Cambio Climático Global o Medio Ambiente alterado: ¿Comienzo de una transición hacia la muerte de los seres vivos?

Cambio Climático Global o Medio Ambiente alterado: ¿Comienzo de una transición hacia la muerte de los seres vivos?

Posted on 03/12/2009

Estados Unidos, mientras tanto, se empeña en seguir lanzando elementos mortíferos a la atmósfera y al Medio Ambiente

 

Cambio Climático Global o Medio Ambiente alterado: ¿Comienzo de una transición hacia la muerte de los seres vivos?

*Círculo Polar Ártico ya desapareció en 300 kilómetros, por derretimiento o calentamiento global; mientras en la Antártida heladísima, de 14 millones de kilómetros cuadrados de hielo de decenas de miles de años, , sí, en la Antártida, 152 kilómetros cúbicos de hielo se derriten cada año.
*Especialistas en el clima pronostican catástrofes colosales como Huracanes cada vez más frecuentes y violentos, inundaciones, sequías, falta de alimentos, desapariciones de poblados costeros y la posible desaparición de la vida en el Ártico

*¿A qué velocidad se derriten las masas de hielo en las Cordilleras del Himalaya (Asia), de los Alpes, Balcanes, Pirineos, (Europa) y en los Andes de 8,500  kilómetros de longitud, de América del Sur?

*¿El gobierno norteamericano, ahora representado por Barack Obama, finalmente firmará los protocolos (Kyoto, Japón, por ejemplo) correspondientes para los trabajos mundiales conjuntos, con el fin de salvar la vida en nuestro Planeta Tierra?

Pablo E. Barreto Pérez

Escrito en noviembre del 2009.

La masa de hielo del Círculo Polar Ártico ya retrocedió 300 kilómetros en los últimos tres años. El Océano Ártico está cada vez más lleno por el hielo derretido, debido al calor creciente en esta parte heladísima de nuestra Madre Tierra. Los Témpanos de Hielo, ya desprendidos de masas congeladas durante miles de años, se desplazan raudos por los ríos cercanos, agitando aguas, peligrosos, estrellándose en muros geológicos y montañas, mortales en su viaje ahora indetenible hacia el extremo norte del Océano Pacífico.

Estas masas de hielo de agua dulce congelada (en los dos polos terráqueos está el mayor almacenamiento de agua dulce de nuestra Tierra) ya derretidas, están pasando a formar parte de las aguas saladas de los tres grandes océanos: Atlántico, Pacífico e Índico y sus centenares respectivos en toda la Madre Tierra.

A los osos polares blancos (y algunos pardos) ya se les hace difícil encontrar comida, porque debido al mismo fenómeno del descongelamiento de masas colosales de hielo,  las presas se alejan hacia otros rumbos.

Ya se habla de que el Océano Pacífico está creciendo a la altura de Alaska, y que allí mismo en Alaska algunos poblados de seres humanos ya fueron inundados y están desapareciendo.

Estas masas de hielo, derritiéndose ahora, tienen decenas de kilómetros de extensión, y algunos témpanos desprendidos, tronchados de donde estaban a pesar de un grosor de 100 metros o más, tienen, algunos, hasta un tamaño de un edificio de varios pisos, y resulta impresionante verlos desplazarse hacia los ríos cercanos.

Situación parecida está ocurriendo en la Antártida, en el Polo Sur de nuestra Madre Tierra, donde se calcula que cada año se derriten aproximadamente 152 kilómetros cúbicos de hielo, lo que, desde luego, ocasionará la subida de nivel de las aguas de los mares cercanos y de los Océanos Atlántico e Índico.

Según especialistas en este tema del Cambio Climático Global, cuyos análisis he leído de periódicos, revistas y he visto sus trabajos investigativos en Programas televisivos especiales como DISCOVERY y el Canal de Historia, en los recién pasados 50 años las temperaturas promedio en el Círculo Polar Ártico han aunmentado entre un 3 y 5 grados centígrados, debido fundamentalmente a la emisión de gases de efecto invernadero y a la contaminación generalizada que sufre la Madre Tierra.

Escasez de árboles, conduce bióxido de carbono a la atmósfera
Sólo Estados Unidos, la potencia de capitalismo salvaje más industrializada en nuestro Planeta, produce 5 mil millones de toneladas de bióxido de carbono al año. Y como la deforestación aunmenta a velocidades espantosas, esta enorme cantidad de bióxido de carbono no es absorbido por las plantas (árboles)  y entonces se va a la atmósfera. Si los bosques estuvieran intactos, todos esos gases serían absorbidos por árboles, matorrales y hierbas.

En el año 2005 se informaba que en el mundo entero, especialmente en las potencias capitalistas más desarrolladas, habían 850 millones de automotores o automóviles, los cuales asimismo lanzan una enorme cantidad de gases de efecto invernadero, que también sube a la atmósfera, provocando más calentamiento a nuestro Planeta Tierra.

Y lo peor es que en ese mismo año se anunciaba que “en los próximos 30 años el parque móvil se doblará, llegando a 1,400 millones de coches”. Si esto continúa, no habrá ni dónde estacionar tanto vehículo, además de estar contribuyendo de forma acelerada a que la vida sana en la Madre Tierra se vaya reduciendo. Ya a estas alturas, 2010, se afirma que esa cantidad de automotores ya subió  a 1,200 millones, mientras la población humana en el Mundo también a 7,000 millones.

Donde hay más autos circulando actualmente, en orden: Estados Unidos, Italia, Australia, Francia, Alemania, Canadá, Japón, Reino Unido, Suiza, Austria y Bélgica. ¿Dónde hay más automóviles en América Latina? ¿En Brasil, en Argentina, en Chile o en Venezuela? En el caso de Nicaragua, país pequeño y pobre por saqueo oligárquico y yanqui permanente, ya tiene  ¡400 mil automóviles¡

En África, donde reina la pobreza generalizada, es evidente que son pocos los automóviles en circulación, pero al mismo tiempo este ha sido el Continente más saqueado por negociantes asquerosos y destruidos sus recursos naturales, y para colmo, sólo para citar un solo ejemplo, Teodoro Roossevelt, cuando era presidente de Estados Unidos, se dio el lujo de andar matando leones, elefantes y búfalos (con rifles o fusiles poderosos) y otros animales, mientras al mismo tiempo le otorgaban el Premio Nobel de la Paz. ¡Habrase visto tanto cinismo descarado¡

En Asia, continente también empobrecido (con algunas excepciones: Japón, Corea del Sur, China, India), igualmente la cantidad de automóviles circulando es poca, si se le compara con el mismo Japón asiático, cuyo gobierno sí se ha apuntado a combatir los gases de efecto invernadero, no así el gobierno criminal de Estados Unidos de Norteamérica.

Estos científicos mencionados arriba sostienen que de continuar este ritmo de calentamiento global, en los próximos 100 años, algunas áreas del Ártico podrían sufrir un aunmento de temperaturas hasta del doble de los cinco grados centígrados mencionados.

Un millón de kilómetros cuadrados derretido en el Ártico

Al aunmentar las temperaturas en el Ártico, “el hielo del mar y de glaciares está desapareciendo a un ritmo nunca antes visto. En 30 años pasados se han derretido casi un millón de kilómetros cuadrados de hielo en el Mar Ártico. A este paso, en 12 años podría haber desaparecido el Hielo Marino del Ártico por completo, ocasionando que el volumen de los mares aunmente, lo cual incrementaría a su vez el riesgo de inundaciones en zonas costeras”, me contesta mediante una carta el Instituto Centroamericano de Extensión de la Cultura (ICECU), de San José, Costa Rica, donde un grupo numeroso de científicos e investigadores, precisamente, analizan con frecuencia este tema y lo dan a conocer a sus lectores por medio de un Almanaque, llamado “Escuela para Todos”, y mediante un programa radial cotidiano en toda Centroamérica, también denominado “Escuela para Todos” y “Oigamos la Respuesta”.

Agrega el ICECU en su respuesta a una consulta que le hice hace pocos días: “Este cambio también ha afectado la vida de animales que viven en el Ártico. Por ejemplo, los osos polares podrían desaparecer hasta en un 30 por ciento en los próximos 50 años, ya que los cambios en las condiciones del clima afectan su organismo, así como a la vegetación y a los animales que les sirven de alimento”.

En 50 años, tal vez no haya vida en el Ártico

Añade el ICECU: “Por ejemplo, esto podría ocasionar que nuestro Planeta deje de reflejar los rayos del Sol y más bien los absorba, con lo cual la temperatura de las aguas iría aunmentando. Tal y como ha venido ocurriendo desde hace varios años, este cambio hará que en vez de hielo aparezcan matorrales y vegetación propios de la tundra. Pero al mismo tiempo, el aunmento de las temperaturas irá ocasionando cambios paulatinos que podrían afectar el desarrollo de plantas que sirven de alimento a especies animales como los caribúes, renos y aves migratorias. Y siguiendo esa cadena, si desaparecen unos animales, también desaparecerán aquellos que los cazan para alimentarse. Por este motivo, es posible que en 50 años, las posibilidades de cualquier tipo de vida animal en estas regiones, sean muy escasas”.

Continúa el ICECU: “Por otra parte, se ha determinado que el permafrost o suelo congelado del Ártico, sirve para bloquear ciertos gases como el metano, que se encuentran bajo el suelo. Pero a medida que avanza el deshielo en estas regiones, esos gases se liberan a la atmósfera y producen efectos similares al de quemar petróleo o sus derivados”.

Las naciones más industrializadas, o sea, donde reina el capitalismo salvaje, son las principales responsables de la emisión de gases de efecto invernadero hacia la atmósfera, lo cual provoca el calentamiento global en ascenso, el deshielo mencionado y la destrucción de la Capa de Ozono (cuyo hueco en la atmósfera, especialmente hacia el Polo Sur, ya mide el equivalente a 28 millones de kilómetros cuadrados); son asimismo, responsables de la contaminación general del Medio Ambiente y de las Aguas superficiales y subterráneas; derraman petróleo en los Océanos y Mares, lanzan todo tipo de basuras, incluyendo basuras radiactivas, en esos Océanos, Mares, Lagos y Ríos; son los responsables de las matanzas inescrupulosas, por negocios sucios y pirastesco, de centenares o miles de especies de animales que ya este momento están en peligro de extinción; son los principales responsables de que, cada semana, desaparezca una superficie forestal superior al equivalente a 325 mil campos de fútbol en la Madre Tierra, pues estos seres humanos egoístas, malvados, criminales, negociantes sucios y sádicos, sólo piensan en acumular dinero y darse lujos de reyezuelos despreciables a costas de quebrar el equilibrio de la Naturaleza o Madre Tierra, a la cual le han clavado los puñales de típicos traidores, pues hasta se creen superiores a toda la masa de seres vivos reinantes en nuestro Planeta, cuya existencia, según astrónomos y geólogos, ya tiene una edad aproximada a los 4,500 millones de años.

Bosques cubrían la mitad de la Tierra, hace 250 años

Estos investigadores científicos mencionados, incluyendo por supuesto al ICECU, aseguran que hace 10,000 años, la mitad de la superficie del Planeta Tierra todavía estaba cubierta por bosques. Y hace 250 años, antes de que empezaran a establecerse las fábricas del mundo capitalista expoliador y salvaje, y que se desarrollaran los combustibles como el petróleo y urbanizaciones (o Ciudades), todavía la mitad, por ejemplo, de Estados Unidos, tres cuartas partes de Canadá y extensas regiones de Europa, eran bosques.

Según estimaciones científicas recientes, solamente una quinta parte de aquellos bosques y selvas originales siguen existiendo y se encuentran en la parte Norte de Canadá, en Alaska, en la parte Norte de Rusia y en algunas regiones del Amazonas, en América del Sur.

La voracidad, el afán de cazar dinero al precio que sea, no importa si se debe destruir el Medio Ambiente de toda una Región o comunidad, un Bosque, un Lago, un Río, o las fuentes de comida de los animales silvestres y domésticos…no, no, no importa, los capitalistas salvajes son precisamente voraces, infernales en relación a la Naturaleza, a lo cual se suma asimismo la ignorancia de algunos ciudadanos campesinos, por ejemplo, quienes igualmente proceden a derrumbar árboles para fincarse en un sitio sin dueños.

En Nicaragua, capitalistas salvajes arrancaron los bosques

Esto lo sostengo y acuso (en un libro los llamé Criminales sin castigo) por ejemplo a los capitalistas usureros que mediante leguleyadas y el apoyo terrorista de la Guardia Nacional somocista, sostén de la tiranía genocida de los Somoza en Nicaragua, se apoderaron de las Tierras de León, Chinandega, Managua, Granada, Masaya y Rivas, donde, en la década de 1950 del siglo pasado, procedieron a derrumbar de raíz los árboles de los bosques con centenares de tractores orugas, con el fin de limpiar tierras, para sembrar algodón.

Fue triste, horrible, ver cómo caían decenas de millones de árboles centenarios, y de cómo sus raíces eran sacadas del subsuelo por las potentes cuchillas mecánicas, para dar paso al egoísmo bestial de un grupito de capitalistas salvajes, que se impusieron gracias al accionar criminal de la Guardia Nacional de la dictadura somocista.

Yo personalmente los vi derrumbando los bosques. No me lo contaron, lo vi personalmente. Presencié cuando ceibones, guanacastes, genízaros, tololos, pochotes, cedros, caobas, corteses, guayacanes, guayabos, almendras, mangos, guayabas, nísperos, zapotes, jocotes, limones, naranjas, mandarinas, guanábanas, grosellas, zanzapotes, coyoles, cocos, nancites, anonas, aguacates, mamones, chapernos, madroños, tigüilotes, guácimos,…!todos caían por el empuje brutal, salvaje, de los tractores orugas¡

Esta destrucción general de nuestros bosques y el Medio Ambiente, inmediatamente ocasionó que estas Tierras de León, Chinandega, Managua, Rivas, Granada, se volvieran más calientes, y que desaparecieran, por supuesto, las frutas que alimentaban a seres humanos y animales tanto silvestres como domésticos.

No paró allí la destrucción natural de nuestras tierras. Cuando los capitalistas salvajes ya sembraron sus algodonales, empezaron a lanzar lluvias mortales de insecticidas desde aviones fumigadores, lo cual provocó más muerte de animales silvestres y domésticos, y al mismo tiempo morían envenenados los seres humanos trabajadores, ya fuesen los banderilleros, los que fumigaban con “motomochilas” en los hombros o quienes sencillamente andaban dedicados a ganarse unos cuantos centavos en faenas laborales de cultivo de los algodonales.

El cultivo del algodón le fue impuesto a los capitalistas vendidos o peleles de Nicaragua por el gobierno criminal de Estados Unidos, cuando este pierde definitivamente su guerra de agresión militar genocida en Corea del Norte.

Los capitalistas locales, oligarcas sucios y bandidos, se enriquecieron de manera fabulosa. Parecían reyezuelos dentro de mansiones lujosas, comportamiento de mucho lujo, usaban vehículos lujosos, ellos y sus hijos viajaban a estudiar al extranjero, mientras a nosotros los pobres nos llamaban “chusma”, y además formaban parte del coro criminal de la dictadura somocista, entre otros: Gurdianes, Argüello Cardenal, Venerios Plazaola, Enrique Bolaños Geyer, Langrand, Galos…

¿Y qué pasó con ellos? Bueno, cuando ya el gobierno criminal de Estados Unidos no necesitaba tanto algodón, porque ya producían ropa sintética, entonces disminuyeron sus compras de algodón en Nicaragua, y esta producción comenzó a decrecer, en la década del 70 del mismo siglo pasado.

Tierras y aguas repletas de venenos

Para entonces, las Tierras ya estaban destruidas, atosigadas de venenos, y para colmo hasta las aguas subterráneas están hoy contaminadas por esos plaguicidas y fertilizantes, los cuales se infiltraron en los suelos y llegaron hasta los lagos y corrientes de agua subterráneas. Hoy los pobladores chinandeganos y leoneses beben de esas aguas contaminadas, extraídas de los pozos artesianos dizque de “agua potable”.

Los capitalistas salvajes, piratescos, bucaneros y asaltantes de los recursos naturales nacionales, se fueron de Nicaragua. Seguramente, hoy tienen grandes sumas de dinero acumuladas en Bancos extranjeros. A nosotros nos dejaron sólo la destrucción total de los bosques, en los suelos y las aguas, como los huecos en las minas cuyo oro también se robaron; y también nos dejaron a varios miles de trabajadores bananeros, igualmente contaminados por estos venenos, mientras se mueren poco a poco.

A estos capitalistas salvajes, a sus jefes imperialistas yanquis, a sus lacayos cómplices locales, yo los llamo criminales sin castigo, pues por estos crímenes contra la Naturaleza o Madre Tierra nadie los ha juzgado y condenado, como merecen.

Tampoco han sido juzgado por Tribunales Internacionales, lo debiera hacer la Corte de las Naciones Unidas en La Haya, los jefes de los gobiernos y naciones industrializadas que más daño le han ocasionado a nuestra Madre Tierra con estos gases de efecto invernadero, por la contaminación general del Medio Ambiente, por la destrucción de los bosques de manera general, por la destrucción de las aguas superficiales y subterráneas, por echarnos encima contaminaciones atómicas al fabricar armas de exterminio masivo, todo lo cual hacen por la voracidad de dominación de unos cuantos malvados contra la inmensa mayoría de la población humana del Planeta Tierra, población que ya sobrepasada los 7,000 millones de seres humanos en todos los continentes.

Esta imagen que he contado sobre lo que nos pasó a nosotros los nicaragüenses con cultivos como los algodonales, bananales y cañales de los “honorables” Pellas (“Cónsules de los Agroquímicos”, según una periodista europea), por ejemplo, es como un ícono en pequeño de lo que le pasa al Mundo Entero en todo nuestro Planeta Tierra, pues los capitalistas salvajes, las naciones más industrializadas como Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Italia, Francia, Reino Unido, etc., son los principales responsables del drama climático que está enfrentando nuestra Madre Tierra o Naturaleza, y que inclusive amenaza la vida de seres humanos, animales en general y también a las plantas: árboles, matorrales y hierbas.

A lo largo de 4,500 millones de años la Madre Tierra o Naturaleza ha estado produciendo vida por medio del agua, aire, luz, temperaturas, nutrientes, y nos ha creado una atmósfera maravillosa para que podamos vivir en todas las latitudes, desde el Polo Norte, los Trópicos y la más helada Antártida, la cual tiene una extensión de hielo de 14 millones de kilómetros cuadrados. El Círculo Polar Ártico es relativamente pequeño, si lo comparamos con la extensión inmensa de hielo en la Antártida.

La vida en nuestro Planeta es tan inmensa y tan variada, que en Inglaterra, hace poco tiempo, un grupo de científicos analizaron o estudiaron un potrero de apenas de 400 metros de largo por 100 metros de ancho. En ese pedazo de terreno, cubierto por hierbas y matorrales, encontraron casi 700 millones de ácaros, o arañitas diminutas; 250 millones de una clase de insectos que se parecen a las tijerillas; 18 millones de abejones o ronrones y cerca de 135 millones de otros insectos. Encontraron, en ese pedacito de tierra, más de mil millones de animalitos. Si ese Medio Ambiente de ese potrero es destruido, se acaban esos mil millones de animalitos.

Algunos científicos aseguran que entre plantas y animales (incluidos los seres humanos) viven unos 10 millones de especies diferentes sobre la superficie de nuestra Madre Tierra y en los fondos marinos. Y sospechan que si se hace un estudio a fondo dentro de las montañas que todavía quedan, como en el Amazonas, seguramente se descubrirán unas 50 millones de especies distintas de animales todavía no conocidos.

Entre los animales clasificados por especies hasta el momento, en los libros de Zoología se afirma la existencia de los siguientes: 751 mil insectos diferentes, 250 mil plantas, 124 mil antrópodos (son animales que tienen patas con varias articulaciones, como las arañas y las garrapatas), 50 mil moluscos (son animales de cuerpo blando, algunos cubiertos con una concha dura, como los caracoles, las babosas y los pulpos), 47 mil hongos, 31 mil unicelulares (son animales formados por una sola célula, como las amebas), 270 mil algas (son plantas que viven dentro del aguamarina y dulce), 20 mil peces, 12 mil anélidos (son gusanos que tienen el cuerpo alargado, delgado y con anillos, como las sanguijuelas y los cienpies), 12 mil nematodos (son gusanos de cuerpo alargado, redondo, sin anillos, como los parásitos intestinales del hombre, de las gallinas y del ganado), 9 mil zoofitos (son animales que parecen plantas, como el “agua mala”, 9 mil aves, 6 mil 300 reptiles (son animales que se arrastran, aunque algunos tienen pies, como las serpientes, tortugas, lagartos, caimanes; 5 mil esponjas (son animales que no pueden moverse y viven sobre rocas o conchas sumergidas en el agua, casi todos viven en el mar, como las esponjas marinas y el coral; 4 mil 200 anfibios (así se llaman los animales que pueden vivir en la superficie terrestre y en el agua, como las ranas; y 4 mil mamíferos (son todos animales que al principio de su vida se alimentan de la leche de su madre, entre los cuales se cuentan los seres humanos).

Animales en peligro de extinción

Por estas mismas causas de los despales, contaminación de las aguas, caza indiscriminada e inescrupulosa de negociantes capitalistas salvajes, invasión del hábitat normal o tradicional de los animales, precisamente numerosos animalitos están ya en peligro de extinción.

En América, por ejemplo, están en peligro de extinción, los siguientes animalitos, Aves: Águila Calva, Cóndor Californiano, Halcón Peregrino, Pelícano Blanco y Tucán; Reptiles: Caimán Americano, Tortuga Marina, Tortuga Lora o Atlantic (En el caso de Nicaragua: garrobos negros y verdes, lapas, por ejemplo); Mamíferos: Armadillo Gigante, Ardilla Gris, Ballena Azul, Ballena Gris, Ballena de Groenlandia, Ballena Sei, Hurón de pies negros, Jaguar, Lobo Gris, Manatí de Florida, Marmota de Vancouver, Nutria Marina, Ocelote, Oso Grizzly, Oso Hormiguero Gigante, Oso Negro, Puma del Este, Tapir, Lobo Gris; Peces: Salmón del Atlántico.

En África, Reptiles: Gavial, Leatherback Turtle; Mamíferos: Burro Salvaje, Chimpancés, Elefante Africano, Gaur, Gorila, Gorila de las montañas, Guepardo, Hipopótamo Pygmy, Lemur Negro, Leopardo, Foca Monje del Mediterráneo, Perro Salvaje Africano, Rinoceronte Blanco; Peces: Salmón del Atlántico, Ballena Azul, Fin Whale.

Europa, Aves: Kagu, Kakapo; Reptiles: Atlantic Ridley o Tortuga Lora; Mamíferos: Ballena Azul, Ballena de Groenlandia, Ballena Jorobada, Ballena Sei, Foca Monje del Mediterráneo.

Asia, Aves: Ibis Nipon, Tokis o ibis crestada; Mamíferos: Ballena Azul, Ballena Gris, Ballena de Groenlandia, Ballena del Sei, Caballo Przewazki, Elefante Asiático, Guepardo, Hipopótamo Pigmeo, León de Asia, Leopardo, Leopardo de las Nieves, Nutria, Orangutantes, Oso Panda Gigante, Rinoceronte de la India, Tapir y Tigre.

Oceanía, Aves: Kakapo, Águila Morena o Filipina y Takahe; Reptiles: Tortuga Verde y Dragón Cómodo.

En el mundo entero, además, ya han desaparecido 600 lagos, miles de lagunas, decenas de miles de ríos grandes, medianos y pequeños, todos los cuales dependían de la existencia de los bosques, matorrales y hierbas cercanos.

600 lagos  y miles de ríos desaparecidos

Por ejemplo, en el Departamento de Managua, donde vivo en Nicaragua, sólo en uno de sus Municipios, llamado San Francisco Libre (al Norte de Managua-Capital), han desaparecido 35 ríos pequeños, debido, precisamente, a la destrucción de los bosques. La Península de Chiltepe, acompañante del Lago Xolotlán o de Managua, está completamente pelada de bosques, el Cerro de Motastepe, nutrido de árboles hasta hace unos pocos años, ya quedó pelado también. Y actualmente, algunos capitalistas voraces, salvajes, van también arrasando las pocas arboledas que quedan en las Sierras de Managua (al Sur de la Capital) porque ellos siguen construyendo repartos de lujo, para gente de lujo, no importando que se ponga en peligro la vida de la misma Ciudad de Managua, pues podría ocurrir que por la deforestación haya un nuevo aluvión, alud, derrumbe o avalancha de lodo, rocas enormes y árboles, como ya lo hubo en 1876, debido a lo cual Managua fue destruida.

Explicación final necesaria. Decidí escribir este artículo o consideraciones sobre el Cambio Climático Global, pensando, en primer lugar, que toda la vida sobre la superficie de nuestra Madre Tierra, incluyendo la de los seres humanos, corre peligro mortal por este llamado Cambio Climático Global.

Precisamente, este tema será parte de la agenda esencial de la reunión cumbre de jefes de Estado en Copenhague, en este mes de diciembre del 2009, a la cual asistirán, según las informaciones que he leído, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y otros representantes de naciones industrializadas poderosas, las cuales son directamente responsables del deterioro de la salud de nuestra Madre Naturaleza o Tierra.

Yo espero, sinceramente, igual que el resto de siete mil 200 millones de seres humanos en nuestro mundo terráqueo, que ahora sí se comprometan a implementar acciones inmediatas, directas, sin hipocresías, sin el cinismo que les caracteriza a algunos de estos capitalistas salvajes, porque el asunto de salvar la vida de los animales en general, salvar la vida de las plantas que todavía quedan, mejorar el Medio Ambiente para que sigamos viviendo sobre la superficie terrestre al menos otros 10,000 años, es un asunto impostergable de todos los seres humanos, y no sólo de los pobres, quienes somos los que sufrimos las consecuencias de los abusos malvados de quienes se dedican sólo a destruir y a robarse nuestro hábitat natural terrestre.
Dinamarca, sitio de esa cumbre, está cerca del Círculo Polar Ártico. Desde allí estos poderosos gobernantes mencionados, que cuentan con aviones muy poderosos, pueden desplazarse al Círculo Polar Ártico para ver personalmente cómo el disparo de las temperaturas está provocando el deshielo de manera veloz y extremadamente peligrosa.

Un viaje al Círculo Polar Ártico, ya retrocedido en 300 kilómetros, podría servirles también para que desde el aire puedan presenciar la inmensa y curiosísima actividad volcánica de Islandia, donde la Naturaleza o Madre Tierra nos muestra una mezcla extraordinaria de hielo encima y fuego de miles de grados brotando desde las entrañas de la Tierra hacia una superficie blanca, que se derrite por el calor de los volcanes y hervideros.

Fuentes consultadas: Artículos científicos situados en internet, publicados en periódicos y revistas, el Instituto Centroamericano de Extensión de la Cultura (ICECU) y programas internacionales especiales como los del DISCOVERY.

Managua, 2 de noviembre del 2009.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187 y 22703077.

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.

Ver todas las entradas por Pablo Emilio Barreto Pérez →

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente. Editar

← Managua “noqueada” hace 37 años

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.