Repliegue, Repliegue, Jefes Guerrilleros caídos y fallecidos después del Repliegue a Masaya

Repliegue, Repliegue, Jefes Guerrilleros caídos  y  fallecidos después del Repliegue a Masaya

Pablo E. Barreto Pérez

El Frente Interno del Frente Sandinista de Liberación Nacional clandestino en Managua estuvo integrado por las tres tendencias del FSLN, representadas por los Comandantes Carlos Núñez Téllez, William  Ramírez Solórzano y Joaquín Cuadra Lacayo. Esas tres tendencias se denominaban: Proletaria, GPP o Guerra Popular Prolongada y Tercerista, lo cual dio lugar u origen histórico a la formación de la Dirección Nacional Conjunta al momento de la Insurrección u Ofensiva Final contra la dictadura somocista, en junio de 1979.

Al mismo tiempo, en Managua funcionó, durante la Insurrección, lo que se llamó Estado Mayor General de Managua, el cual asimismo estuvo integrado por Jefes Guerrilleros de las tres tendencias mencionadas. Entre otros, estos Jefes Guerrilleros eran: Ramón Cabrales Aráuz, Marcos Somarriba  García, Walter Ferrety, Mónica Baltodano Marcenaros, Osvaldo Lacayo, Raúl Venerio Granera, Rolando “Cara Manchada” Orozco, Walter Mendoza Martínez, César Augusto Silva, Javier “el 99” López, Danilo Norori, Mayra González, Isabel “Venancia” Castillo, Claudio Picasso, Denis Meléndez, Iván García Abarca, Francisco “Chico Garand” Guzmán Fonseca.

El Comandante Carlos Núñez Téllez, único Comandante de la Revolución entre los Jefes Guerrilleros en Managua, mediante su libro “Un Pueblo en Armas” y en declaraciones formales para reportajes históricos en el Diario BARRICADA, sostenía que los Jefes Guerrilleros, o cuadros militares y políticos preparados en la rigurosa clandestinidad, eran aproximadamente unos 110 los que ocuparon o tomaron Managua para desencadenar la Insurrección contra la dictadura somocista en los Barrios Occidentales y Orientales de la Capital, aquel junio de 1979.

En los Barrios Occidentales de Managua los principales Jefes Guerrilleros fueron: Gabriel Cardenal Caldera, René Cisneros Vanegas, el “Chele” Cuadra Ferrey, Genie Soto y  Adrián Meza Soza, entre otros.

Añadía el Comandante Núñez Téllez, quien representaba a la Tendencia Proletaria, que previamente se habían organizado a unos 1,100 Combatientes Populares y Colaboradores Históricos, incluyendo las casas de seguridad que servían para esconder a estos Jefes Guerrilleros, Combatientes Populares y los buzones de armas, municiones y explosivos.

Los integrantes del Frente Interno y del Estado Mayor General de Managua inicialmente ubicaron su Cuartel General en una casa del Barrio Paraisito, en los primeros días de junio de 1979, un poco después se trasladó al Reparto El Dorado, muy cerca de donde vivía Eva Margarita Bonilla Zúniga, una de las Combatientes Populares más famosas, caída en “Piedra Quemada” el 28 de junio de 1979, al medio día.

Una de las casas ocupadas por el Frente Interno y el Estado Mayor General de Managua fue una perteneciente a Lea Guido, quien formó parte del equipo de propaganda insurreccional armada en la Zona Oriental de Managua.

Cuando la guardia somocista genocida logra penetrar hasta el interior del Reparto El Dorado, donde se registraron combates casa por casa, patio por patio, casi cuerpo a cuerpo, hasta que la soldadesca cruel y criminal fue desalojada de este vecindario y de los alrededores, entonces la Jefatura del Frente Interno y del Estado Mayor General de Managua se trasladan a las cercanías de la Iglesia Sagrada Familia, en el Barrio Ducualí, bautizado como “Cuna Insurreccional”.

La mayoría de estos 110 Jefes Guerrilleros sobreviven a los combates en el Reparto Schick Gutiérrez y en el Cruce de Veracruz y a los bombardeos aéreos infernales contra el Repliegue Táctico de Managua a Masaya en “Piedra Quemada”, en el Camino Viejo a Nindirí, en el casco urbano de Nindirí y en el trayecto peligroso y mortal de los desfiladeros verticales de la Laguna de Masaya para evadir a los guardias nacionales que permanecían atrincherados (con tanques, tanquetas, lanzamorteros, fusilería y ametralladoras) en los Cerros del Coyotepe y La Barranca, respectivamente en las entradas Norte y Oeste a la Ciudad de Masaya o de Las Flores.

Sobreviven los tres jefes del Frente Interno, Comandantes Carlos Núñez Téllez, William Ramírez Solórzano y Joaquín Cuadra Lacayo. También sobreviven Comandantes o Jefes Guerrilleros ya conocidos, por ejemplo: Ramón Cabrales Aráuz, Marcos Somarriba García, Walter Ferrety, Rolando “Cara Manchada” Orozco, Raúl Venerio Granera, Mónica Baltodano Marcenaros, Iván García Abarca, Denis Meléndez, Francisco “Chico Garand” Guzmán Fonseca, César Augusto Silva, Erick Castellón,  Justo Rufino Garay, entre otros.

Sin embargo, varios de estos Jefes Guerrilleros y Combatientes Populares de Managua caen en diferentes y numerosos combates después de ocurrido el Repliegue Táctico de Managua a Masaya los días 27, 28 y 29 de junio de 1979. Caen en la defensa de la Ciudad de Masaya y en el completamiento de su liberación total de las garras del somocismo genocida, y en el asalto y liberación de Jinotepe el 5 de julio de 1979.

Con Jefes Guerrilleros y los mejores Combatientes Populares de Managua se integra en Masaya el Batallón Móvil, integrado por 300 hombres y mujeres, todos jóvenes replegados de Managua, para completar la liberación de Diriamba, ir al asalto y liberación de Jinotepe, donde caen Rolando “Cara Manchada” Orozco, Justo Rufino Garay y Erick Castellón, quienes eran jefes en la Insurrección de Managua y participantes sobrevivientes del Repliegue de Managua a Masaya.

El seis de julio de 1979 se produce un combate  nutridísimo de balazos, tanquetazos y morterazos, ráfagas de ametralladoras y de fusilería entre las fuerzas libertarias del FSLN clandestino todavía y la soldadesca de torturadores y asesinos, frente al Cerro La Barranca, donde caen en distintos momentos César Augusto Silva y Danilo Aguirre Aragón. Según Juan Carlos Soza Aragón,  vicepresidente de la Asociación de Combatientes y Colaboradores Históricos “Carlos Fonseca Amador”, y participantes en este combate en La Barranca, allí cayó también Santos “Abelardo” Sobalbarro Blandón, un cuadro político clandestino y Combatiente Popular del Reparto Schick Gutiérrez, de Managua.

César Augusto Silva era obrero de la construcción, uno de los dirigentes de los Comités Obreros  Revolucionarios de los Trabajadores en Managua (COR), embriones de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), en los cuales se ubicaban también dirigentes revolucionarios sandinistas como Gabriel Cardenal Caldera, René Cisneros Vanegas,  Francisco Meza Rojas, Camilo Chamorro, Raúl Areas Chamorro, Ricardo Robleto Espinoza, Carlos Borge Galeano, Lucío Jiménez Guzmán, Douglas Duarte, Freddy “Pancho Villa” Jiménez, María Lourdes Casco, entre otros, y dos compañeros a los que les llamaban “Cantinflas” y “Cristo de Lata”.

En homenaje a este excepcional y ejemplar Jefe Guerrillero, el Comandante Carlos Núñez Téllez promovió la construcción y funcionamiento de un centro de capacitación nacional que se conoció como “César Augusto Silva”.

Un grupo de teatro tiene por nombre Justo Rufino Garay en homenaje a este otro Jefe Guerrillero,  sobreviviente del Repliegue a Masaya, caído en combate durante los enfrentamientos armados, a tiros, cañonazos y bombazos para la liberación total de Jinotepe el 5 de julio de 1979.

Al caer Rolando “Cara Manchada” Orozco en Jinotepe, se rebautiza el  Batallón Móvil y se le coloca su nombre: “Batallón Móvil Rolando Orozco”, cuyos 300 integrantes, jefeados, entre otros, por Ramón Cabrales Aráuz, Walter Ferrety, Osvaldo Lacayo  y Mónica Baltodano Marcenaros, destruyen los 16 cuarteles, más el “comando central”, que tenía regados la Guardia Nacional somocista genocida en Jinotepe. Después de esta liberación de Jinotepe, el “Batallón Móvil Rolando Orozco” marcha a la liberación total de los Pueblos Blancos, de Diriá y Diriomo, y finalmente protagoniza el asalto libertario memorable de la Ciudad de Granada, el 17 de julio en la noche y el 18 de julio de 1979, en la mañana, completando de ese modo la Liberación Total del Oriente y Sur de Nicaragua.

Es conocido que después del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista muere en un accidente aéreo, en 1982,  el Comandante Marcos Somarriba García, a quien durante la Insurrección de junio de 1979, los pobladores del Barrio Santa Rosa lo llamaron “El salvador de Santa Rosa”. Fue Comandante Guerrillero y de Brigada y uno de los primeros jefes policiales en Managua.

Posteriormente, murió Walter Ferrety en un accidente de tránsito nocturno, en las cercanías de Ciudad Sandino, Walter “Chombo”, o “Chombito”, se convirtió en una leyenda entre los pobladores insurreccionados de la Zona Oriental de Managua, en Masaya, Jinotepe y Granada, pues además de desempeñarse como uno de los Jefes Guerrilleros y combatientes más experimentados y excepcionales, “Chombo Ferrety jefeó  la “Oscar Pérez Cassar” o “Columna Caza Perros”, la cual se encargaba de labores de exploración, de operativos militares guerrilleros relámpagos, violentos, audaces, potentes y de fuego sostenido para hacer retroceder y huir rápidamente a la soldadesca mercenaria somocista, e inclusive de cazar y fusilar a “orejas”, torturadores, “soplones” y agentes oficiales de la Oficina de Seguridad, los cuales abundaban en Managua entre enfermeras, barberos, taxistas, periodistas, abogados, comerciantes, algunos vendedores de madera como los “Luchos” en el Reparto Schick Gutiérrez y en el “Reparto Urbina”, después bautizado como “Pablo Úbeda”.

Después, por una enfermedad incurable, falleció en octubre de 1990, el respetadísimo y magistral Jefe Guerrillero, jefe del Frente Interno, uno de los tres jefes de la Insurrección en Managua y del Repliegue de Managua a Masaya, el Comandante de la Revolución, Carlos Núñez Téllez, quien era aficionado al deporte y empeñado en que los Jefes Guerrilleros vivos se capacitaran, que continuaran estudiando en las universidades estatales para profesionalizarse. Eso hizo él, el Comandante Núñez Téllez, en la UNAN de León hasta que se graduó de abogado, mientras era al mismo tiempo el Presidente de la Asamblea Nacional.

Es de sobra conocido que Carlos Núñez Téllez, antes de la Insurrección de 1979,  era obrero tipógrafo en León, donde al mismo tiempo era estudiante de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

La obra política y social de Liberación Nacional de Carlos Núñez Téllez fue inmensa. Fue uno de los organizadores y fundadores del Diario BARRICADA, del Consejo de Estado y de la Asamblea Nacional, de la cual fue su presidente hasta el día de su muerte. Además, es considerado el “Padre de la Constitución Política del Estado de Nicaragua”, promulgada en 1987.

Mucho tiempo después falleció William Ramírez Solórzano, uno de los tres jefes del Frente Interno, uno de los conductores de las tres grandes columnas en que fue organizado el Repliegue de Managua a Masaya, Comandante Guerrillero, Ministro de Transporte, responsable del gobierno revolucionario sandinista en la Costa Atlántica y finalmente diputado en la Asamblea Nacional.

Ramírez fue director propietario de Radio 580, la cual maneja  su hijo Amaru Ramírez actualmente.

William Ramírez Solórzano, antes de ser Jefe Guerrillero, fue uno de los periodistas del Diario LA PRENSA, en los primeros años de la década del 70, cuando el Director de este Diario era el doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, antisomocista inclaudicable hasta que personeros de la dictadura lo mandaron a matar.

Estos Jefes Guerrilleros caídos en combates libertadores en Masaya y Jinotepe, unos, y otros fallecidos después del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista, merecen Honor y Gloria, categoría de Héroes de la Revolución Sandinista y de la Patria, y con esas características debiera registrarlos la Historia de la Revolución Popular Sandinista, la Historia de Managua, Masaya, Carazo y Granada. Nuestro homenaje revolucionario sandinista a todos ellos.

Asimismo, merecen un sitio especial en esta Historia de la Revolución Sandinista, de Managua, Masaya, Carazo y Granada, todos los 110 Jefes Guerrilleros y los 1,100 Combatientes Populares y Colaboradores Históricos,  hombres y mujeres, el 90 por ciento de ellos jovencitos,  sobrevivientes de la Insurrección y del Repliegue Táctico de Managua a Masaya,  más los otros cinco mil managuas involucrados directamente en los combates a muerte de ¡!Patria Libre o Morir, Patria o Muerte,  Venceremos¡¡ contra el inmenso aparato militar opresor mortal del somocismo genocida, el cual fue derrocado definitivamente el 19 de julio de 1979 por estos hombres y mujeres que no vacilaron en empuñar las armas libertarias para que esta manada de asesinos, agrupados en la dictadura somocista, apoyados directamente por el gobierno de Estados Unidos y la oligarquía local, desaparecieran para siempre de Nicaragua.

Managua, junio del 2013.

Pablo E. Barreto  Pérez

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Repliegue, Repliegue, Jefes Guerrilleros caídos y fallecidos después del Repliegue a Masaya

  1. DomingoLópez: dijo:

    Felicitaciones compañero Barreto por todo su efuerso para el aporte de la verdadera historia de liberacion de nuestra patria. le escribe su compañero fraterno en la Alcaldia de managua, Domingo Lopez

  2. Erick Torres dijo:

    Me transporté a esos años gloriosos, tuve el privilegio de conocer y compartir personalmente con varias de esas extraordinarias personas como Walter Mendoza, Monica Baltodano, Gabriel Cardenal (Payo), Adrián Meza, Danilo Norori (Jorge o 106) , René Cisneros Vanegas, Eduardo Cuadra (Ismael) , Javier López (El 99) y muchos más que abonaron el camino de nuestra liberación.

  3. Erick Torres dijo:

    Erick Torres, Silvestre o 142 del Frente Interno Julio Buitrago.

Los comentarios están cerrados.