¿Deuda pública impagable de EEUU es de 14, 2 billones de dólares?

¿Deuda pública impagable de EEUU es de  14, 2 billones de dólares?

Pablo E. Barreto Pérez

Estados Unidos de Norteamérica, Estado Federal de  50 Estados, país neocolonialista, reinado del imperialismo saqueador y agresor militar permanente contra la Humanidad, sí, EE.UU., el reinado de los monopolios bancarios e industriales y de empresas trasnacionales monopólicas del sistema imperialista, tiene una deuda de 14,3 billones de dólares, suma de dinero fabulosa, tan fabulosa, que no cabe en el manejo de las matemáticas comunes y corrientes de la mayoría de los siete mil millones de ciudadanos, habitantes de esta Madre Tierra, precisamente semidestruida por estos voraces “gorilas colocados” (Rubén Darío) de Estados Unidos.

¿Un nuevo terremoto o tsunami económico-financiero estremece cal capitalismo salvaje en crisis general desde que precisamente apareció el imperialismo en Europa y Estados Unidos, clavándole sus garras coloniales y neocolonialistas a los países pobres, y de paso desatando guerras mundiales como las de 1914-1918 y 1939-1945, para terminar de repartirse los territorios o naciones del Tercer Mundo que todavía no estaban en las garras precisamente del imperialismo?

¿Deuda pública de 14,3 billones de dólares del Estado imperialista más poderoso en el Planeta Tierra, archimillonario, saqueador permanente de recursos naturales y financieros ajenos?

En el Almanaque Mundial del 2011, investigado, escrito, editado e impreso por Editorial Televisa, se lee que en el año 2009, Estados Unidos ya tenía una deuda pública de 13 billones 450 mil millones de dólares, la cual, al parecer, se ha vuelto impagable, ¿por qué?

Antes de meterme a considerar ¿por qués?, la verdad es que resulta “divertido” observar a los diputados republicanos de la “Cámara de  Representantes”  o “Baja” (sus 450 diputados son electos por Distritos, mientras sólo son dos senadores por cada uno de los Estados, es decir, son 100 senadores) introduciendo mociones para ponerle trabas o impedir los pagos de esa deuda pública fabulosa en la nación más poderosa en el Continente Americano y en el Mundo.

Al mismo tiempo, se aprecia “divertido” en los medios de comunicación privados del imperialismo yanqui,  que el presidente Obama pareciera estar de rodillas ante la iniciativa agresiva, feroz y ultraderechista de algunos diputados  republicanos de la “Cámara de Representantes” del Senado de Estados Unidos, donde las diputas por sacar ventajas electorales nacionales resultan peligrosas para el resto de la Humanidad, pues en aras de imponerse (Republicanos y Demócratas) el uno al otro, desatan, inclusive, agresiones militares mortales como las que lanzó George Walker Bush contra Irak, Afganistán, Pakistán y Colombia, sólo para citar tres del “chorro” existente.

El presidente Obama, demócrata, no blanco ni anglosajón de origen, pues nació en Hawai, territorio robado por Estados Unidos, (no pertenece a la “supremacía blanca”) por su lado se ha mostrado desesperado, pues para seguir honrando esta deuda fabulosa tiene como plazo los primeros días de agosto de este año 2011.

Barack Obama ha sostenido que si no se sigue pagando, “se van a retirar los inversores”. Ha propuesto Obama también que los ricos o millonarios pagan más impuestos, pues evaden al Fisco lo más que pueden.

La grandísima verdad en Estados Unidos es que quienes mandan, quienes realmente deciden en el Congreso yanqui, son los 100 senadores (dos por cada Estado). Es decir, los diputados pueden aprobar leyes, sí, pero estaban deben pasar por el “colador” de los 100 senadores, quienes, al final, podrían no dejarla pasar, y de paso el presidente Obama puede también vetarla.

No soy entendido en esta materia económica-financiera de Estados Unidos, pero quise comentar este asunto de la deuda pública fabulosa de Estados Unidos  por sus alcances o consecuencias hacia otras partes del Mundo, y de cómo el gobierno imperialista criminal norteamericano se ha ido enredando en su propia red o madeja mortal, pues esas deudas se deben a su conducta agresora y saqueadora en contra de la Humanidad.

Mil bases militares y un Siglo de Terror en América Latina

Por ejemplo, el mismo gobierno norteamericano no oculta que sigue teniendo casi 1,000 bases militares regadas por casi toda nuestra Madre Tierra, en cuyos sitios de asientos esas bases militares cuentan cada una con centenares aviones artillados con armas mortíferas, barcos de guerra de la misma  naturaleza, decenas o centenares de miles de soldados u hombres, todos “listos para atacar en cualquier rincón oscuro del mundo”, según las concepciones mortales y siniestras de George Walker Bush.

¿Cuántos centenares de millones de dólares diarios le cuesta a Estados Unidos mantener estas bases militares, incluyendo el centro de torturas de Guantánamo, robado a Cuba desde 1903?

Ese mismo Senado yanqui y el expresidente George Walker Bush confesaron públicamente que entre marzo del 2003 y marzo del 2007 la agresión militar y matanza de centenares de miles de seres humanos en Irak le había costado 755 mil millones de dólares al gobierno de Estados Unidos.

¿Qué cantidad de billones de dólares le han costado al Estado Federal Norteamericano las agresiones ya de casi 30 años a Afganistán y Pakistán? ¿Cuántos seres humanos han matado allí y en qué porcentaje han destruido la economía, el medio ambiente en general, los recursos naturales y culturales de estas naciones asiáticas, con el pretexto de perseguir a los talibanes, a Osama Bin Laden y a los “comunistas”?

Según algunos especialistas en el tema del gobierno imperialista yanqui, entre otros Luis Suárez Salazar, autor de “Un Siglo de Terror en América Latina”, el régimen gubernamental de Estados Unidos ha protagonizado casi 300 agresiones e invasiones militares en América Latina, África y Asia, mediante las cuales ha matado a más de 23 millones de seres humanos, robado colosales cantidades de recursos naturales y financieros, e impuesto tiranías militares mortales como las que hubo, por ejemplo, en Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, Cuba, República Dominicana, Haití, Venezuela, Colombia, Chile, Bolivia, Ecuador, Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, etc.

Nicaragua, mi país, fue agredido en forma directa por tropas invasoras de Estados Unidos en dos ocasiones, y en la última dejaron instalada la dictadura somocista genocida, la cual mató a 50 mil nicaragüenses en 45 años de dominio omnímodo y mortal, hasta que las derrocamos a balazos con la Revolución Popular Sandinista el 19 de julio de 1979.

En la década del 80, Estados Unidos volvió a agredirnos militarmente y nos mató a otros 40,000 nicaragüenses. Además con sus recursos tecnológicos militares y sus “angelitos” contrarrevolucionarios, el gobierno criminal de Estados Unidos, encabezados por Ronald Reagan, destrozó carreteras, puertos, aeropuertos, pobladores, cultivos de granos básicos, debido a lo cual la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas, ubicada en La Haya, Holanda, lo condenó a pagar 17,000 millones de dólares, los cuales todavía no han pagado, porque todas las maldades que ellos cometen, son “legítimas” porque la inmoralidad de que están hechos es como la del demonio mismo.

“Buitres” petroleros van detrás de militares

Ha quedado evidenciado con estas agresiones e invasiones militares que el Pentágono (Ministerio de Guerra o agresiones), la Central de Inteligencia (CIA) y el gobierno norteamericano invaden un país, como Irak, por ejemplo, y detrás de los militares van los integrantes de los Clubes Bush, Clinton, Rockefeler, etc., para apoderarse ellos, estos clubes, de los recursos petroleros y otros recursos naturales y culturales. Es decir, el Estado Federal de Estados Unidos gasta centenares de miles de millones de dólares en estas agresiones militares (dinero de los contribuyentes estadounidenses), mientras los oligarcas, propietarios de empresas trasnacionales petroleras de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, etc., se apoderan de las riquezas mencionadas.

¿Cómo saldrá el imperialismo yanqui de esta nueva crisis general del capitalismo parasitario, decadente y ya podrido ante la Humanidad que busca alternativas para cambiarlo?

Otro país imperialista que tiene una deuda pública enorme es Japón. Debía, al 2009, la bicoca de  2 billones 135 mil millones de dólares. Al ocurrir el tsunami mortal de hace pocos meses, la situación económica-financiera se les ha complicado.

Francia, también país imperialista agresor, asimismo tiene una deuda pública de 5 billones 2l mil millones de dólares. En Francia, en Grecia, en Turquía, y otros países capitalistas europeos, sus crisis económicas y financieras internas han sido dramáticas en los últimos meses.

Managua, 26 de julio del 2011.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, investigador históricos, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187 y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.