Sofana Barreto en MOEA, en Cochabamba, Bolivia

Sofana Barreto en MOEA,  en Cochabamba, Bolivia

*Simulación de Asamblea General de la OEA aborda Seguridad Alimentaria y Políticas Públicas

*Participaron 10 estudiantes universitarios destacados de la UAM

*También la catedrática Ilsen Canales

*340 estudiantes de América Latina, Estados Unidos y Canadá, y 34 delegaciones, fueron participantes del 16 al 19 de mayo recién pasado

*Se discutieron y aprobaron 103 resoluciones, o propuestas, dirigidas a la Asamblea  General de Cancilleres

*Asamblea General de la OEA será del 3 al 5 de junio, en la misma Cochabamba

*Estoy orgulloso de mi hija Sofana y estamos contentos los padres y madres de estos diez jóvenes, porque son de los mejores en la UNAM, donde se han destacado en oratoria y debates interuniversitarios.

Pablo Emilio Barreto Pérez

Como es un asunto público, de interés continental, especialmente latinoamericano, escribo sobre la privilegiada participación de 10 estudiantes de la carrera de Diplomacia y Relaciones Internacionales de la Universidad Americana (UAM), de Managua, entre los cuales se cuenta mi hija Sofana Orquídea Barreto  Barrera, de apenas 19 años cumplidos, en el llamado Modelo o simulación de Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA),  efectuada del 16 al 19 de mayo de este año 2012, en la Ciudad de Cochabamba, en el altiplano de Bolivia, en el corazón o centro de la inmensa Cordillera helada de los Andes, la cual tiene casi 8,500 kilómetros de longitud.

Los otros jóvenes universitarios, hombres y mujeres, delegados de Nicaragua y de la UAM, son: Jorge Luis González, María Alejandra Miranda, Katerine López, Sandra Marcela Correa, Daniela Castillo, Carmen Laínez, Émely Delgado, Luisa Emilia Pérez y Luis Manuel Caldera, todos guiados por la catedrática Ilsen Canales.

Según la información que he leído en periódicos y en INTERNET, la OEA promueve la participación de grupos estudiantiles universitarios de América Latina, Caribe y Norteamérica, especialmente relacionados  con las carreras de Diplomacia y Relaciones Internacionales, para que se vayan familiarizando con las técnicas diplomáticas, de negociaciones bilaterales y colectivas; de cómo se hacen, discuten y se aprueban las resoluciones de la Organización de Estados Americanos, cada año; o de cómo funcionan asimismo el llamado Consejo Permanente y demás organizamos especializados de la OEA.

Para que estos estudiantes universitarios vayan, previamente,  al sitio en que se va a realizar la Asamblea General de Cancilleres, son seleccionadas las universidades, cuyas autoridades al mismo tiempo, seleccionan a sus mejores estudiantes en esta carrera, y en otras,  y en el caso de Nicaragua fueron seleccionados la Universidad Americana (UAM) y los diez estudiantes mencionados.

Este llamado Modelo de la Asamblea General de la OEA es el preludio de la reunión anual de cancilleres de las Américas del Norte, Centroamérica, Caribe y América del Sur, sin la participación de Cuba, la cual fue excluida o expulsada después del Triunfo de la Revolución Cubana, porque el gobierno norteamericano fue quien impuso la fundación de la OEA (en mayo de 1948) y su funcionamiento, con, al mismo tiempo,  una plaga de dictaduras militares sangrientas, todas al servicio del gobierno de Estados Unidos y sus empresas trasnacionales saqueadoras, entre otras tiranías: la somocista en Nicaragua, la de Batista en Cuba, Trujillo en República Dominicana, la de “Papa Doc” en Haití, Pérez Jiménez en Venezuela, Rojas Pinilla en Colombia, “Mi General Hernández” en El Salvador, etc., todas las cuales sostenían los intereses neocoloniales norteamericanos y de geodominio yanqui en América Latina.

Vale recordar aquí que hace 33 años precisamente se produjo un golpe de Estado en Bolivia, encabezado por uno de estos tiranos, cuando se celebraba la Novena Asamblea General de la OEA en La Paz, capital boliviana. Numerosos cancilleres participantes en aquella Asamblea General tuvieron que ser “custodiados” por militares  hasta el Aeropuerto, para que pudieran salir del país.

Ese geodominio imperialista genocida y de saqueo o robos de nuestros recursos naturales, ha ido cambiando, pues ahora funcionan organismos latinoamericanos que defienden las soberanías nacionales en favor de sus pueblos, como  Alternativa Bolivariana para los Pueblos (ALBA), UNASUR, y la recién creada Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, cuyos presidentes y ministros de Economía, Turismo, Ciencia y Desarrollo, Defensa, Relaciones Exteriores, etc., se reúnen sin estar esperando ahora recibir  órdenes del gobierno imperialista yanqui y de sus empresas trasnacionales voraces y depredadoras de nuestros recursos naturales.

Uno de los temas a debatirse en la 42 Asamblea General de Cancilleres  de la OEA, en Cochabamba, es, entre otros,  la Seguridad Alimentaria y Políticas Públicas. Y precisamente este tema fue uno de los que abordaron estos estudiantes universitarios integrantes del llamado Modelo de Asamblea General de la OEA.

También serán abordados, quizás, o seguramente,  otros temas pendientes de resolverse en varios países de América Latina, entre otros: La ocupación militar inglesa de las Islas Malvinas, de indiscutible soberanía argentina; las demandas nicaragüenses para que Nicaragua recupere más de 100,000 kilómetros cuadrados de Mar Territorial en el Caribe, apropiado por Colombia; los daños ocasionados por el gobierno costarricense mediante una carretera paralela al Río San Juan; y por su parte el presidente boliviano, Evo Morales Aymara, anunció oficialmente que de nuevo lleva ante los Cancilleres Americanos el reclamo de Bolivia para tener salida nuevamente al Océano Pacífico por el lado de Chile.

El presidente de este MOEA recién efectuado en Cochabamba, Isaac Ramírez Urra, chileno, estudiante de Administración Pública de la Universidad de Chile, es quien entregará el libro final de Resoluciones aprobadas por estas delegaciones estudiantiles americanas al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, quien a su vez las presentará al Pleno de la 42 Asamblea General de Cancilleres, la cual se inaugura este tres de junio y concluye el cinco de junio en Tiquipaya, una ciudad contigua a la Ciudad de Cochabamba.

Según el programa oficial divulgado, Ramírez Urra intervendrá durante la Asamblea General de Cancilleres, con el fin de abordar de forma general las temáticas y resoluciones aprobadas en el MOEA. Ramírez Urra insistirá ante los Cancilleres Americanos en que estos grupos de estudiantes americanos  representan intereses económicos, políticos, culturales, científicos, sociales, agropecuarios, de Soberanías Nacionales, etc., y que por esos motivos hacen propuestas sobre cómo mejorar condiciones de vida de los latinoamericanos, para que estas autoridades de políticas exteriores las tomen en cuenta.

Es preciso apuntar que Ramírez Urra, por ejemplo, ya concluyó una monografía sobre las razones políticas y militares que motivaron la Revolución Sandinista en Nicaragua. Esa Monografía ya la presentó para graduarse en la Universidad de Chile.

Estos grupos estudiantiles representaron, nuevamente,  a países, por designación, y en el caso de Nicaragua al grupo de los 10 jóvenes mencionados, les tocó representar o defender las políticas alimentarias y de “ayuda” a otros países por parte de Estados Unidos, cuyo gobierno, empresas trasnacionales y oligarquía industrial saqueadora y agresora, en el pasado se ha dado hasta el lujo de lanzar el trigo al mar (u Océano) mientras  centenares de millones de seres humanos se mueren de hambre en el Mundo, como ocurrió precisamente algo parecido cuando en Biafra (Nigeria, África)  morían de hambre seres humanos en las calles, caminos y montañas del continente africano. 

El régimen político, económico y militar norteamericano siempre ha sido “arribista”, agresor y saqueador de recursos naturales ajenos, y por tanto defenderlo en políticas alimentarias es una ironía y difícil justificarlo, pero…!eso les tocó a los chavalos universitarios nicaragüenses¡   Además, hicieron cabildeos y negociaciones intensas con otras delegaciones estudiantiles. Todas sus resoluciones fueron aprobadas por mayoría de votos.

Prácticamente, todas las delegaciones, unas individuales y otras en grupos de países, mostraron preocupación profunda por el tema de la Seguridad Alimentaria, sobre cómo las naciones más industrializadas o desarrolladas, como Estados Unidos mismo, Canadá y Brasil, por ejemplo, deben aportar fondos, tecnología, asesoramiento técnico, estudios de suelos y mejoramiento de los suelos mismo en cada uno de los países menos desarrollados, y en coordinación con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (perteneciente a la OEA), con el fin de aunmentar, mejorar la producción agrícola y pecuaria, hacer que funcionen mercados internos y regionales con intercambios y precios justos de los alimentos, para que todos los pobladores americanos tengan  acceso a la comida, sin estar sometidos a especuladores y mercados injustos como ocurre actualmente en muchas naciones del Hemisferio americano.

Fueron numerosos los temas de preocupación de estos 340 universitarios, incluyendo 10 jóvenes estudiantes de la Soborna de París (Francia), representando a Perú, entre otros:  Derecho Humano fundamental al agua potable y para usos, precisamente, en la agricultura y ganadería; Tráfico Ilícito de armas y  narcotráfico, cuyos carteles clandestinos ya tienen guerras sangrientas y mortales en contra de algunos Estados en América Latina y Estados Unidos.

Plantearon los estudiantes delegados en el MOEA la necesidad de incentivar apoyo a la micro, pequeña y mediana producción agrícola, especialmente cultivos originarios; y que el Fondo Hemisférico de Observadores de la OEA desarrolle proyectos prioritarios en la Región, relacionados con los temas abordados en esta simulada Asamblea General de la Organización  de Estados Americanos.

Todas estas resoluciones del MOEA son puestas a disposición de la Reunión de Cancilleres, o Asamblea General de la OEA, del 3 al 5 de junio próximo, en Piquipaya, ciudad pequeña, muy cercana a la misma Ciudad de Cochabamba, Bolivia.

Los costos del pasaje en avión a Cochabamba, más el alojamiento en hoteles seleccionados previamente, y los desayunos y cenas, incluyendo otros gastos, son asumidos por los padres y madres de los estudiantes universitarios. Lo mismo les ocurrió a todos los delegados, lo cual fue igual el año pasado 2011, cuando el MOEA se efectuó en San Salvador, El Salvador, también en  mayo.

En el caso de la UAM, sus autoridades realizaron diversas gestiones para que el viaje de los diez estudiantes no tuviera tropiezos de salida y de llegada a Bolivia. La OEA por su parte financió los gastos de su personal encargado de realizar la Asamblea General simulada. La actividad contó con la presencia de funcionarios del gobierno boliviano y del vicecanciller de Bolivia. También estuvo presente el Alcalde de Cochabamba.

Sofana Barreto Barrera, mi hija, ya ha participado en dos MOEA. El año pasado fue a San Salvador.  En la UAM se ha venido destacando en oratoria, en debates interuniversitarios, es una de las mejores estudiantes de su carrera en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Por estos motivos, inclusive, la han sacado en reportajes de la Revista de la UAM, en cuya portada y en páginas interiores salieron su foto y palabras escritas suyas en el último número de esta publicación.

Agradezco sinceramente, mil veces gracias, por el apoyo financiero que me dieron el ingeniero René Núñez Téllez, presidente de la Asamblea Nacional; Doris Tijerino Haslam, diputada nicaragüense en el Parlamento Centroamericano, y diputada Melba Sánchez, perteneciente al Parlamento nicaragüense, para que Sofana Barreto Barrera pudiese viajar a participar en este MOEA, efectuado esta vez en Bolivia.

Con el apoyo decidido, solidario, desinteresado de ellos tres: Núñez, Tijerino y Sánchez, más unos ahorritos de Sofana misma y de su madre, Anabelle Barrera Argueta, fue posible que mi hija hiciera este viaje a Cochabamba al MOEA, lo cual forma parte de su formación profesional futura.

Vale expresar que  personalmente me siento orgulloso de que mi hija Sofana Barreto Barrera, de apenas 18 años cumplidos, y cursando su tercer año de la carrera de Diplomacia y Relaciones Internacionales en la UAM, haya alcanzado ya un nivel de desarrollo académico trascendente, que espero siga su curso de manera modesta y segura al mismo tiempo, para que después de graduarse (son cinco años) sea una profesional exitosa, al servicio de la comunidad nicaragüense, al servicio de los intereses progresistas de la Patria Grande de Rubén Darío y del General Augusto C. Sandino.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.