MOKORÓN es vida para los managuas

MOKORÓN es vida para los managuas

*Mokorón es productor de oxígeno, sombra y comida por sus árboles, matorrales y hierbas;  recarga del acuífero de Managua y protección geológica para dos millones de pobladores capitalinos

*Mokorón es asunto de vida o muerte para dos millones de managuas

*Mokorón es un asunto medioambiental de Nicaragua, en defensa de  seres humanos, animales y de la Madre Naturaleza

*La Colina de Mokorón sigue sufriendo destrucción, pues, además del Estadio de Fútbol, le construyeron una trocha o carretera por detrás de ese Estadio, con rumbo al Noroeste, en dirección a zonas pobladas de Managua

Pablo E. Barreto Pérez

La Cordillera, o Sierras de Managua, llamada también Cuenca Sur, comienzan en el Complejo Volcánico de Masaya y termina en la orilla del Lago de Managua, un poco al Oeste de Mateare.

Los tupidos bosques, matorrales y hierbas,  que tenían estas sierras de Managua han sido arrancados durante varias décadas pasadas por empresas urbanizadoras privadas, propietarios de tierras y pobladores en sobrevivencia, al extremo de que actualmente sus suelos inestables y empinados desde del Barrio Camilo Ortega, Pochocuape, San Isidro Libertador, Monte Fresco y Altos de Ticomo,  hasta su cúspide de 925 metros de altura, ya se notan “pelados”, sin la cobertura vegetal mencionada, lo cual pone en peligro a Managua de ser destruida nuevamente por un aluvión como aquel del 4 de octubre de 1876.

Antes del Terremoto de 1972,  el Sur de Managua, desde la Calle Colón hacia el Sur, era conocido como “Voy para la Montaña”.

Los Lomos boscosos de El Crucero, partiendo de San Isidro de la Cruz Verde hacia la cúspide de Las Sierras, ya no existen. Encima de esos Lomos de El Crucero florecen repartos lujosos y calles adoquinadas y pavimentadas, sobre las cuales las correntadas pluviales se deslizan raudas cuesta abajo hacia el Lago Xolotlán, donde termina la llamada “Cuenca Sur de Managua”.

Los árboles, matorrales y hierbas protegen al suelo de la erosión, pues sus raíces mantienen “amarrados” esos suelos, facilitan la infiltración de agua o recarga hacia corrientes subterráneas para que tengamos de dónde sacar agua potable; impiden las corrientes violentas “cuesta abajo”, y hasta son barreras naturales para contener vientos huracanados y tornados.

Los árboles también son fuente de evaporación de agua para la formación natural de lluvias por medio de las nubes. En los árboles viven decenas de miles de pajaritos; bajo los árboles y en el suelo de la Colina,  se refugian animales silvestres.

En Managua ya no quedan bosques nutridos, ni colinas con la cantidad y calidad de árboles que tiene nuestro querido Mokorón.

Mokorón es uno de los últimos pulmoncitos boscosos que nos quedan a los managuas, ubicado entre los “lomos de El Crucero” y la planicie pendiente abajo, en la zona más poblada del Suroeste de Managua.

Mokorón es una colina, alargada, de más de 50 hectáreas, que puede protegernos de un posible nuevo aluvión destructivo, y, por supuesto, nos sigue suministrando oxígeno para que los managuas conservemos un Medio Ambiente Sano, y nos permite que se recargue parte del acuífero de la Capital, al menos en esta zona Suroeste de Managua.

Sin embargo, la Colina de Mokorón continúa siendo destruida. Después de herirla mortalmente con la construcción del Estadio de Fútbol, por ejemplo, posteriormente, hace poco tiempo, usando patroles o maquinaria pesada, abrieron una carretera o trocha por detrás de ese Estadio, hacia el Noroeste, lo que ha causado más erosión del suelo inestable y poniendo en peligro a la Ciudad de Managua con la posibilidad de un aluvión o derrumbe como el ocurrido en las faldas del Volcán Casitas, en Posoltega.

En Mokorón hay 150 especies de animales silvestres y aves: 105 tipos de aves migratorias y locales; 32 mamíferos, 17 reptiles y dos anfibios. Abundan las guardatinajas, garrobos, zorros y existen algunos venados.

En árboles tiene: ceibos, chilamates, matalaplos, higuerones, ojoches, pochotes, quebrachos, sardinillos, jocotes jobos, granadillos, moras, talchocotes, talalates, laureles, capulines, jiñocuabos, maderos negros, robles, etc.

Además, Mokorón reviste importancia histórica especial en Managua porque la Guardia Nacional somocista genocida ocupó esta colina boscosa desde 1956 a 1979, para convertirla en centro de torturas y asesinatos de centenares de jóvenes capturados, entre otros, David Tejada Peralta y la doctora Erlinda López. “Francisco “Chico Garand” Guzmán Fonseca asegura que el Mayor Óscar “Moralitos” Morales Sotomayor descuartizó  en Mokorón a David Tejada Peralta.

Por estas razones, venimos luchando por las vías legales y civilizadas, por las vías del Concejo Municipal de Managua y de la Asamblea Nacional de Nicaragua, para que por Ley de la Nación, Mokorón sea convertido en Reserva Ecológica, en Área Protegida, en un centro científico, en un área de conservación arqueológica e histórica, pues en Mokorón hay restos de centenares de jóvenes patriotas, en fosas comunes clandestinas que tenía allí la Guardia Nacional genocida o dictadura somocista.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.