Marcha y Festival de conciencia patriótica y en defensa de la Humanidad

Marcha y Festival de conciencia patriótica y en defensa de la Humanidad

Pablo Emilio Barreto Pérez

Esta Marcha y Festival por la Paz, Amor y Solidaridad es una marcha florida, una marcha de jóvenes sandinistas (hombres y mujeres), es una marcha de veteranos revolucionarios que con las armas en las manos derrocaron a la dictadura somocista en 1979, es una marcha de los Cachorros de Sandino de la década del 80, es una marcha de aquellos hombres curtidos fundidos en los Batallones de Reserva y en los Batallones de Lucha Irregular (BLI) y de los soldados y oficiales del Ejército Popular Sandinista que expulsaron a tiros y con la fuerza organizada y consciente de la Revolución Popular Sandinista a los agresores yanqui-somocistas, condenados por la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas, en 1986;  es una marcha de antiguos cooperados agrícolas, ganaderos, es una marcha de obreros y campesinos, es una marcha de mujeres trabajadoras del Hogar y la Familia,  es una marcha por la Paz y la Solidaridad con otros pueblos de nuestra Madre Tierra, es una marcha contra los verdugos imperialistas endemoniados, colonialistas y neocolonialistas, guerreristas y ladrones de recursos naturales, encabezados en este momentito por Obama Premio Nobel de la Guerra del mundo capitalista salvaje.

Desde muy de mañana he estado y he andado en esta Marcha y Festival, convocada por Juventud Sandinista, y al estar juntos estos participantes mencionados, tomados de las manos y unidos por conciencia patriótica y revolucionaria, los he sentido tan anchos y voluminosos de vida florida como el Río San Juan de Nicaragua, y tan largos y repletos de nacionalidades indígenas como aquel Río Coco de 720 kilómetros, recorridos por Sandino y el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional cuando se combatía a los agresores yanquis.

Es una marcha de conciencia patriótica, es una marcha en defensa de la vida, es una marcha en defensa de la Humanidad y contra los verdugos agresores del capitalismo salvaje, es una marcha para que cesen las matanzas de seres humanos en Libia, en Irak, en Afganistán, en Pakistán, en Colombia, en Guantánamo, y en todos aquellos territorios y pueblos agredidos actualmente por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, la OTAN, países europeos con la misma mentalidad de neocolonialistas brutales, todos los cuales actúan hoy con la complicidad de las Naciones Unidas.

Estas marchas de pueblos unidos, tan anchas, potentes y llenas de vida como el inmenso caudal del Río Amazonas, y tan altas y largas como la columna geológica vertebral de la Cordillera de los Andes, son las que ponen nerviosos, desesperados, a los oligarcas locales y sus servidores arrastrados; sí, asustan también al gobierno criminal de Estados Unidos, a sus agentes de la CIA y a sus mercenarios locales, como los que hace poco agredieron a la Policía Nacional en la Carretera a Masaya.

Nuestra hermandad nicaragüense de hombres y mujeres patrióticos crece, y crece también la unión y solidaridad de los pueblos progresistas de América Latina, de África, de Asia, de Oceanía y de Europa, en contra de los masacradores de pueblos y territorios, encabezados en este mismo momento por Obama  o Premio Nobel de la Guerra, quien desde el despacho Oval de la Casa Blanca ordena a sus tropas marinas y aéreas criminales gringas, porque él es, y se ufana de serlo, el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, desde donde llega el terrorismo estatal y la muerte infernal a numerosos pueblos del Mundo como al libio actualmente.

La conciencia cada vez más despierta de los pueblos del Mundo está creando un pantano, un muro humano de supervivencia consciente, donde finalmente estos criminales del imperialismo salvaje y sus servidores vendidos, como los que acaban de agredir a la Policía en las calles de Managua, sí, finalmente quedarán empantanados, vencidos por la razón histórica, para que en la Madre Tierra vivamos en Paz.

¡Por eso hemos andado marchando hoy en las calles de Managua, Capital de Nicaragua!

La derecha vendida, proyanqui, neocolonizada, ya demostró en 17 años de gobiernos neoliberales que sólo sirve para saquear o robar los recursos naturales y financieros de Nicaragua, la cual dejaron en banca rota, en hambre, con apagones cotidianos, en analfabetismo, convirtieron Nicaragua en propiedad privada del gobierno criminal de Estados Unidos.

No queremos ese futuro oscuro, mucho menos para nuestros hijos jóvenes, ni para nuestros nietos. Por eso, por la Paz y la Solidaridad con otros pueblos del Mundo, andamos en marchas floridas y festivales alegres, como este de hoy dos de abril del 2011.

Pablo E. Barreto Pérez

Periodista sandinista

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.