Movimiento Comunal Nicaragüense más vigoroso al cumplir 33 años

Movimiento Comunal más vigoroso al cumplir  33 años

*Ya están decidiendo los Foros sectoriales de Vivienda, de Jóvenes, de Salud, de Género, de Educación y de la Escuela de Capacitación del MCN.

*El Consejo Nacional del MCN está integrado por delegados de territorios y por representantes de estos Foros.

*Estos Foros y la organización territorial han movilizado a más de 40,000 dirigentes y miembros comunitarios entre febrero y octubre de este año 2011.

* Con el gobierno sandinista actual, cambiaron las banderas de lucha. Por ejemplo, ahora las demandas no son por la entrega de títulos; las banderas son ahora por un suelo urbanizable y construir y mejorar viviendas, mediantes cooperativas comunitarias.

*Asamblea Nacional del MCN aprobó Plan Estratégico Quinquenal, que dinamiza quehacer del Movimiento Comunal Nicaragüense.

*Se está desarrollando una Agenda nacional nueva con accionar de foros temáticos y sectoriales, resoluciones del Consejo Nacional y quehacer en las comunidades.

*Comunidades organizadas deciden colectivamente en foros sectoriales y asambleas comunitarias.

*Poderes generalísimos del Coordinador Nacional pasan hoy a coordinadores departamentales y municipales, para dinamizar el funcionamiento comunitario.

*Por resolución de la Asamblea Nacional, se impone ahora nuevo estilo democrático de dirección, decisiones colectivas, y movilizante.

* Movimiento Comunal Nicaragüense se autosostiene y se moviliza con fondos de su voluntariado comunitario organizado.

*Este escrito está basado en una entrevista extensa con el coordinador nacional del Movimiento Comunal Nicaragüense, Douglas Pérez Bermúdez.

* Pablo Emilio Barreto Pérez

La Asamblea Nacional del Movimiento Comunal Nicaragüense aprobó el Plan Estratégico, el Plan Quinquenal, para cinco años; se ponen en primer plano los Foros Sectoriales Nacionales, a las decisiones colectivas de las comunidades, al contacto directo con la gente al organizar comunidades…¿ese Plan realmente se está aplicando, o sólo queda en papeles?

“La Asamblea efectivamente aprobó el Plan Estratégico y dos resoluciones. La primera resolución confirma y reafirma el contenido del Plan Estratégico quinquenal y lo ejecuta para el primer año; también aprobó su respaldo a la candidatura presidencial del comandante Daniel Ortega Saavedra.

“Estamos procurando cumplir las resoluciones de la Asamblea Nacional del MCN, celebrada en febrero pasado. La resolución fundamental de la Asamblea Nacional llama a que entendamos que el contexto que vivimos  con un gobierno  de corte popular del Frente Sandinista, necesariamente cambian las  banderas de lucha que nosotros teníamos con los gobiernos del neoliberalismo. No son las mismas banderas de lucha con un sistema presidido por el FSLN. Por ejemplo:  durante el neoliberalismo la consigna o demandas eran “educación gratuita, salud gratuita, ¡no a la privatización¡”.

“Nuestras banderas, nuestras consignas ahora, con el nuevo gobierno sandinista, están cambiadas porque la educación y la salud ahora sí son gratuitas. Ahora hay que trabajar para construir la Agenda nueva, la nueva consigna…ahora hay más adoquinado, más asfaltado, entregas gratuitas de materiales para techos, programas sociales como “Hambre Cero”, “Usura Cero”, entrega de decenas de miles de títulos de propiedad, “Operación Milagro”, más esfuerzos por construir viviendas populares. Es decir, hay una serie de programas sociales del presidente Ortega Saavedra, que quita banderas, o transforma, o modifica esas banderas de lucha de los sectores  populares.

¿Cuáles son los temas de la nueva Agenda del MCN?

“La Asamblea  mandató debatir por sectores y en la comunidad sobre ¿cuál es la nueva Agenda del Movimiento Comunal Nicaragüense?, en salud, en educación, en viviendas, en jóvenes, en género, como sectores. Hay un proceso de consulta con los compañeros y compañeras que participan organizada, voluntaria y conscientemente en esas áreas sectoriales de trabajo del MCN, para identificar sus banderas de lucha.

“Por ejemplo, en viviendas aparecen los temas del Suelo urbanizable y del Financiamiento estatal. Estamos convencidos de que el presidente Ortega ha impulsado programas de viviendas, pero creemos, como lo dijo ayer el comandante Arce Castaño en El Nuevo Diario, el financiamiento que hay en este momento está beneficiando  a los sectores de más altos ingresos, y no a los sectores populares. Eso lo reconoció el presidente Ortega a través del comandante Arce Castaño.

“La legalización de lotes, casas y tierras ya no es bandera de lucha…¿cuántos títulos ha entregado el comandante Ortega?,  ¿cuántos miles ya han sido legalizado? El presidente está legalizando, ¿qué nos queda ahora?, bueno, luchar por el suelo urbanizable y de buena calidad.

“En ese sentido, el proceso de construcción de la Agenda nueva continúa. Ya hemos concluido el proceso en Juventud, Viviendas, Salud, este 21 de octubre (2011)  hay una reunión para revisar y revitalizar el Tema de las Educadoras Populares del MCN.

 “El próximo mes de noviembre, después de las elecciones nacionales, vamos a trabajar el Tema de los Servicios Básicos: energía eléctrica, agua potable, gas licuado para cocinar, telefonía convencional y celular, el complicado asunto de la acumulación de basura, impuestos de Bienes Inmuebles, especialmente centrados en Managua, y también en el resto de Nicaragua.

“Además, trabajaremos los temas por Municipios, o sea, banderas de luchas municipales.

¿Cuántos pobladores han participado en estas discusiones para la Agenda nueva?

“Después de la Asamblea Nacional de febrero, el Movimiento Comunal Nicaragüense se ha dinamizado, se está moviendo, se está impulsando como una turbina, para echar a andar este proceso de la Agenda nueva. Tenemos un informe, con estadísticas, el cual muestra que en el proceso sectorial participamos, discutimos, debatimos, opinamos, unos 40 mil pobladores organizados, especialmente dirigentes comunitarios, de casi todo el país.

“Ahora vamos con el proceso territorial, es decir, ¿cuáles son las banderas comunitarias territoriales, en el barrio, en el Municipio? Vamos a cruzar lo sectorial con lo territorial, para plantearnos las banderas de lucha del país, para construir nuestra Agenda Comunitaria.

“Esto implica necesariamente revisar cómo nos organizamos. Antes teníamos “Comisión de Legalización en los Repartos Intervenidos y Asentamientos Humanos Espontáneos”. Estos ya están legalizados, y ahora no tiene sentido la “Comisión de Legalización”. Ahora que está surgiendo u organizándose, la Cooperativa para Viviendas, ya cambió la forma organizativa comunitaria del Movimiento Comunal Nicaragüense en estos lugares.

“Toda la dinámica de este gobierno sandinista cambia, nos obliga a cambiar la dinámica nuestra, pero esa dinámica la vamos cambiando en la discusión con la gente en la comunidad. Por ejemplo,  en la Ciudad de León aparece el tema de los comités de reclamos y Brigadas Solidarias para evitar que les corten la luz (energía eléctrica domiciliar) a los pobladores barriales. Eso es en León. Estamos discutiendo si esto es extensivo a todo el país.

“Estamos revisando también las formas organizativas, y si estas cambian, si lo que tenemos es un Movimiento de más de 200 Cooperativas de Viviendas, lo que sigue son las Centrales, las Federaciones, las Uniones y la Confederación de Cooperativas. La discusión es si se van afiliar al Movimiento, se van a asociar al Movimiento Comunal Nicaragüense, son del MCN, no son del MCN. Hay un debate que nos obliga a ver cómo  reacomodamos los Estatutos del MCN frente a esa nueva realidad organizativa y comunitaria. Finalmente, si hace falta, revisar nuestra Misión y Visión.

“La voluntad expresa de hace seis o siete años es que las instancias y cargos nacionales en el Movimiento Comunal, son cargos de facilitación y no concentración o centralización del poder. “Para asegurar esto, pensamos convertirlo en un método lo más democrático posible. Entonces, el siguiente planteamiento de la Asamblea es que revisemos los estilos de dirección. El que hace participa, no sólo es hacedor, es también decisor. Lo digo de otro modo. En algún momento, por ejemplo, se llama a los brigadistas de salud y les dicen: vayan a vacunar, pero ¿dónde se vacuna?, no lo deciden los brigadistas, lo deciden arriba, en el Ministerio de Salud, o se llama a consulta a los compañeros que hacen las cosas, y no a que tomen decisiones.

¿Qué funciones tienen los Foros?

“En nuestros Estatutos aparecen los Foros temáticos o sectoriales. Y el Foro, el que a mí más me gusta, tal vez porque yo participo de él trabajo personalmente, es el de Viviendas. Por ejemplo, el Primer Congreso de Viviendas, que lo acabamos de hacer en Estelí, reunimos  cuatro mil delegados. Esos cuatro mil delegados aprobaron, acordaron enviarle una carta al presidente Ortega Saavedra. También un formato de Ordenanza Municipal (Ley en el Municipio) para luchar por el suelo urbanizable para las viviendas populares y financiamiento estatal. Antes de llegar a este Congreso de Estelí, fueron ambas discutidas en todos los Municipios del país. Recibimos sus aportes, integramos esos aportes, de manera que la gente se identifica, sabe a lo que va, no va a un acto político manipulado, va clara de a qué va.

“Entonces nosotros, los dirigentes comunitarios nacionales, departamentales y municipales, somos facilitadores de ese proceso. Ese Foro toma decisiones. La decisión de ese Foro es de obligatorio cumplimiento para las instancias nacionales de decisión. No es el Equipo Coordinador, no es el Consejo Nacional del MCN quien toma decisión sobre viviendas, es la gente organizada en el Foro de Viviendas.

“Al Consejo Nacional, al Equipo Nacional y a la Asamblea Nacional les corresponde discutir y aprobar el Plan Estratégico Global, Visión y Misión Global, pero la particularidad del trabajo en un área le corresponde al área; entonces así, los de Salud se reúnen y  aprobaron su política de Salud. Esta Política de Salud la aprobó la Comisión de Salud, no el Consejo Nacional, por ejemplo.

“Eso permite, excluyendo Viviendas que fueron más de cuatro mil, permite que el Foro de Educación, Foro de Salud, Foro de Jóvenes, Foro de Género, Foro de Servicios Básicos, son seis Foros,  doscientos o trescientos participantes por Foro, hacemos 1,500 representantes de base discutiendo nacionalmente y tomando decisiones nacionales.

“¿Qué nos queda a nosotros (dirigentes nacionales)?, ¡asegurar que se cumplan esos acuerdos de los Foros¡, y que tengan coherencia, que no montemos en el mismo lugar, en el mismo día, dos actividades. Entonces, los roles han cambiado. Por ejemplo: el tema, que no siempre se entiende, por Estatutos nosotros estamos mandatados a entregar poderes de administración, que realmente son generalísimos, son igualitos al mío (coordinador nacional actual, Douglas Pérez Bermúdez), con un plazo de dos años, a cada coordinador municipal, siempre y cuando su Consejo Municipal lo solicite por escrito.

“Ese equipo tiene poder, de hacer lo mismo que nosotros hacemos nacionalmente, él lo hace a nivel municipal.

¿Para qué sirve ese poder administrativo?

“Este poder administrativo sirve para todos los efectos de Ley. Para asentir, asumir deudas, pagar deudas, hacer proyectos comunitarios, tener representación legal, toda tu gestión de bancos… las únicas excepciones son: vender o enajenar cualquier  bien del Movimiento Comunal Nicaragüense, porque la enajenación le corresponde a la Asamblea y al Consejo Nacional. En mi poder generalísimo también aparecen estas excepciones. Después todo lo que compete a una figura jurídica, lo tiene todo en ese poder, porque mi idea es, yo le digo a los muchachos (dirigentes comunales nacionales), que San Pedro del Norte, al Norte del Departamento de Chinandega, qué voy a coordinador a San Pedro del Norte, el coordinador de San Pedro del Norte es de San Pedro del Norte, las decisiones de San  Pedro del Norte las toman los miembros del MCN de San Pedro del Norte.

“Entonces, explico, de repente el coordinador de San Pedro del Norte tiene que venir hasta aquí (en Managua) a buscarme para que yo le firme una autorización para  abrir una cuenta de banco. ¡Es locura¡ Él tiene su poder y lo ejecuta, y tiene que rendirle cuentas a su gente en San Pedro del Norte, porque, además, pasa esto, dice un compañero, vengo a renunciar ante vos. Yo le digo: esperate, yo no te elegí. Vos renunciá ante tu gente, porque tu gente te eligió, yo no soy tu jefe, tu jefe es tu gente. En todo caso, renunciá ante tu gente y luego me informás que ya renunciastes. Que te aceptaron tu renuncia.

¿Estilo más democrático? ¿MCN movilizándose, dinamizándose en todo el país?

“Necesitamos realmente abrir el tema de un estilo más democrático en el Movimiento Comunal Nicaragüense. Luego, la Asamblea nos mandó ir a la Comunidad, efectivamente. Todo lo de la  Agenda Comunitaria del MCN tiene que ver con la Comunidad, pero, además,  una comunidad movilizada.

“La Asamblea  orientó una asamblea en Managua para el nueve de septiembre, para el 33 aniversarios del MCN. Esto lo discutimos en el Consejo Nacional y la reflexión fue que en el contexto en que estamos, las condiciones electorales, con todos los “decires” de que “el Movimiento Comunal no existe”, entonces lo que pensamos es que lo más sano era hacer varias actividades de mediano tamaño en varias localidades Nicaragua, en vez de una sola asamblea.

“Y hacer la actividad del 9 de septiembre hasta el 26 de febrero. Entonces, ¿qué hicimos? El Foro de Jóvenes (hombres y mujeres) en Masaya con 1,500 jóvenes, el acto del 33 aniversario en la Ciudad de León con 4,000 personas, el Congreso de Viviendas en Estelí con 4,500 activistas y dirigentes comunitarios del MCN, dos Ferias de Salud comunitaria, una en El Cuá y otra en la Ciudad de El Viejo, Chinandega; en ambas estuvieron presentes más de 3,000 miembros comunitarios.

“Todo esto como proceso organizativo, movilizativo y fortalecimiento. Hay reuniones municipales y departamentales de base, entonces tenemos presencia movilizativa del Movimiento Comunal, de un MCN fortalecido.

¿Cómo se sostiene el MCN? ¿Con qué fondos? ¡Voluntariado y conciencia¡

“El último elemento de lo que estamos hablando es ¿cómo sostenemos este Movimiento Comunal Nicaragüense? Porque hay un mandato de Asamblea de hace  seis o siete años de que nosotros tenemos que cambiar nuestra Visión, nuestra acción, nuestra actitud de ONG y convertirnos más en un movimiento popular. ¿Cuál es la diferencia? En el ONG si no tenés para el refrigerio, si no tenés para el almuerzo, no hay taller de capacitación. En el Movimiento Popular eso debe hacerse con solidaridad, con amor, con conciencia.

“Entonces, hemos empezado un proceso de reflexión. Y es que nosotros no podemos estar esperando que nos llueva maná del cielo, de la Cooperación Internacional o del gobierno. Estamos impulsando un cambio cultural. Y así, por ejemplo, aprobamos que todos los funcionarios que trabajamos y devengamos un salario en el MCN, debemos cotizar, porque no cotizamos, ¿por qué?, porque, además, estamos planteando, por ejemplo, acciones como la del Foro de Viviendas, pongámosle para movilizar cuatro mil comunitarios, son necesarios 80 autobuses puestos en Estelí, para transportarlos. Esto te indica que 80 por cinco mil, fácilmente redondeás casi 400,000 córdobas. ¿Cuánto puso el Centro Cooperativo Sueco, que nos apoyó, para el acto como tal, 70,000 córdobas, ¿cuánto puso la gente?,  330,000 córdobas, porque la gente llegó a Estelí después de vender bonos, de recoger dinero y de pagar su pasaje a Estelí.

“¿Qué pusimos nosotros, la dirigencia nacional: los toldos, la tarima, el grupo musical, las mantas rotuladas. Entonces, vos movilizás a la gente para que sostenga sus luchas. ¿Cómo lograr eso? Sólo que sean verdaderas luchas de la gente. Si no son luchas de la gente, la gente no irá. Porque la gente puede ir a una actividad en la que le vas a dar comida y le vas a pagar el pasaje. Vos le decís andá a la actividad, pero no les da ni comida ni transporte, va sólo si está convencida de que es justa y legítima la bandera de lucha.

“Ese tema de sostenibilidad es clave para asegurar la legitimidad del Movimiento Comunal Nicaragüense y el reconocimiento de la gente nuestra. Puedo asegurar que el movimiento de viviendas es legítimo: es autónomo, es sostenible, en tanto la gente está identificada con esta bandera de lucha.

“Eso es cambio en la cultura. Sin menoscabo de otras organizaciones, aquí aparecen organizaciones convocando a movilizaciones, y dicen: “las 400 organizaciones que integramos tal cosa, convocamos, y mueven 5,000 ponele; nosotros, en cambio, somos una sola organización, un área de la organización, nada más.

“Además, a esas organizaciones referidas les cuesta entre ocho y diez dólares mover a cada persona. Para mover 5,000 les costaría 50,000 dólares.  Es decir, con un millón 100,000 pesos menos. Y no estoy compitiendo con otra organización, pero es que la naturaleza es diferente. La lógica de movilización es diferente. Esto es un cambio cultural, y pensamos que puede aportarle mucho al país.  También en la lógica de que la gente al apropiarse, reacciona. Aquí aprovecho para decirte que nosotros festejamos como una victoria nuestra que el comandante Daniel Ortega Saavedra haya expresado que el crédito que se está dando a través del gobierno no está beneficiando como él quisiera a los sectores populares, porque eso lo dijimos nosotros desde que empezó ese crédito.

“Para nosotros, en el MCN,  es un indicador de la justeza del planteamiento que hemos venido levantando durante estos últimos tres años. Cuando lo empezamos a decir, algunos nos dijeron que estamos contra el gobierno, que éramos ”contras”, agentes de la CIA (Agencia de Inteligencia criminal de Estados Unidos) y no sé qué otras cosas, que sus congresos eran en contra de no sé quién, etc.

“Aquí nos demuestra la justeza de las reinvindicaciones que la gente ha levantado, teniendo como instrumento al Movimiento Comunal Nicaragüense. ¡Estamos de fiesta, debido a esto que menciono¡

¿El Movimiento Comunal está dinamizándose, generando impulsos como los de una turbina?

El Movimiento Comunal está en movimiento. Te voy a contar una anécdota que nos pasó hace unos tres meses. Me puse a revisar, por curiosidad, cuántas actividades teníamos en un fin de semana, bajo el control nuestro, y teníamos 14 actividades diferentes. En esas 14 actividades habían 8,000 dirigentes y miembros comunitarios del MCN participando. Estamos hablando de sólo las que nosotros administramos, ¿y las que hace la gente sin que nosotros lo sepamos?, pues la gente del MCN por sus necesidades se reúne con frecuencia en las comunidades, y no necesariamente reporta formalmente esas reuniones.

“-Así que el Movimiento Comunal Nicaragüense está en movimiento ahora. Es decir, todavía, claro está, tenemos zonas, sectores débiles, Departamentos de Nicaragua en que estamos débiles. La búsqueda de ir a la Comunidad, es la necesidad de fortalecer nuestra vinculación con la gente en las comunidades.

“No todo es color de rosa. Hay Departamentos donde hemos venido desapareciendo en algunos municipios. Ya no estamos en 125 municipios, como antes. Hoy estamos en 80 municipios del país, ya no los 125 mencionados.

“Tiene que ver esto asimismo con los cambios que se están operando y en el desarrollo del trabajo comunitario renovado y fortaleciéndose. Lo que queremos es avanzar, obviamente,

¿Se van a reconquistar los municipios perdidos?

“Esa es la idea. Estos eventos ya mencionados contribuyen a propagar el accionar del Movimiento Comunal Nicaragüense. Yo sigo con Viviendas (Comisión de Viviendas). Por ejemplo, hoy en todo el Departamento de Matagalpa no existe una cooperativa de viviendas, impulsada por el MCN. Se dio el Congreso de Viviendas en Estelí. La gente o pobladores matagalpinos organizados en el MCN fueron al  Congreso, eran casi 700, sabían a qué iban, pero sin tener una sola cooperativa. Después del Congreso, las y los compañeros de Matagalpa, me llaman por teléfono y me dicen aquí hay posibilidades de organizar  de cinco a diez cooperativas, porque la gente quedó convencida de la necesidad de organizarse en cooperativas de viviendas.  En cuatro municipios de Matagalpa vamos a hablar y organizar cooperativas.

“Así nos pasa con la temática de Salud. Con Salud andamos en Rancho Grande (Matagalpa), en Tuma-La Dalia, en El Cuá (Jinotega), vamos a Wiwilí (Nueva Segovia-Jinotega). Entonces, por la temática de Salud también penetramos en estas zonas del Centro y Norte de Nicaragua.

¿Seguidores del General Sandino?

“Igual, por la Vía de la Comisión o Foro de Jóvenes, tocamos municipios. Estamos en este proceso. La idea es fortalecer al Movimiento Comunal.  Es clave. Vos sabés  que en el contexto en que estamos  y en la lógica del gobierno, además cualquier gobierno lo haría,  este gobierno tiene  un proyecto de participación propio. Toda su propaganda, como debe ser, apunta a ese proyecto. Entonces, ¿qué necesitamos nosotros? ¡También hacernos propaganda, y moralizarla. Por ejemplo, la actividad del 21 al 26 de febrero del 2012, va a ser en Managua, porque la vamos a dedicar al General Augusto C. Sandino. Nuestra Agenda Nacional queremos que sea una Agenda que encierre el pensamiento sandinista, pues una de nuestras banderas son las cooperativas, que fue uno de los planteamientos fundamentales de Sandino; cómo Sandino abordó el tema sobre la Mujer, para hacer realmente una Agenda congruente con el pensamiento ideológico que nosotros decimos tener.

“En homenaje a Sandino, con la actividad de Managua, nosotros tenemos planeado movilizar a diez mil personas, para la aprobación de la Agenda Comunitaria Nacional del Movimiento Comunal Nicaragüense. Estas diez mil personas deben haber conocido, antes de la Asamblea, aportado y aprobado esa Agenda Comunitaria Nacional.

¿Cómo funciona el Plan Estratégico o Plan Quinquenal?

Eso violenta los Estatutos del MCN, porque la Asamblea Nacional son 300, pero vamos a hacer una Asamblea con 10,000, es una seña de fortaleza política. Vamos a hacer asambleítas previas, para legitimar también la Agenda Comunitaria. No es la Agenda hecha por un coordinador, uno de salud, en fin, es la Agenda Comunitaria hecha por la gente que nosotros intentamos movilizar por sus derechos humanos.

“Eso es el Plan Estratégico, aprobado por la Asamblea Nacional en febrero pasado. Así creemos que estamos aportando. Así estamos aportando al cumplimiento del Plan.

¿Cómo se dispone el Consejo Nacional del MCN para darle cumplimiento al Plan Estratégico, a todo ese quehacer renovado y movilizado del Movimiento Comunal Nicaragüense?

“Te voy a decir una cualidad de los Estatutos vigentes, y  es que nosotros tenemos espacios de decisión como el Consejo Nacional, la Asamblea Nacional, que tienen representación territorial y sectorial. Es decir, en el Consejo Nacional tenemos cuotas de miembros del Consejo por territorios. En el Consejo hay gente de cada Departamento de Nicaragua, dependiendo del peso  específico que en un momento determinado tenían. Y también hemos abierto al Consejo a jóvenes, a mujeres, a gente de viviendas. Entonces, el Consejo integra todo el espacio. El Consejo es un punto de socialización, de aportes a todos los procesos. Vos tenés compañeros del Consejo Nacional de San Lucas, en Somoto, Departamento de Madriz (Norte de Nicaragua); de San Juan del Sur, Rivas; hasta Boaco, Santo Tomás y Acoyapa, Chontales; la Costa Atlántica está fuera ahorita. Entonces, tu Consejo Nacional está dispuesto territorialmente. El Consejo discute lo más global del quehacer del Movimiento Comunal Nicaragüense.

Se está gestando una Federación del MCN movilizado

“El Estatuto vigente permite que un Foro de Salud, por ejemplo, elija la directiva nacional en Salud. El Foro Nacional de Género tiene facultades para elegir su directiva nacional. Esos compañeros y compañeras electos en esos Foros, necesariamente son parte del Consejo Nacional y de la Asamblea Nacional del Movimiento Comunal Nicaragüense.

“Es un proceso organizativo realmente, si lo queremos ver en términos jurídicos, federativo. Lo que pasa es que no todo mundo lo acepta, pero tenemos una especie de  Federación. Si vos te fijás territorialmente cada Departamento tiene poder de decisión plena. Lo único que un Municipio no puede hacer es vender, enajenar, en relación al poder que yo tengo como representante legal del MCN.

“Si cada sector puede elegir su directiva, ¿en qué termina convirtiéndose el Consejo?, en  la Confederación o la Federación Comunitaria, que integra las decisiones territoriales y sectoriales. Racionalmente creo que tenemos que apoyar la formación de la Federación del MCN. No todos compartimos esta idea, porque está el temor del nombre, de la unidad, el Movimiento Comunal Nicaragüense es ya como una marca, como una patente “valga la ingrata comparación con el los derechos de autor”. El Movimiento Comunal es el Movimiento Comunal Nicaragüense,  En cambio, una asociación funciona con 40, 60. Nosotros necesitamos avanzar, dar saltos organizativos y los estamos dando sobre todo en lo cultural, no estamos preocupados por lo jurídico, no estamos preocupados por si nos llamamos o no nos llamamos Federación. Los que hacen salud, deciden sobre salud; los que hacen viviendas, deciden sobre viviendas, los que hacen educación, deciden sobre educación, y lo que tenemos que hacer después es recoger ese paquete, e incorporarlo al quehacer nacional del Movimiento Comunal Nicaragüense”.

Comisión y foros de educación comunitaria son una mezcla de fortaleza organizativa y sabiduría popular del Movimiento Comunal Nicaragüense

*MCN cuenta con 1,328 procuradores escolares, atiende unos 800 preescolares comunitarios, cuenta con educadoras populares, tiene coordinación con el Ministerio de Educación, organiza a padres y madres de familia para el aporte de alimentación complementaria en los preescolares comunitarios

*El MCN cuenta con foros educativos departamentales y municipales y un Foro Nacional de Educación. También tiene una Comisión Nacional de Educación, la cual coordina los trabajos de estos foros y todo el quehacer educativo comunitario del Movimiento Comunal Nicaragüense

*Padres y madres de familia y las comunidades aportan voluntariamente esfuerzos y dinero para mejorar la atención alimenticia de los niños y niñas de preescolares, por ejemplo.

*Esta entrevista periodística fue concedida por Ramón Gámez, coordinador de la Comisión Nacional de Educación del MCN

Pablo E. Barreto Pérez

¿Qué aspectos sectoriales o temáticos son los más destacados en Educación Comunitaria del MCN?

“La parte fundamental que tenemos es el trabajo en Educación Preeescolar Comunitaria. En el caso de primaria, el enfoque nuestro es en primero y segundo grado. Para eso acabamos de terminar un proceso de evaluación, y estamos en el proceso de construcción de la Agenda Comunitaria de Educación. De igual manera estamos trabajando en la micro-localización y rastreo para que ningún niño o niña se quede fuera del sistema escolar público.

“Esto lo hemos hecho en unos 25 municipios, entre ellos,  dos cabeceras departamentales. Hemos trabajado con Educadoras Comunitarias, maestros, directores de escuelas, padres  y madres de familia que tienen hijos tanto en preescolar como en primaria, líderes comunitarios, trabajo con adolescentes y jóvenes; y también el trabajo comunitario que estamos haciendo con niñez.

“En la actualidad estamos luchando porque se garantice la permanencia de los niños y niñas en las escuelas públicas, y el proceso que tenemos de evaluación, precisamente, por ejemplo en el caso del proyecto  que tenemos con Save Children en Ocotal y Somoto (Nueva Segovia y Madriz, respectivamente), estamos terminando hoy la evaluación trimestral de esos dos municipios. En estos dos lugares, en coordinación con el Ministerio de Educación, por cierto muy armoniosa en numerosos municipios del país,  nos ha permitido fortalecer las relaciones  para que los niños y padres de familia estén motivados para que los niños y niñas sigan estudiando sin tropiezos, y que las madres y padres sigan comprometidos en la educación de sus hijos.

“Es importante señalar que en este trimestre hemos estado trabajando con los Consejos Escolares. Nosotros contamos con instancias municipales de educación. Tenemos Comisiones y Foros de Educación. Hemos tenido tres reuniones de la Comisión Nacional de Educación del Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN), en este año 2011.  Primero analizamos el primer semestre educativo en los municipios en que tiene incidencia el MCN.

“En la tercera reunión  trabajamos todo el proceso metodológico para la consulta y valoraciones de la Agenda Comunitaria sobre Educación. Aquí trabajamos también de manera coordinada con el Foro Nacional de Educación del MCN. Con los miembros de este Foro hemos montado varios eventos. Estamos trabajando en conjunto para hacer la nueva Agenda Comunitaria con el Foro de Educación, para los próximos cinco años, ajustados al Plan Estratégico o Quinquenal del MCN.

“En esto es importante también, para nosotros, la labor que han desarrollado los y las procuradores escolares comunitarios. Comenzamos con 1,325 procuradores escolares comunitarios. Estos han jugado un rol importante a nivel de los territorios, fundamentalmente para que no se esté cobrando, lo cual totalmente se ha eliminado con el funcionamiento por las políticas de educación gratuita de este gobierno, que para nosotros ha sido fundamental. Los padres de familia, dentro de las políticas del gobierno, hemos estado trabajando en conjunto,  se han venido organizando para apoyar en la complementariedad  de la alimentación de los niños y niñas, que da el gobierno a través de los preescolares comunitarios como preescolares formales.

“También  hemos tenido Festivales  Comunitarios de Educación, en los cuales participan niños y adultos, padres de familia, líderes comunitarios, esto para motivar, sostener, y de cara a que ya estamos en la etapa final, de las promociones en los colegios.

“En esta etapa de fin de año escolar, los padres y madres se organizan, hacen actividades recreativas, recaudan fondos, para que las promociones sean promociones comunitarias, como lo hemos haciendo en años anteriores.

“Este año creemos que tenemos que hacer promociones muy motivadoras, donde el niño, por ejemplo de tercer nivel, que pasa a primer grado, el del primero grado que pasa a segundo, y así sucesivamente, porque las promociones no sólo son en educación superior, sino en la educación preescolar, para que el niño se esfuerce en primero, a segundo nivel, a tercero y así sucesivamente.

“Asimismo, hemos venido trabajando en la campaña en lo que el gobierno ha llamado la Gran Batalla por el Sexto Grado. En esto hemos trabajado en conjunto con el Ministerio de Educación, y esto ha permitido  se logre que los niños de educación primaria, que es una de las metas a alcanzar, porque logrando que todos los niños pasen su tercer grado, vamos o iremos eliminando para siempre el analfabetismo en Nicaragua.

“Sobre esto, hemos venido aportando con nuestros líderes comunitarios para toda la campaña y el trabajo que hemos venido haciendo en la reducción del analfabetismo en nuestro país.

Hablaste de 1,328 procuradores comunitarios escolares, ¿cuántos realmente hay actualmente?

“En este momento andamos con un haber de unos 800 procuradores escolares, y ¿por qué esto?, porque muchos de estos 1,328 procuradores han ido jugando otro rol importante, pues están en los Foros de Educación Comunitaria del Movimiento Comunal Nicaragüense, están en las comisiones, han ido escalando en distintas instancias organizativas del MCN, están en los Consejos  Populares Municipales, están ubicados en los Consejos Populares Intermunicipales, siempre están activos estos 1,328 procuradores escolares comunitarios, cumpliendo otras tareas educativas integrales dentro del MCN.

“Es importante también resaltar que en los territorios tenemos  alianzas con otras organizaciones  que trabajan el tema de la Educación, por ejemplo, el caso del Instituto de Promoción Humana (INPRHU) y Libros para Niños. Con ellos hemos establecido una buena relación  de trabajo, con la finalidad de ayudarle a los niños y niñas de las escuelas en que tenemos presencia, para que esos niños  y adolescentes salgan bien en sus estudios, y no se nos queden fuera de la escuela.

¿Cuántos preescolares comunitarios hay actualmente?

“Andamos con alrededor de unos 500 preescolares comunitarios, en determinados departamentos. Por ejemplo, tenemos los datos de Ocotal, Somoto,  de Chinandega, en Managua. Estamos actualizando el censo, para tener estos datos exactos, lo cual tiene que ver con el Plan de Lucha que vamos a trabajar con las Educadoras Comunitarias.

¿Qué cantidad de niños hay en esos preescolares comunitarios?

“Cada preescolar tiene entre 15 y 25 niños en cada uno.

Hablaste de alimentación complementaria, ¿qué es eso?

“La alimentación complementaria es un trabajo que han venido haciendo los padres y madres de familia, en este caso, lo que no puede dar el gobierno. El gobierno da lo esencial, el frijol, el aceite, lo más esencial, digamos. Los padres de familia se organizan para buscar la chiltoma, tomates, y tienen varias formas de trabajo, hay padres y madres de familia que se organizan en turnos y hacen la comida en su casa, y otros,  lo hacen dentro de la Escuela. Otros, colectan el dinero y le pagan a alguien para que haga esa comida complementaria de los niños y niñas. Esos padres y madres de familia siempre hacen este complemento alimenticio para sus hijos.

Mencionastes Foros y Comisión Nacional, ¿cuál es la diferencia?

“La diferencia es que la Comisión Nacional de Educación es la que rectorea  la Educación en el Movimiento Comunal Nicaragüense, la cual está integrada por todos los representantes  de las cabeceras departamentales y de algunos municipios priorizados por nosotros.  El MCN de todo el país está representado en esa Comisión Nacional, conformada por 25 compañeros y compañeras.  La diferencia entre la Comisión y el Foro es que hay foros a nivel municipal, integrados estos por 25  y hasta 30 representantes de los territorios de barrios y zonas rurales del Municipio, por ejemplo.

“El Foro Nacional  está integrado, fundamentalmente, por quienes trabajan el tema de educación, como los procuradores comunitarios escolares, educadoras populares, maestros, líderes comunitarios, madres y padres de familia, son las expresiones de los territorios. Hemos logrado también la integración de representantes de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

“El primer Foto Nacional lo tuvimos con Miguel de Castilla Urbina cuando este era el Ministro de Educación, el cual se produjo cuando entró en vigor la eliminación de los cobros por educación privada, que habían impuesto los gobiernos neoliberales. Esa vez firmamos un convenio con el Ministro de Educación. Estuvimos allí 160 representantes de todo el país. Esa vez quedó constituido nuestro Foro Nacional de Educación.

Hablaste también de Festivales, ¿qué significa eso?

“En el Movimiento Comunal tenemos varias experiencias, en este caso, se trata de Festivales Comunitarios en Educación, los cuales se componen de actividades culturales, deportivas, quermes para recoger fondos, piñatas, todo para motivar a que la educación de los niños y niñas sea algo prioritario en el Barrio y en la Zona rural, y para que quienes estamos involucrados en este tema, trabajemos cada vez mejor.

“Estos Festivales Comunitarios son aportes de la gente, a nivel de territorios, y en el caso de nosotros, de proyectos con Save Children, en Ocotal y Somoto, allí aportamos para compra de pelotas, caramelos, piñatas, o mandamos los materiales y las educadores populares fabrican las piñatas. Es un actividad muy bonita, porque también nos permite la recolecta de fondos (dinero), para estos Festivales, y la propia gente recolecta para la compra de  estos materiales, pues se trata de sus hijos, ubicados en las escuelas públicas. Rescatando los juegos tradicionales, dinámicas populares, etc.

“En Nandaime, Granada, el gobierno municipal contribuye con las educadoras populares. Les da un aporte en alimentos, para sostener la educación preescolar comunitaria.

Todo esto es voluntario, ¿cómo hacen para montar estas actividades en el país?

“Esta es la sabiduría popular de 33 años de existencia del Movimiento Comunal Nicaragüense. La gente ha aprendido a hacer sus aportes, para realizar sus propias actividades comunitarias, por el amor a la niñez, el cariño por sus hijos. En los procesos de capacitación que hemos tenido, los padres y madres de familias se han venido compenetrando de la importancia de lo que son los derechos comunitarios y humanos, la defensa de estos derechos de los niños y adolescentes, sobre la reducción del mal trato a los niños, la permanencia de los niños en las escuelas, los compromisos de los padres y madres de familia de ayudarles en sus casas y ayudar en las escuelas. Como aspecto fundamental hemos construido la estrategia de articulación comunitaria en educación, trabajado con Save de the Children y consultado con el liderazgo de país”.

Jóvenes del MCN  juntan vigores con experiencia de adultos

*Foros juveniles dinamizan al Movimiento Comunal Nicaragüenses

*Agendas comunitarias juveniles construyen sus Agendas juveniles propias

*Estos foros promueven  conocimientos sobre salud reproductiva, deportes, cultura, armonía organizativa con adultos que son maestros en la historia y organización del MCN

*Los jóvenes comunitarios, voluntarios, también ya se están profesionalizando en universidades para realizar trabajos comunitarios de mejor calidad

*Este movimiento juvenil, organizado en foros municipales, departamentales y nacional, coordina asimismo con Alcaldías sobre Medio Ambiente y presupuestos municipales anuales, destinados a niñez, adolescentes y jóvenes

*Pablo E. Barreto Pérez

Este trabajo está basado en entrevista con Marlon Putoy López, coordinador de la Comisión Nacional de Jóvenes del MCN:

Los jóvenes (mujeres y hombres) del MCN son de los miembros más dinámicos en el quehacer comunitario, ¿cuál es el perfil actual de este movimiento juvenil en el Movimiento Comunal Nicaragüense? ¿Qué ha habido, qué hay y qué habrá en el futuro?

“Dentro del perfil del Programa Nacional de Juventud, se promueve  el relevo generacional e institucional en los diferentes espacios de toma de decisiones. Para eso, la formación política y académica de las y de los Jóvenes representa nuestra línea de partida en la búsqueda de la construcción de un contingente de líderes, agentes de cambio para y desde sus comunidades.

Consecuente con la importancia de preparar a la Juventud organizada en el MCN se facilitó el Diplomado de Juventud, Ciudadanía y Desarrollo Comunitario” dirigido a líderes Comunitarios jóvenes, lo que les permitió tener herramientas para la incidencia política, y para la organización del trabajo comunitario con metodologías propias de la juventud, con una forma nueva de organización, con una visión del “bien común para todos”, la solidaridad y el trabajo colectivo, en este caso “Metodología de Educación Popular”.

Lo posterior al Diplomado ha sido la multiplicación de ese conocimiento. Con lo cual se pretende llegar a más 600 jóvenes en un período de seis meses, todo enmarcado en el Plan Estratégico o Plan Quinquenal del MCN, a partir del mes de octubre del 2011.

El proceso que hemos llamado “Replicas del Diplomado”, será facilitado por las y los 45 jóvenes  capacitados en la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI), porque también tenemos planeada la profesionalización de nuestros cuadros juveniles o voluntariado social del Movimiento Comunal Nicaragüense, porque el hecho de que tenemos jóvenes organizados nos compromete con ellos, sus comunidades y con la nación misma, puesto que  deseamos contribuir con la construcción de ciudadanía, potenciando en la Juventud sus capacidades reflexivas y alta conciencia social, capaces de interpretar su realidad y aportar a transformarla

¿Líderes comunitarios académicos universitarios, entonces?

Digamos líderes comunitarios jóvenes dotados con conocimientos prácticos y científicos, así como herramientas metodológicas que les permitan empoderar a otros jóvenes en sus comunidades. “Correcto, líderes profesionales. La perspectiva es no quedarnos estancados en las capacitaciones o tallerismos como sucede en otras organizaciones, que sólo se limitan a garantizar la capacitación de los participantes en sus talleres, sin tomar en cuenta la formación integral, tanto académica como política y la devolución de sus conocimientos a las comunidades.

¿Con títulos y todo el rigor universitario correspondiente?

“En este caso la UPOLI sí otorgó un título con los créditos correspondientes, para que estos jóvenes puedan seguir otras carreras universitarias, o profesionales, porque además ya te sirve como un referente, estudios profesionales con el sello de una universidad como la UPOLI, incluso para su curriculum.

“Esta formación apunta a tres vías en realidad: una, es formación política, otra es académica y otra,  un proceso de gestión de empleo para estos jóvenes, porque esto les permite tener un respaldo cuando se solicita un empleo formal.

“Muchos jóvenes contamos con lindas experiencias de orden organizativo, pero no están documentadas, no están respaldadas, y no  podes presentarlas, no Tenés evidencias. Estos certificados de la Universidad, ya mencionados, ya nos permite trabajar mejor, de manera más formal en este año 2011.

Hace pocos días realizaron un Foro Juvenil en Masaya, ¿cuál fue el contenido de ese Foro?

“Hemos realizado, primeramente, la construcción de una Agenda Comunitaria Juvenil, mediante las y los jóvenes comunitarios planteamos nuestra problemática (o demandas) y posibles soluciones. Estas Agendas se construyeron, primero, a nivel local. Hicimos un proceso de consultas, debates, entrevistas, grupos focales, diagnósticos, que nos permitieran conocer las realidades juveniles comunitarias en cada territorio. En este primer proceso participaron mas de 2 mil Jóvenes.

“Contamos actualmente con 9 Agendas Comunitarias Juveniles a niveles de Estelí, Masaya, Carazo, Matagalpa, León, Chinandega, Carazo (Jinotepe), Somoto y Ocotal. Estas 9 agendas se presentaron en Foros Municipales para su validación y posteriormente en Foros Departamentales para su aprobación final y luego presentarla ya discutida y validad en el Foro Nacional en el que asistieron más de 1500 jóvenes.

“Hicimos dos procesos: Agendas Municipales, Agendas Departamentales, y de esa forma hicimos la Agenda Comunitaria Nacional de la Juventud del Movimiento Comunal Nicaragüense, la cual fue presentada, discutida y aprobada el 23 de septiembre pasado en el Foro Nacional de Juventud del MCN, en Masaya. Esta Agenda Comunitaria Juvenil ya está siendo aplicada por el Consejo Nacional del Movimiento Comunal Nicaragüense.

¿Qué otras acciones comunitarias juveniles han hecho?

“Hemos hecho también incidencia política, coordinaciones con Alcaldías, con el Ministerio de Salud y con las Alcaldías con quienes estamos gestionando e incidiendo en torno al uno por ciento del presupuesto municipal destinado a la Comisión de Niñez y Adolescencia, y nosotros estamos incidiendo para que se integre el tema de Juventud como una Plataforma de Trabajo Municipal, porque los jóvenes siguen estando en segundo plano en los municipios.

“Por ejemplo, la Agenda Comunitaria Juvenil se presentó en la Alcaldía de Masaya, donde el Concejo Municipal aprobó el 10 por ciento del presupuesto municipal para educación, es decir, invertir en la infraestructura educacional, para que más jóvenes tengan acceso a esa infraestructura educativa, educación técnica y aspectos tecnológicos,  en Masaya.

¿En qué otro Municipio hay posibilidades parecidas a Masaya?

“Estamos revisando en que otro Municipio están aplicando experiencias parecidas, para coordinar este tipo de trabajo. Como movimiento juvenil estamos moviéndonos en esta dirección porque en el caso de Masaya los esfuerzos están dirigidos a educación secundaria, y tenemos conocimiento que el INATEC, por ejemplo, está otorgando becas para educación técnica, porque nosotros no sólo buscamos carreras profesionales, pues recordemos que nuestro país también necesita formar jóvenes en carreras técnicas para desarrollo económico, social y político de Nicaragua.

¿Hay otros programas juveniles en el Movimiento Comunal?

“Tenemos coordinaciones con jóvenes que trabajan en organizaciones que defienden los derechos de las personas “con capacidades diferentes”. Trabajamos también con el Instituto de la Juventud, coordinamos trabajos comunitarios y deportivos con el Consejo de la Juventud de Nicaragua, organizaciones sectoriales, con la FECONORI, también con la finalidad de cumplir con algunas leyes, como la Ley 392, o Ley de Promoción y Desarrollo de la Juventud.

¿Y con relación a deportes?

“Tenemos convenio con el Instituto Nicaragüense de Deportes, para involucrarnos en deportes como béisbol, fútbol; participamos en juegos relámpagos de fútbol. Asimismo participamos en asuntos culturales. En Chinandega tenemos dos grupos folklóricos que bailan todo tipo de danzas, desde música moderna, música folklórica propiamente, y esto con los propios recursos financieros de los chavalos, porque ellos se procuran los trajes y utillajes necesarios para estas actividades culturales.

“En León tenemos grupos deportivos inclusive de boxeo. Igual, los muchachos promueven estas actividades deportivas con sus recursos personales, familiares y en algunos casos comunales, siempre apoyados por la estructura del Movimiento Comunal Nicaragüense de León.

“Estamos involucrados plenamente en el tema de Medio Ambiente, para lo cual nos coordinamos con  gobiernos municipales. Participamos en campañas de limpiezas en vecindarios, en campañas de sensibilización entre la población. Tenemos buenas relaciones con la Alcaldía de Managua, donde hemos participado en diez jornadas distritales en la Capital. En Masaya, hemos participado en limpiezas de la Laguna de Apoyo en coordinación con la Alcaldía y el  SINAPRED. En Matagalpa hemos participado en movilizaciones populares sobre el mismo tema del Medio Ambiente, especialmente sobre  cómo proteger a la Madre Tierra, sobre clasificación de la basura: vidrio, papel, plástico, lo orgánico. En este caso, inclusive, trabajamos en identificar cada recipiente para cada tipo de basura.

“No estamos acostumbrados a esta cultura de poner la basura en su lugar y al mismo tiempo clasificarla, y ahí andamos con gobiernos municipales en esa lucha.

La Juventud también enfrenta asuntos de consumo de drogas, ¿lo abordan también en los foros?

“Sí, en esto nos aparece el alcoholismo, el consumo de  drogas, ambos afectan seriamente a nuestra juventud. Estos factores de riesgo están ligados con causas como el desempleo, la falta de acceso al tipo de educación que buscan o aspiran los jóvenes (hombres y mujeres), la ausencia de una educación de buena calidad, el acceso limitado en algunos casos a servicios básicos como la salud, donde te puedan permitir algo parecido a las charlas comunitarias como las que estamos haciendo nosotros, como los festivales comunitarios, que se realizan desde el programa de salud cuyo coordinador es Enrique Picado Álvarez.

“Nosotros, como vos sabés, también promovemos la educación sexual reproductiva como un derecho humano fundamental de jóvenes (hombres y mujeres). Ya hemos propuesto al Ministerio de Educación de que este tema sea incorporado a la educación formal como una asignatura, es decir, como parte del pensum académico de secundaria, por ejemplo.

“El Ministerio de Educación  tiene las puertas abiertas a este tema, pero  se presenta el inconveniente de que la Iglesia Católica ve esto como incentivar la promiscuidad sexual en la juventud, sin embargo nosotros como organización social comunitaria, responsable, estamos pensando en la prevención de embarazos precoces en niñas, adolescentes y en muchachas muy jóvenes, o que no están preparadas todavía para asumir responsabilidades de este tipo.

Enmarcados en el Plan Quinquenal, ¿cuántas acciones tienen preparadas ustedes?

“En este momento, antes de que finalice 2011, tenemos planeado multiplicar los conocimientos y planes de los foros juveniles, divulgación de nuestra Agenda de Juventud Comunitaria a nivel de todos los sectores; vamos a movilizarnos a la Asamblea Nacional, para presentarle a los diputados nuestra Agenda Comunitaria, y estamos preparándonos también para participar en los Cabildos Municipales para aprobar los presupuestos anuales de las Alcaldías, pues pediremos que Alcaldes, vicealcaldes y concejales asuman nuestras peticiones ubicadas en nuestras Agendas Comunitarias.

¿Cuántos jóvenes tienen ya preparados?

“Te decía que 45 de nuestros mejores cuadros ya se profesionalizaron en la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI). Tenemos cuatro mil jóvenes que participaron en la elaboración, discusión o debate y aprobación de la Agenda Juvenil Comunitaria, desde   territorios municipales, departamentales, hasta el Foro Nacional en Masaya.

“Estamos vigorizando nuestro Movimiento Comunal Nicaragüense con nuestra Agenda Juvenil Comunitaria, con conocimientos nuevos. Además, esto es una lucha porque cuando iniciamos este Programa Comunitario en el 2003, todavía existía “adultismo”, que no permitía a los y las jóvenes incorporarse a este tipo de espacios en el MCN. Hoy en cambio, ya hemos logramos armonía, trabajar juntos adultos y jóvenes, unidos, juntando experiencia fortalecida de los adultos con el vigor de los jóvenes, todo lo cual está moviendo como una turbina al Movimiento Comunal Nicaragüense. Nosotros, los jóvenes, no les estamos quitando espacio a los adultos, más bien sostenemos que queremos caminar “juntos a ustedes, juntando experiencia, sabiduría con vigores juveniles. Estamos, además, preparando, él y los relevos de quienes nos están trasmitiendo sus conocimientos históricos, organizativos y de cómo conducir esta organización comunitaria que ha sido tan importante en el país”.

En la Comisión Nacional de la Juventud consideramos, donde estamos representados, como espacio propio,  los 17 Departamentos del país, consideramos al mismo tiempo que es estratégico que este espacio sea dirigido por jóvenes, porque de esta forma fortalecemos también al MCN.

Elegimos a nuestro coordinador nacional y demás autoridades. El Movimiento Comunal Nicaragüenses nos dio esa apertura y también nos hemos ganado ese espacio, trabajando sin cesar no nos han regalado nada, nos ha costado a nosotros.

¿Ya es armonioso esto entre “adultos” y jóvenes, entonces?

“Todavía no. Aún existe alguna resistencia en algunos lugares. Puedo afirmar que ya andamos por un 85 por ciento de armonía, articulación, acuerdos y consensos entre los “adultos” y jóvenes organizados dentro del Movimiento Comunal Nicaragüense”.

MCN conquista galardón de Naciones Unidas por sus éxitos en salud comunitaria

*Sus 15 mil brigadistas están efectuando Ferias y conversatorios comunitarios, también exitosos en casi todo el país

*Una de esas Ferias Comunitarias efectuada en El Viejo, reunió a 1,200 personas, algo parecido a la Fiesta Patronal de San Roque en este Municipio de Chinandega

*Premio del Fondo de Población de Naciones Unidas, en junio del 2009, es un reconocimiento indiscutible a la labor de 30 años de accionar comunitario del Movimiento Comunal Nicaragüense

*Todo lo que hoy estamos haciendo, sin cesar, sin cruzarnos de brazos, tanto en salud comunitaria, como en organización de jóvenes, y organización del MCN por decenas de miles en 17 departamentos, es como una turbina que dinamiza y vigoriza al MCN, considera Enrique Picado Álvarez

*Pablo E. Barreto Pérez

Este trabajo está basado en una entrevista a Enrique Picado Álvarez, conocido dirigente comunitario nacional, coordinador o responsable de salud en el Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN).

¿Cómo anda el accionar del Movimiento Comunal Nicaragüense con sus Brigadistas de Salud y Salud Comunitaria general? ¿Están vivos aquellos niveles de participación comunitaria de los Comités de Defensa Sandinistas (CDS)  de la década del 80?

“En los 80 había un contexto. En este momento hay otro contexto, y realmente tuvimos un período en los 90, y otro en el 2000. De tal manera, me parecería ver cómo estamos actualmente.

Evidentemente asumiendo y viendo cuáles son nuestros referentes en materia de participación y de movilización comunitaria, en materia de Salud. Por ejemplo, Nicaragua cuenta con un haber muy importante en cuanto a su participación en Salud. Y es que la gente, tanto en comunidades urbanas como rurales, asume una posición ante situaciones difíciles como epidemias, en cuanto al ambiente saludable en su casa, en su comunidad, en materia de participación organizada y consciente.

“Este hecho de alguna manera se sostiene. Más hoy día que en los Barrios con la participación del Movimiento Comunal Nicaragüense (MCN), incluso de otras organizaciones, dinamizan de alguna manera esa participación ciudadana organizada.

“Desde el punto de vista comparativo con aquellos años (década del 80), me parece que son contextos distintos. Habían otras condicionantes  de políticas, de compromisos sociales, de participación, que se van construyendo ahora, pero que no son las mismas, En definitiva, sí tenemos este haber comunitario en Salud a partir de esa participación en muchas comunidades y Barrios, e igualmente con un elemento clave, de lo cual el Movimiento Comunal Nicaragüense se siente orgulloso, que es la creación de ese tejido social, que es orgullo en Nicaragua y América Latina. Nicaragua cuenta con unos 35,000 Brigadistas de Salud en general.

¿Del Movimiento Comunal estos 35,000 brigadistas de salud?

“No, en general.  Es una dinámica de cambio, que enriquece, es la participación comunitaria, del ente social, inspirado e inspirado por la Revolución Popular Sandinista. Ese ente social se mantiene al día, hoy en día, desde aquel tiempo de los Comités de Defensa Sandinistas (CDS), en la Revolución Sandinista. Varios miles desde el Movimiento Comunal  Nicaragüense,  Brigadistas de Salud, también juramentado e integrados en los Consejos del Poder Ciudadano, en Organizaciones No Gubernamentales, incluso brigadistas que están integrados desde la participación del Ministerio de Salud.

“De tal manera que lo rico para nosotros es haber contribuido a crear este ente social en Nicaragua, que como vos bien sabés, antes de 1979, no existía. Estamos hablando de que antes del 79 sólo existían las parteras, los sobadores, y en algunos pueblos: del curandero. Como ente social, creado por la Revolución Sandinista, es el o los Brigadistas Populares de Salud, y en la década del 90 se desarrolla muy amplia, la Promotoría  de Salud.

“Entonces, ese hecho, ese elemento clave nos parece un factor determinante en cuanto a la existencia y rol dinámico del Movimiento Comunal Nicaragüense. Por ejemplo, hechos históricos en materia de salud y su participación, hemos tenido es haber eliminado en Nicaragua la poliomelitis en el año 1983; en los años 2000, la rubéola.

“Así, sucesivamente, distintas enfermedades, o situaciones de salud, que de alguna manera se han eliminado, o se le van conteniendo a través de la participación de sectores de la comunidad, y con el rol de los Brigadistas de Salud y Promotores de Salud del Movimiento Comunal Nicaragüense.

“Actualmente, el Movimiento Comunal Nicaragüense destaca su participación  en muchas comunidades urbanas del país, pero hemos tenido como un elemento clave, la participación  en áreas rurales, en áreas que tienen muchas dificultades de acceso, por ejemplo en el Norte de Nicaragua, especialmente en la Zona Central (Matagalpa y Jinotega), donde el Movimiento Comunal, los y las Brigadistas, las Parteras, está presente, y eso le da una fortaleza importante en cuanto a la vigencia y la plenitud del MCN en estas comunidades urbanas y rurales.

Conversatorios y festivales comunitarios en materia de salud

“¿Qué acciones motivan o motivamos la participación? Nosotros hemos institucionalizado, en materia de salud, los conversatorios comunitarios. El conversatorio es un mecanismo mediante el cual un promotor de diez o doce brigadistas, con distintos temas, van abordando la problemática, los deseos de la Comunidad en materia de salud comunitaria. Esta es una forma que ya prácticamente la tenemos institucionalizada en el Movimiento Comunal Nicaragüense, en cuanto al rol del promotor con diez, doce brigadistas, por comunidad o por barrio.

“¿Qué otra actividad hemos institucionalizado y que tiene muy buen suceso en cuanto a su realización y que tendrá mucha experiencia positiva en varios aspectos?, es el Festival Comunitario en Salud. El Festival Comunitario de Salud es una actividad que te reúne un promedio de 300 personas por comunidad.

“Actualmente estamos culminando una fase de diez festivales en el país. Sólo con esos festivales hemos reunidos unas 3,000 personas o miembros del MCN en distintas comunidades. ¿Qué significa el Festival Comunitario en Salud? Una convocatoria popular, masiva, en que los promotores en general, el liderazgo comunitario, coordinan con las autoridades locales del Ministerio de Salud, Mi Familia, Educación, los organismos sociales presentes en la comunidad,  de una manera lúdica (juegos), creativa, cultural, integramos información en materia de salud y sensibilización comunitaria relacionada con la problemática de ese Municipio; y por ejemplo, tenemos Alcaldes también con nosotros.

“Ya en estos Festivales estamos realizando la prueba rápida del VIH SIDA. Eso nos parece un elementos sustantivo en cuanto al alcance en cuanto a coordinaciones en el ámbito local con el Ministerio de Salud. Lo que hacemos es juntar vigores locales del Estado, vigores sociales, con organizaciones comunitarias como la nuestra, juntar conocimientos y experiencias de la situación de salud de esas comunidades.

Ferias de salud comunitaria

“¿Qué otra actividad ya vamos institucionalizando? Casualmente el domingo pasado tuvimos la última actividad de este tipo, que nos permite abordar de manera más amplia el tema de salud comunitaria, es la Feria de Salud Comunitaria. Nosotros acabamos de reunir en la Comunidad de la Ciudad de El Viejo, en la Comunidad Amigos de Holanda, en el Departamento de Chinandega, a 1,200 personas, de la una de la tarde en adelante. Fue toda una Fiesta Comunitaria. Fue prácticamente un San Roque Comunitario  (Fiesta Patronal de El Viejo), porque se combinó  de manera sabia el arte, la cultura, las tradiciones culturales e históricas de El Viejo, conjuntamente con el conocimiento sobre la necesidad de informarnos y sensibilizarnos sobre la situación de salud en el Municipio de El Viejo, al mismo tiempo de Nicaragua, porque la Feria tuvo características y trascendencia nacional.

“En esta Feria de Salud Comunitaria  estuvo presente de  Ministerio de Salud, e hizo pruebas rápidas de VIH SIDA igualmente. La gente se sintió muy satisfecha y las autoridades locales igualmente. Estuvieron representantes del gobierno local, es decir, de la Alcaldía de El Viejo. Esto nos parece importante en cuanto al factor alianza.. El Festival y la Feria son mecanismos comunitarios de participación que permite forjar alianzas comunitarias en función de un derecho básico como es la salud, y donde la salud está concebida desde el punto de vista doctrinario, desde el punto de vista de organismos especializados a nivel mundial. Como la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud,   que la salud es responsabilidad de todos.

“Es decir, la salud no es sólo responsabilidad del Ministerio de Salud, no sólo de un médico, o de los médicos; mucho menos de una farmacia, esos sería el “acabose”;  es asimismo responsabilidad de cada persona, de la familia y de la comunidad, ya sea esta urbana o rural.

MCN promueve salud de buena calidad, como una turbina para el desarrollo social

“Este, el anterior, es el concepto que promueve el Movimiento Comunal Nicaragüense sobre la Salud Comunitaria, y desde la responsabilidad personal, familiar y comunitaria vamos teniendo alianzas, pero igualmente vamos incidiendo y asegurando que el Estado que la entidad rectora de esta política, asegure una mejor salud para la población nicaragüense, tanto en buena calidad, como igualmente buena atención y calidez humana por parte del personal en las unidades correspondientes de salud en Nicaragua.

“Estos son elementos claves que impulsa, propugna y divulga el Movimiento Comunal Nicaragüense. Nosotros vemos la salud como una turbina movilizadoras y generadora de nuevos valores en materia de participación ciudadana, y es importante reconocer  el hecho de que la salud sea un medio que motiva la lucha comunitaria juvenil. Por ejemplo, nosotros contamos en el país  con unos 15,000 brigadistas de salud, la mayoría jóvenes, el 60 por ciento son chavalos y chavalas del MCN.

“¿Qué significa esto?  Es que la salud es un tema motivador, estimulante de la participación comunitaria, y de fondo, la salud comunitaria es como la turbina  que genera relevo en el Movimiento Comunal Nicaragüense, en tanto muchos jóvenes son destacados líderes en el Municipio, en un Departamento, e incluso, a nivel de Nicaragua.

“La salud como tal es un eje que no solamente enfrenta y resuelve problemas y promueve derechos , sino que general dinamización del Movimiento Comunal Nicaragüense, te genera relevo generacional en el MCN, se genera efervescencia juvenil en materia de participación ciudadana organizada. Por ejemplo, un eje muy importante que hemos promovido nosotros en el Movimiento Comunal son los derechos sexuales y reproductivos. En este tema es mucha importancia la participación de los jóvenes.

“En este tema de salud, le hemos dado importancia capital al problema de la permanencia del VIH SIDA, con un planteamiento y accionar para enfrentar esta epidemia, siendo también el MCN parte de una respuesta nacional concertada, en espacios nacionales, el objetivo es  la contención de la epidemia del SIDA.

“En ello, reitero, la importancia de la experiencia que vamos acumulando en áreas rurales con relación a este tema agudo de salud.

“Dos hechos importantes se destacan, al menos en los años 2000, la aprobación de una política de salud comunitaria, la creación de nuestra política de salud comunitaria, instrumento  que hoy día sirve y respalda la gestión institucional, la gestión social del Movimiento Comunal Nicaragüense, es nuestra doctrina y guía comunitaria en materia de salud, es el Norte Conceptual en materia de salud, como instrumento social, sino que también que conocemos que algunas universidades la han tomado como elementos de análisis en función de conocimientos para catedráticos y estudiantes, asimismo miles de profesionales y centros de investigación, e incluso organizaciones internacionales.

“Nuestra política de salud es un referente en Nicaragua en función del concepto y de la práctica en materia de participación comunitaria en salud, de una lógica instaurada también en el año 1979 por la Revolución Popular Sandinista , que es la Atención Primaria en Salud.  Otro hecho es la obtención del Premio Mundial de Población de Naciones Unidas (ONU) al Movimiento Comunal Nicaragüense), en el año 2009. Este premio ha servido de mucho estímulo a la dirigencia comunitaria en todos sus niveles del MCN porque es la primera vez que el Movimiento Comunal recibe un galardón de esta envergadura mundial. (Este premio fue recibido en la ONU por Enrique Picado Álvarez, en nombre del Movimiento Comunal Nicaragüense, en junio del año 2009).

“Este reconocimiento a la labor de miles de Brigadistas de Salud del MCN, por más de 30 años de labor continua, es un orgullo haberlo obtenido, es reconfortante, es estimulante, es motivador para continuar promoviendo la salud comunitaria en nuestro país.

“Hoy día el Movimiento Comunal Nicaragüense se prepara  la realización de su Foro Nacional de Salud. El tema central de este Foro es la discusión y aprobación de la Agenda de Salud Comunitaria del Plan 2011-2015 (Plan Quinquenal del Plan Estratégico del MCN). Tenemos la propuesta de que el Foro Nacional de Salud  la creación del Premio Nacional Comunidad Saludable, en versiones urbana y rural.

“De tal manera que estos dos objetivos son de los temas importantes de este Foro, el cual venimos realizando desde hace ocho años. En este Foro Nacional de Salud se toman decisiones y aprobaciones sobre temas y políticas de salud comunitaria del Movimiento Comunal Nicaragüense.

“Obviamente, contamos con un instrumento operativo, llamado Comisión Nacional de Salud, que es el espacio más operativo, es decir, que da seguimiento de forma ejecutiva a las decisiones del Foro Nacional de Salud. (Este Foro de Salud ya se efectuó el 30 de septiembre del 2011, en el CIPRES, frente a la Universidad Centroamericana, en Managua).

El Movimiento Comunal Nicaragüense es un movimiento comunitario de voluntarios, es decir, ninguno de sus miembros recibe estipendio alguno por hacer estos trabajos comunitarios, ¿cómo se logra motivar a realizar tantas acciones comunales y en salud comunitaria, y a la vez se supone que no hay fondos disponibles?

“El capital vital del MCN es su voluntariado social, es un capital de país, es un voluntariado social consciente. Es un voluntariado comprometido con sus aspiraciones, deseos y necesidades de las comunidades. Esto es clave para la vigencia y existencia del MCN y sus proyectos comunitarios. Es el voluntariado en cuanto a brigadistas, promotores, y la gente participando en iniciativas de salud en sus comunidades. Su naturaleza es voluntariado, es organización, es unidad, es acción, para resolver juntos sus problemas de orden comunitario.

“Nicaragua cuenta, entre sus haberes sociales, con este gigantesco voluntariado social, producto de la experiencia de los años 80, de la década de la Revolución Popular Sandinista, que fue la que inspiró este compromiso de participación de valores y principios que están inscrustrados en la sociedad nicaragüense, que es el factor de solidaridad, es factor de lucha por el desarrollo en mi comunidad.

“Esto es un elemento clave. Y también hay proceso que requieren de elementos más técnicos, más especializados, más sistemáticos, que requieren procesos de capacitación, de una campaña de comunicación, de incidencia sobre un tema determinado, entonces el MCN quieren reconocer el aporte que han dado algunas organizaciones internacionales como el Fondo de Población de Naciones Unidas (ONU), UNICEF, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), por ejemplo, ayudan a que esta turbina en materia de participación comunitaria se desarrollara y desarrolla.

“Actualmente estamos desarrollando con un organismo español llamado ALESPADO para esfuerzos comunitarios de salud en 6 Municipios, entre otros Tuma-La Dalia. Igualmente en León hemos contado con el Movimiento Laico para América Latina. Hemos contado con cooperación holandesa, con cooperación noruega en materia del trabajo en salud comunitaria, con Solidaridad Internacional de España. Es decir, sí hemos contado con el respaldo de organizaciones internacionales. Y la realidad concreta es que el Movimiento Comunal Nicaragüense existe por su voluntariado, que es su columna vertebral para su quehacer cotidiano en Nicaragua, desde que nacimos, primero, como Comités de Defensa Civil en septiembre de 1978; Comités de Defensa Sandinista al triunfo de la Revolución Popular Sandinista y ahora con el nombre de Movimiento Comunal Nicaragüense.

“En el ámbito local, destacamos los niveles de coordinación con entidades estatales como el Ministerio de Salud, con los gobiernos locales o municipales, en tanto rectores de la políticas de salud del Estado.

¿Cuál podríamos decir es el ícono en la lucha por la salud en el Movimiento Comunal Nicaragüense?

“Yo diría que el MCN ha contribuido a desarrollar una cultura preventiva en materia de salud, cultura de educación comunitaria, una cultura de participación popular organizada, una cultura de coordinación con los organismos correspondientes del Estado”.

PROGRAMA DE VIVIENDAS DIGNAS Y COMUNIDADES PRÓSPERAS.

El Movimiento Comunal Nicaragüense promueve un nuevo modelo de producción de vivienda en Nicaragua.

Esta novedosa entrevista se hizo con Mario Ordóñez Herrera, responsable de la Comisión Nacional de Viviendas del Movimiento Comunal Nicaragüense

Mario Ordóñez Herrera: Se ha sostenido que en Nicaragua hay un déficit de viviendas superior a 900,000. El MCN está cada vez más involucrado organizando cooperativas comunitarias de viviendas, capacitándolas, orientándolas, y buscando cómo ayudarle a comunidades y al gobierno a ir resolviendo este agudo problema social. ¿Cuántas cooperativas hay ya organizadas, y qué hacen para enfrentar este asunto de casas?

En el 2009 surge el movimiento de cooperativas de vivienda por ayuda mutua y propiedad colectiva.

“Hay que valorar que el Movimiento Cooperativo Comunitario por Ayuda Mutua, por Mejoramiento de Viviendas, es un movimiento incipiente, nuevo, que nació en el 2009 con el Primer Congreso, realizado en el Politécnico de La Salle, en Managua, donde le dimos forma a la aprobación del Plan de Lucha sobre los grandes planteamientos, de líneas de acción, el fortalecimiento de  los “grupos de interés” en ese tiempo, organizarlos de mejor manera, plantearnos todo el proceso de capacitación, institucionalizarlos ante el órgano oficial del Estado, en este caso el  Instituto Nicaragüense de Fomento Cooperativo (INFOCOOP, cuyo aparato de divulgación informa que en octubre pasado, en 2011, sólo en León recibió 60 solicitudes de cooperativas de viviendas, para tramitarles su legalización correspondiente).

“Por lo tanto, estos dos años, del 2009 al 2011, han servido para darle seguimiento al Plan de Lucha, organizar, capacitar…Creemos nosotros que lo hemos reafirmado, especialmente en el Tercer Congreso Comunitario por la Vivienda Popular “Héroes y Mártires”, en Estelí,  reafirmamos allí el Plan de Lucha, también los principales planteamientos y el nuevo modelo de construcción de viviendas, que es el tema central de tu pregunta.

“Nosotros estamos planteando que el esfuerzos que ha realizado el gobierno, en estos cinco años, se ha comprobado, no sólo es reconocido por el Movimiento Comunal Nicaragüense, sino por organizaciones financieras mundiales, como el Banco Interamericano de Desarrollo, que el gobierno nuestro de “Reconciliación y Unidad Nacional”, es el que ha construido más viviendas que cualquier otro gobierno de América Latina, y más viviendas construidas que en todo los gobiernos explotadores instrumentos del neoliberalismo, que por desgracia para el pueblo nicaragüense gobernaron 16 años.

“Entonces, estamos en una etapa muy importante, de disposición política, de disposición muy práctica de hacer realidad el precepto o mandato  constitucional del derecho a la vivienda digna para los nicaragüenses, porque hoy tenemos un gobierno revolucionario un gobierno del pueblo y para el pueblo, etapa entonces que la debemos de defender siempre todos los días desde la comunidad y la cooperativa de vivienda por ayuda mutua.

“Creemos que es imposible que en diez, en quince años, o veinte años, poder nosotros resolver el problema de la vivienda, especialmente sobre esa cantidad superior a 900,000, de las que estamos hablando, de mejorar, reparar y construir nuevas viviendas Recordemos, además, que cada año se suman 30,000 nuevas demanda de viviendas, por parte de las nuevas familias jóvenes o parejas demandando más viviendas, en Nicaragua.

“Este es un país con miles de dificultades y por muchos esfuerzos que se hagan, no lograríamos alcanzar esos objetivos. Estamos planteándole al comandante Daniel Ortega Saavedra, presidente de la República, mediante una carta dirigida a él, en la cual le hacemos una propuesta de un nuevo modelo de construcción de viviendas, que es el de Ayuda Mutua y de Propiedad Colectiva.

“Consideramos que si una vivienda cuesta 18,000 dólares, por ejemplo, con el esfuerzo propiamente, y el modelo cooperativo que tiene muchas virtudes en cuanto a que está exceptuado de impuestos por Ley, tanto en materiales como una serie de elementos muy importantes, más la mano de obra propia de la gente cooperada, creemos que una vivienda puede tener un costo mucho menor, de unos diez mil ó doce mil dólares. Estamos convencidos que la gente cooperada, las familias en comunidad, pueden tener capacidad de pagar un crédito de este nivel  o precio, a 20 años de plazo. Esto es parte del planteamiento al comandante Daniel Ortega Saavedra.

“Lo sustantivo, lo central es que cuando la gente construye su vivienda, con ayuda mutua, en jornadas de construcción colectiva y solidaria, con la mano de obra de los dueños organizados en cooperativas de vivienda, con este planteamiento en donde la comunidad organizada  unidos y unidas a su gobierno, estaríamos realizando un mismos esfuerzo que implicaría hacerle con más rapidez y mejor calidad el enfrentamiento al déficit habitacional que hoy enfrentan las familias, y aseguraríamos juntos la construcción viviendas dignas y comunidades prosperas en un gran jornada de patria y de soberanía nacional, lo que implica adecuar rutas marcos jurídicos, actitudes que se dispongan a favor del pueblo organizado y no de la urbanizadoras privadas,

“No solamente lo decimos por romanticismo, o desde el punto de vista sentimental, o de apasionamiento simplemente, o de pensar en abstracto, sino que estamos hablando de construir viviendas, basados en la realidad de tres comunidades: una de León, una de Mateare (Municipio al Este de Managua) y una de la Comarca Pochocuape, ubicada en el Sur del  Distrito III de Managua. La gente organizada en estos lugares hizo posible la construcción de viviendas valoradas entre 18,000 y 20,000 dólares, pero que trabajando juntos, en cooperativa, con sus  esfuerzos propios, al final les costaron entre 10,000 y 12,000 dólares cada una de las casas.

¿Qué cantidad de gente está en este movimiento comunitario y cuántas cooperativas se han organizado?

“Actualmente entre cooperativas constituidas formalmente y “grupos de interés”, estamos hablando de unas 200 expresiones, que aglutinan a  casi a 10,000 pobladores y pobladoras de todo el país, con mayor énfasis en León, en Estelí y en Managua. También hay en Masaya, en Granada, en El Viejo (Municipio de Chinandega), en Rivas, en Juigalpa (Chontales), en Matagalpa…Hace 15 días estuvimos en San Rafael del Norte (Jinotega), donde hay doce grupos que estaban esperando conocer cómo es el planteamiento del nuevo modelo de cooperativas de viviendas, impulsadas por el Movimiento Comunal Nicaragüense.

Mencionastes tres lugares: Mateare, León y Pochocuape, ¿en qué han consistido las construcciones de viviendas en cada uno de estos lugares?

“Son comunidades establecidas. Es decir, que en estos tres lugares ya existen estos grupos cooperativos de Ayuda Mutua con el modelo de cooperativismo, y definitivamente con los esfuerzos conjunto, por ejemplo en León con 40 casas, en Pochocuape con 32.  Familias, juntas, construyeron sus viviendas, con esfuerzo de todos y todas. Yo llamo este modelo nuevo como el socialismo muy en la concreta, porque tiene el elemento de la solidaridad en forma profunda, consciente, donde cuando construyen, nadie sabe de antemano cuál será su casa. Construyen y basados en que todos son dueños, pero nadie puede vender, y si alguien por alguna razón se va, la Cooperativa decide a qué nuevo vecino asignarle la vivienda, después de una selección cuidadosa, porque la comunidad debe protegerse también por la posibilidad de delincuencia o drogas, o de malestares en la comunidad, por ejemplo.

“Ahí la convivencia va más allá, pues todos los niños son mejores o buenos alumnos, todos los niños deben estar inmunizados contra enfermedades comunes, los cumpleaños se efectúan en la Casa Comunal del vecindario solidario, y todos participan; si alguien no tiene dinero para la cuota de pago, por distintas razones o pérdida de su trabajo o empleo, entonces los socios de la Cooperativa asumen este pago por un tiempo determinado, para que no pierda su derecho a la vivienda.

“Son grandes cualidades las de este modelo o elemento del sector popular que hace posible el socialismo, viéndolo como un todo.

¿Podés detallar cómo es esa Ayuda Mutua, en qué consiste realmente?

“Todas las familias, todo lo que equivale para construir 32 viviendas para una Comunidad, toda la mano de obra la facilita la Comunidad. Estamos hablando de que la comunidad se ahorra entre tres mil y cuatro mil dólares, por cada casa, partiendo de que las mujeres, los jóvenes, los varones, en sábados y domingos, participan haciendo zanjas, cortando hierro, armando el hierro, cuidando la bodega, y todo el sin número de cosas que tienen que ver con la construcción de casas; vigilar que los materiales de construcción comprados sean de buena calidad,  alimentación en conjunto cuando están trabajando, hasta el momento en que se rifa lo de la llave o el número de casa que le toca a cada una de las familias de la Comunidad, de dónde va a quedar cada quien. Nadie sabe, de antemano, si le va a tocar en una esquina. Todos saben que van a construir todas las casas, y que al final tendrán la suya, la de su familia.

Estos materiales de construcción, ¿cómo se compran?

“Se reúne primero el dinero de todos los socios, y se compra, digamos, todo de un solo. Si se van a comprar 200 puertas, pues eso se compra; si son 500 quintales de hierro, eso se compra. Tienen su propio Comité de Vigilancia, como expresa la Ley de Cooperativas.

¿Crees vos que este modelo comunitario se pueda trasladar al resto del país?

“Se puede trasladar al resto del país, y el planteamiento de fondo es que si el gobierno central  podría asumirlo, desde el punto de vista de la concepción señalada, lo que significaría de que si el gobierno construye seis casas, con este modelo podemos construir diez viviendas.  Entonces, si tenemos el fondo estatal, que es lo que estamos planteando, el financiamiento a través del Presupuesto General de la República. Ese fondo podría salir de otros impuestos, por ejemplo, a las bebidas, de los rones, del tabaco, de la cementera, de los casinos…

“De ese modo, nosotros los pobres, los pobladores, podríamos adquirir desde el financiamiento estatal, a través de distintas formas, unos diez millones de dólares al año, destinados para desarrollar este modelo de construcción de viviendas populares, con Ayuda Mutua Comunitaria.

En torno a este asunto de las viviendas, ¿cuáles fueron los acuerdos concretos del Congreso efectuado en  Estelí?

En el tercer congreso comunitario por la vivienda popular héroes y mártires de Esteli, también aprobó y firma carta al presidente de la republica compañero Daniel Ortega Saavedra, una propuesta del nuevo modelo sobre la construcción de viviendas.

El tercer congreso comunitario por la vivienda popular realizado el 1 de octubre del 2011 en Esteli aprobó y resolvió desarrollar un proceso de lucha popular por el suelo urbanizado y el financiamiento estatal y justo.

“El acuerdo en realidad es un resuelve, número uno: la carta que se le está enviando al comandante Daniel Ortega, como presidente de la República, para que estudie el planteamiento, los proyectos viables que consiste en Ayuda Mutua y Propiedad Colectiva, y el financiamiento estatal. Este es un planteamiento del Congreso, de los 4,000 reunidos en Estelí, quienes por unanimidad decidieron enviar la carta al comandante Ortega; segundo, se resolvió sobre un proceso de movilización y de gestiones sobre el derecho a financiamiento, que el Estado tiene que proveer a todos aquellos sectores que  no tienen acceso a los bancos privados, o que no tienen acceso al Seguro Social (INSS) porque no tienen un salario que equivale a las condiciones que plantea la Ley.

“Asimismo, se resolvió emprender un proceso de movilización y gestiones para la búsqueda de suelo urbanizable, por el derecho al suelo urbanizable. La Ley de Viviendas habla de la creación de Bancos de Tierra desde cada una de las Alcaldías.

“Por lo tanto queremos, a través de un proceso de movilización el próximo año, que también fue aprobado por el Congreso de Vivienda de Estelí, el cual asimismo dispuso que gestionemos o peticiones ciudadanas de Ordenanzas Municipales en 35 Municipios de los más importantes, para iniciar esto con los Concejos Municipales, que son los que aprueban estas Ordenanzas o Leyes Municipales. La Ordenanza necesita cinco mil firmas, las cuales deben ser recogidas en cada uno de estos Municipios. En el caso de Managua, estamos hablando de más 50,000 firmas, por ejemplo.

¿El tercer congreso comunitario por la vivienda popular?

“Nos obliga al cumplimiento de su resolución, lo que implicara que para el 2012 al menos en 35 municipios del país, estaremos trabajando por la aprobación de ordenanzas municipales la creación de los bancos de tierra urbanizable, haciendo uso del marco jurídico de la ley de municipios, la de participación ciudadana, la ley 677 de vivienda, respaldado por la movilización popular, acompañada cada una de las propuestas con firmas de pobladores y pobladoras, y cooperativistas de vivienda, en lucha popular para defender los derechos que le corresponden a los trabajadores de este país, de tener tierra urbanizada como derecho humano libre de toda, concepción que la vivienda es una mercancía.

Escuela de Formación Política es razón, corazón y nervio central del MCN

 

Pablo E. Barreto Pérez

 

“Hablar de la Escuela de Formación y Capacitación Política del Movimiento Comunal Nicaragüense, es prácticamente hablar de la razón central de la organización. La verdad es que el Movimiento Comunal desde su fundación, precisamente,  nace a través de escuelas de formación, capacitación, en procesos de debates y reflexión, en temas, esenciales como la producción social de la salud, promoción y movilización comunitaria, empoderamiento y lucha popular por la defensa de los derechos humanaos,  en la búsqueda de mejorar las condiciones de vida de las familias nicaragüense,

“En el Movimiento Comunal, precisamente en la Escuela, nace con y para la gente de su voluntariado en las comunidades urbanas y rurales. Nace para fortalecer en conocimiento, en capacidades técnicas, en habilidades y destrezas a contingentes de facilitadores, a promotores comunitarios, hombres y mujeres, jóvenes de diferentes edades, en las diferentes áreas de trabajo como salud, educación, vivienda, juventud, medio ambiente, trabajo comunitario.

“Por tal motivo,  los elementos que caracterizan a la escuela del Movimiento Comunal, están orientados, primero: ese proceso de formación y capacitación, la que produce organización y participación comunitaria en los municipios y en los distritos.  La que propicia cambios de actitudes en la gente, en los grupos comunitarios, que tienen que ver desde cómo trabajar unidos para transformar realidades desde sus  comunidades, con una conciencia y una actitud cooperativa, solidaria de toma de decisiones en colectivo.

“La Escuela, efectivamente, como acción política, actúa para profundizar, y asumir identidad de grandes procesos de cambios de actitudes, en lo personal y la organizacional como sucesos propios, vivos, para poner en práctica en la comunidad, la familia y  la gente. ¿Qué quiero decir? Es la Escuela la que produce, propicia y provoca movilización para que se realicen, por ejemplo: Los congresos comunitarios por la vivienda popular, festivales, ferias, encuentros, reuniones, proceso, asambleas en donde se trabaja con mucha dedicación procesos comunitarios de debate y apropiación de acciones que buscan siempre la construcción de familias y comunidades diferente, la diferencia es que como movimiento popular avanza en su formación política en proceso de debate, de reflexión, de discusión, y aprobación de acciones colectivas comunitarias para accionar en los territorios, en actividades concretas.

 

Por ejemplo.

“ En el trabajo  de Juventud en el Movimiento Comunal es acompañado de Escuela. Eso provoca organización de jóvenes, movilización de jóvenes incidiendo y luchando por sus  derechos.

“En Salud, igualmente, es todo un proceso de capacitación, informaciones en temas específicos alrededor de la promoción, y la producción social de la salud comunitaria.  La estrategia fundamental para que la organización mantenga ritmo de vida y ritmo de brillo y de vitalización la que activa a miles de promotores y brigadistas de salud Trabajando comunitariamente con conocimientos y acciones precisas de todos los días, para avanzar en la construcción de la comunidad saludable.

“¿Efectivamente,  también existen diversas y distintas modalidades sobre la formación política y comunitaria en el MCN. Por conducta y actuación ya adquirida en la organización, se desarrollan anualmente diplomados comunitarios, en alianza con Universidades en este caso con la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI) y Universidad Nacional Autónoma (UNAN), en donde permanentemente se capacitan a líderes comunales de ambos sexos y de diferentes edades también,  que luego ejercen procesos de llevar este aprendizaje hacia los colectivos comunitarios urbanos y rurales, para que desde la comunidad se imprima con nuevos elementos los conocimientos que ayudan a mejorar los procesos de participación, organización, para desde la comunidad defender con propuestas desde la gente junto a su liderazgo, sus derechos.

“De igual manera hay talleres que el Movimiento Comunal impulsa a facilitadores comunitarios en  temas específicos. Los que se capacitan en.

1.      La vivienda como derecho humano y no como mercancía.

2.      Gestión del Riesgo.

3.      Derecho a  la educación.

4.      Salud comunitaria.

5.      Protección y defensa del medio ambiente.

6.      Promoción y empoderamiento comunitario.

“Asimismo se extienden distintos procesos de capacitación en municipios, en distritos, en donde el Movimiento Comunal despliega esfuerzos importantes en formación y capacitación en Matagalpa León, en Estelí, en el Viejo, Juigalpa, en la Cuarta Región  en Managua.

“De tal forma que la Escuela  de Capacitación es también aquella que realiza el Movimiento Comunal en cada uno de sus procesos de funcionamiento o quehacer comunitario. Nosotros le decimos Escuela también porque impulsamos procesos de formación y capacitación en los espacios de toma de decisión del MCN, es decir, en el Consejo Nacional, precisamente, los encuentros en el Consejo Nacional son de reflexión, de debates, son de aproximar, de hacer análisis de contexto, de colocar actividades, ver cómo hacer el trabajo operativo mejor en lo comunal, lo cual es de aprendizaje y de discusión permanente en la organización.

“Asimismo, en las intermunicipales, en los Consejos municipales, en las casas comunales del Movimiento a nivel nacional, siempre hay tema que son de debates, de aprendizaje, en beneficio de los conocimientos de la gente, para que armados de esos conocimientos podamos operar y hacer operaciones territoriales comunitarias con éxito siempre para las familias en la comunidad.

¿Comisión Especializada de la Escuela Política y Comunitaria?

“Ahora bien, en el actual contexto en que estamos, efectivamente estamos trabajando un grupo de compañeros, aprovechando las distintas experiencias que tiene en formación el Movimiento Comunal, efectivamente estamos apuntando, en estos tiempos, a que podamos construir un proceso de mayor y mejor articulación de la Escuela de Formación Política y Comunitaria en Nicaragua, es decir, que podamos desarrollar una Escuela con mayor capacidad de sincronización en el país, que tenga un equipo de capacitadores y facilitadores, digamos, aunque los tiene, pero la idea es que tengamos una o varias Comisiones Especiales que se dedique a la Escuela de Formación para que le dé seguimiento, para su evaluación, monitoreo, para que permanentemente estemos sistematizando los conocimientos, y también las actitudes de compañeros y compañeras, para que de esa manera sigamos empujando la capacitación como una herramienta fuerte para que el MCN  se mantenga siempre con información y aspectos  que le ayuden a mejorar su operar comunitario en todo el trabajo comunal que  con responsabilidad tiene que implementar en donde se encuentre y donde esté la organización comunitaria.

Círculos Comunitarios, ¿para qué son?

“Por ejemplo, desde el mes de julio pasado (en 2011) hemos iniciado un proceso muy bonito, en donde estamos asumiendo otra nueva modalidad, que es parte también de nuestra historia, y es la realización de Círculos Comunitarios, apoyados a través de conferencias grabadas, o vídeos, editados, es una metodología importante, porque el vídeo como instrumento de formación y capacitación nos ayuda a escuchar la conferencia, con una guía de debate para la misma, se arman  u organizan los Círculos Comunitarios, y luego la gente de acuerdo al tema también se compromete a actividades a realizar frente a la organización, movilización, en su comunidad.

De julio al 17 de septiembre, por ejemplo (2011), este esfuerzo ha tenido la grandiosa virtud, la suerte,  de realizarse 111 Círculos Comunitarios  con 2,168 participantes de 36 municipios de Nicaragua. Efectivamente, esto es importante porque toda la evaluación, seguimiento y monitoreo que le hemos dado a los Círculos Comunitarios es que a la gente le gusta esta modalidad, pues platican, reflexionan, se enamoran de los temas abordados, ayudan  a organizar mejor el grupo, el equipo, el Consejo, la Comisión, el Comité de reclamo, el Comité de defensa de los derechos, de la cooperativa, el Consejo de Liderazgo por el agua potable, por la salud.

“De tal modo que la Escuela es el corazón, es el nervio central  del Movimiento Comunal Nicaragüense. Si no hubiera este proceso de capacitación y formación política y comunitaria permanente en el MCN, creo que no tuviéramos buenos niveles de movilización, de participación,  de realizar grandes actividades como las que se efectuaron durante el 33 aniversarios de su fundación,  en todo el país, incluyendo su Asamblea Nacional, en donde la gente ha participado con mucha conciencia de su papel en la organización, y saben a lo que van.

“Actividades que han nacido de procesos, de reflexión, por ejemplo, el 33 aniversario celebrado en León con mucha participación popular

Actividades como Ferias de Salud en El Viejo, Chinandega; y en Matagalpa, el Tercer Congreso Comunitario en honor a los Héroes y Mártires de Estelí, donde  participaron más de 4,000 líderes comunitarios y cooperativistas de viviendas. También el Encuentro o Foro Nacional de Jóvenes del MCN en septiembre pasado, en Masaya, por ejemplo, que fue todo un proceso  de escuela, donde los jóvenes elaboraron o construyeron su Agenda Comunitaria Juvenil, la cual pusieron a luz pública en la Ciudad de las Flores, frente a autoridades gubernamentales y municipales que asistieron invitadas a este Encuentro.

“Esta Escuela de Capacitación es como una turbina empujando la conciencia comunitaria. La Escuela es constructora de conciencia, de principios, edificadora de nuevas actitudes humanas, y no estamos hablando de actitudes y conciencia cualquiera, de actitudes cualquiera, en el Movimiento Comunal Nicaragüense nos formamos y nos capacitamos en función de cómo construir un sistema político, económico y social diferente, un sistema que sea justo, un sistema que no sea explotador, que no sea con pensamiento mercante, o mercantilista, es decir, nosotros apostamos desde la Escuela del MCN a construir el sistema socialista desde la comunidad y enfrentar desde allí al neoliberalismo y al capitalismo.

“Hay temas que son, primero, en el liderazgo comunitario, nos capacitamos en promoción comunitaria, es decir, cómo hacer promoción comunitaria con todo lo que esto implica, para organizar con especialidad un grupo de población, una comunidad, sea esta urbana o rural, en donde la gente  ahí “vive y se desarrolla” otro tema, que es el diagnóstico comunitario que permanentemente  se realiza en el Movimiento Comunal Nicaragüense, a lo que también le llamamos análisis de contexto de la realidad, en donde la gente aprende a identificar sus dificultades, sus problemas, lo cual permite que nos organicemos en el Barrio, en una Comarca, para que esos problemas los resolvamos a favor de la comunidad todos y todas unidos con altos principios de solidaridad.

“Efectivamente hay temas específicos, por ejemplo, se estudian muchísimo las concepciones del neoliberalismo, porque debemos reconocer y conocer a quien tanto daño nos ha causado,  entonces, a profundidad es necesario conocer al sistema capitalista que nos explota, para poderlo combatir. Este es un tema permanente en el MCN, con miras a conocer a quienes nos han hecho tanto daño para identificar así sus debilidades y sus fuerzas, para que desde la comunidad, del Barrio o del Distrito podamos entonces, y desde la familia, atacar con nuevas actitudes, con nuevas ideas y fuerza comunitaria organizada a ese sistema, con el fin de cambiarlo por otro más justo.

“Asimismo hay temas como el de las Cooperativas de Viviendas que tiene que ver  con cómo  desde el Movimiento Comunal podemos hacer grandes esfuerzos para que junto, frente a grandes problemas, como el de la Vivienda, que es un problema estructural, porque en estos 16 años pasados los gobiernos neoliberales abandonaron al pueblo sobre ese derecho fundamental de los nicaragüenses, y es con la venida al poder nuevamente del FSLN y del Comandante Daniel Ortega Saavedra que el pueblo vuelve a restituir este derecho.

Después del tercer congreso comunitario por la vivienda popular realizado en Esteli, el Recién pasado 1 de Octubre.

Se prepara la organización para dar la batalla desde la formación y la capacitación a un gran contingente de luchadoras y luchadores populares sobre la tierra urbanizable, ya que en el país se ha convertido la tierra como en otra mercancía cualquiera del capitalismo y del neoliberalismo salvaje. Un lote de tierra hoy te puede costar hasta 50,000 dólares una manzana, lo cual es una barbaridad. No hay tierra para los pobres. Entonces, quienes no poseen un pedazo de tierra deben pelear por ese derecho elemental, consignado en la Constitución Política del Estado de Nicaragua.

¿Construcción de Comunidades Solidarias, para qué?

“Por otro lado, hay que enfrentar a aquellos que son mercaderes, que son mercantilistas con la tierra. Un gran proceso de capacitación va a ser de cómo los municipios, discutiendo, reflexionando, estudiando, armemos Ordenanzas Municipales (Leyes en Municipios) en cada uno de los municipios del país, para que la gente  con sus firmas, como lo plantea la Ley 40, o Ley de Municipios, y otras leyes como la de Urbanismo y Ordenamiento Territorial, La ley 677 de vivienda, La de legislación cooperativa, que son también temas e instrumentos de capacitación en la Escuela del MCN, podamos los grupos de población, las familias, con conocimientos legales e históricos, para defender los derechos que le pertenecen a los trabajadores del campo y la ciudad de vivir en viviendas dignas y comunidades prosperas, como derecho y no como mendigos de lo nuestro.

“De tal manera que nos incluimos en los esfuerzos que tiene el gobierno actual, sabemos que el problema de la viviendas es tan grande, y sabemos que el gobierno sin la participación popular no va a poder resolverlo, pues son más de 900,000 viviendas las que hacen falta en el país, es un “clavo” serio, de años, pero igual, hay casi 500,000 viviendas que son indignas, que no sirven, que necesitan repararse, están podridas, son de plásticos, de cartones, o sencillamente la madera ya no sirve, y luego, cada año, hay unas 25,000 demandas nuevas de viviendas. Hay nuevos matrimonios. Hoy día, entonces, el Movimiento Comunal tiene un gran reto desde la Escuela de Capacitación, es la construcción de Comunidades Solidarias, construcción de Comunidades Prósperas desde la Cooperativa de Viviendas, también grupos comunitarios en barrios y repartos en zonas urbanas y rurales en Nicaragua para luchar y vencer también los grandes hacinamientos humanos o familiares, para enfrentar este reto necesariamente se necesita mucha capacitación y formación política, debido a que el proceso necesita poner a prueba conocimientos para enfrentar una lucha, que cruza por construir un nuevo marco jurídico en el país, y que esté dispuesto a resolver con la gente sus preocupaciones y necesidades creadas por otros, los explotadores del gran capital, para lo cual se necesita actuar con nuevos tipos de relaciones entre la mayoría, que somos no los necesitados si no que los explotados por lo verdugos del neoliberalismo.

“Hoy los matrimonios nuevos tienen el problema de que la muchacha, por ejemplo, vive donde el suegro, el muchacho donde la suegra; entonces, una carga más, luego viene el niño, se acrecienta el hacinamiento, y más problemas en la familia y en el Barrio o Comunidad.

“Estos problemas son provocados por los bandidos neoliberales, que nunca se preocuparon por este derecho del pueblo, y efectivamente también estos neoliberales, mediante sus medios de comunicación, influyen asimismo para que no haya solidaridad entre los vecinos en el Barrio o la Comunidad. Influyen en que no haya un pensamiento y accionar unitario o colectivo. Enseñan más bien a ser individualista. Nosotros estamos convencidos de que es necesario hacer grandes procesos en el país, para restaurar el Vecindario Solidario en barrios y comarcas.

“El vecindario que hoy tenemos  en Nicaragua no es el vecindario de los años 80, no es el vecindario que se desarrolló cuando estalló la Insurrección Popular contra la dictadura somocista, cuando la gente nos defendía, nos cuidábamos todos en el Barrio, en la Casa de Seguridad con los Comités de Defensa Civil, cuidando a los muchachos, buscando las medicinas, la comida, siendo Barrio Solidario defendiéndonos en contra del dictador Somoza y su guardia de asesinos. En los años 80 se profundizó una gran solidaridad barrial, una gran amistad, se consolidó la amistad.

“Hoy, en el 2011, es un gran reto del Movimiento Comunal Nicaragüense restaurar aquella solidaridad de la década del 80, restaurar el Vecindario Solidario, en donde nos ayudemos todos, en donde construyamos la amistad todos. Esto es un reto y es parte de lo que promueve la Escuela de Capacitación Política y Comunitaria del Movimiento Comunal Nicaragüense, y lo estamos impulsando y trabajando desde la perspectiva de una estrategia que le hemos llamado trabajo en lo comunal, donde se ha construido una doctrina  con participación de miles de compañeros y compañeras del MCN. De esa forma vamos a construir comunidades unidas, barrios unidos, municipios unidos, familias unidas. Eso cruza por la formación comunitaria con la gente, y los temas son sencillos, recuperación de principios y valores, en donde los seres humanos desaprendemos de lo malo y reaprendamos a vivir  solidariamente en donde los protagonistas somos todas y todos, para eso está y para eso sirve la escuela de formación política comunitaria del Movimiento Comunal Nicaragüense.

*Pablo Emilio Barreto Pérez es periodista, fotógrafo, Cronista de Managua, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional)  y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 22703077 y 88466187.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.