los palestinos que sus predecesores.
Editor Ahmed Hijazi

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.