Santo Domingo de Guzmán: datos biográficos esenciales

Santo Domingo de Guzmán: datos biográficos esenciales

*Imagen de Santo Domingo fue hallada por Vicente Aburto, en el hueco de un árbol, en Las Sierritas de Managua, en 1885, según versiones históricas oficiales

*En 1961 Santo Domingo fue secuestrado ¿o rescatado? Por un grupo de feligreses capitalinos, con Lisímaco Chávez Cerda a la cabeza

*Curia de Managua prohibió “bajada” de Santo Domingo, le mandó a construir una iglesia “extramuros” en Las Sierritas y metieron tres veces preso a Lisímaco Chávez Cerda

*Invito a los lectores a leer en esta misma página web una entrevista que le hice a Lisímaco Chávez Cerda, sobre el secuestro de Santo Domingo de Guzmán, titulado: ¿Por qué la Iglesia Católica prohibió “bajada” de Santo Domingo de Guzmán?

*Santo Domingo de Guzmán es ahora el indiscutible Patrono de Managua

*Pablo E. Barreto Pérez

Santo Domingo de Guzmán, nacido en 1170, en Bolonia, Italia. Se convirtió en canónigo de Osma (Soria, España) en 1203, y también en religioso español.

Combatió a los “herejes” de esa época, es decir, fue perseguidor de los que rechazaban las imposiciones de religiones como la Católica, especialmente mediante lo que se conoció en Europa como la “Santa Inquisición”, u hogueras (fuego vivísimo) de los colonizadores, tanto en Europa como contra nuestros aborígenes (o indígenas) y esclavos negros en América.

En 1215 se dedicó a la fundación y organización de la Orden de los Predicadores Dominicos de la Iglesia de San Ramón de Tolosia (España).

Fue canonizado por el Papa Gregorio IX, en 1234.

En 1885 fue encontrada la Imagen de  Santo Domingo de Guzmán en un hueco de madero negro, en una de las fincas de la Comarca Las Sierritas de Managua, por parte de Vicente Aburto, leñador. Él (Vicente) y su esposa Cirila García, iniciaron todo un movimiento para construirle Iglesia a Santo Domingo en Las Sierritas, Comarca, situada al Oriente de Managua, un kilómetro al Sur de la entrada por la Carretera a Masaya.

Julián García Lara, hijo de Inocente García y Paula Lara, es uno de los personajes que aparece relacionados directamente con esta historia de Santo Domingo de Guzmán. Julián, quien fue coronel del ejército en la época del Gerneral liberal  José Santos Zelaya López, cuenta, mediante cartas y documentos descriptivos,  parte de la historia de Santo Domingo de Guzmán, después del hallazgo en el hueco del árbol en Las Sierritas de Managua.

La Iglesia original (construida por Vicente Aburto, su esposa Cirila y vecinos de Las Sierritas) fue destruida por el Terremoto del 31 de marzo de 1931.

Nicolás Estrada, fue Mayordomo de las fiestas de Santo Domingo de Guzmán, “bajada” y “subida”, de 1931 a 1949, según registros históricos.

En 1954 se produce un movimiento para que los Padres Jesuitas se hagan cargo de la Iglesia de Santo Domingo, en Las Sierritas de Managua.

Por este motivo, aparece en Managua el Padre Ignacio Pinedo (Jesuita), quien se hace cargo de Santo Domingo, en el casco urbano de Managua, es decir, de la Iglesia de Santo Domingo, en el Barrio del mismo nombre. Pinedo condena el “paganismo”, a los bolos, a las prostitutas, al degenere en la procesión de Santo Domingo, censura a centenares de venderoes ambulantes, reprueba a la delincuencia en torno a la “bajada” y “subida”, todo lo cual es todo lo contrario al “puritanismo” promovido por la Iglesia Católica.

El Padre Ignacio Pinedo escribió un libro titulado “Religiosidad Popular”, en cuyo primer capítulo, en el que hablaba de la “traída” del Santo a Managua, entre otras afirmaciones, sostenía:

“Confieso que mi primera impresión fue negativa, desagradable; mezcla de asombro y de extrañeza. Una inmensa muchedumbre venía acompañando al Santo. No lograba explicarme aquel espectáculo abigarrado de gritos incoherentes, estentóreos vivas, bailes extraños y, salteados aquí y allá, bochinches y escenas y gestos vulgares de borrachos sin cuento. Mi rechazo de todo aquello fue total”.

Estas impresiones del Padre Ignacio Pinedo se produjeron en 1949, cuando observó, por primera vez, la pasada del Santo en el Gancho de Caminos, en una de las entradas del lado Sur del Mercado Oriental. Su opinión fue cambiando favorablemente a favor de Santo Domingo, pero…

Curia prohibe a Santo Domingo de Guzmán

En 1961, para acabar (¿por qué?) con esta procesión religiosa popular, la Curia y el Arzobispo capitalino, Vicente Alejandro González y Robleto, deciden convertir en Parroquia Extramuros a la Iglesia de Santo Domingo de Las Sierritas, construida nuevamente y con el Padre Mejía Fajardo al frente, y a la vez emite un Edicto (3 de mayo de 1961), prohibiendo la procesión, “bajada” y “subida” de Santo Domingo de Guzmán. Esta prohibición se ve acompañada por la colocación de 12 guardias GN genocidas somocistas dentro y fuera de la Iglesia de Las Sierritas.

Ante esta medida de la Curia y el Arzobispado en Managua, se produce una reacción de los religiosos  feligreses populares, encabezada por Lisímaco Chávez Cerda, quien, con la complicidad de un grupo numeroso de católicos tradicionalistas y promotores de Santo Domingo, deciden apoderarse o “secuestrar” al Santo el primero de agosto de 1961.

Los 12 guardias nacionales estaban dentro de la Iglesia de Las Sierritas. El grupo de feligreses, con Lisímaco al frente,  hacen un primer intento de apoderarse del Santo a las dos de la mañana, pero fracasan. Se apoderan de Santo Domingo a las cinco de la mañana de ese primero de agosto, porque los guardias se durmieron; sacan el Santo con todo y peaña a la calle, y se inicia la procesión de “bajada” al casco urbano de Managua, antes del Terremoto del 23 de diciembre de 1972.

Lisímaco sostiene que esta acción  (de secuestro o apoderamiento de Santo Domingo) marca la frontera entre la prohibición de la Iglesia Católica en Managua y la convertida de Santo Domingo en Patrono de Managua, por presión de los tradicionalistas, promotores de las fiestas agostinas santodomingueñas de la Capital nicaragüense.

La reacción de la Iglesia Católica y de Luis Somoza Debayle (entonces presidente de Nicaragua)  no se hizo esperar para el siguiente día. Ese día primero de agosto de 1961, cuando concluyó la procesión de “bajada” en la Iglesia del Barrio Santo Domingo, en el casco urbano de Managua,  mandaron a echar preso a Lisímaco Chávez Cerda, por tres meses.

En 1962, el primero de agosto, los Curas o Curia de Managua permiten la “bajada” de Santo Domingo de Las Sierritas a Managua, “a regañadientes”, y vigilados por la Guardia Nacional en toda la procesión,  afirmaba Chávez Cerda.

¿Curia mandó a secuestrar a Santo Domingo de Guzmán?

En julio de 1963 (antes del primero de agosto), la misma Iglesia Católica, su Curia Arzobispal, manda a secuestrar a Santo Domingo, lo saca de la Iglesia de Las Sierritas y en forma clandestina lo mete dentro de los muros de la Catedral Metropolitana (en la orilla Este de la Plaza de la Revolución) de Managua, que no había sido destruida por el Terremoto del 23 de diciembre de 1972.

En ese mismo mes de julio de 1963, actuando en completo sigilo Lisímaco Chávez Cerda y Manuel Centeno realmente secuestran a Santo Domingo, lo sacan del escondite o secuestro en la Catedral de Managua, y lo esconden en la Ciudad de Diariamba, Carazo, dejando a todo mundo a la expectativa (curiosidad y emociones encontradas)  de lo que podría pasar con la procesión de “bajada” y “subida” del diminuto Patrono de Managua.

Por acuerdo secreto de los secuestradores con Lisímaco Chávez Cerda, el Santo es traído de su escondite en Diriamba y es llevado frente a la Iglesia de Las Sierritas, minutos antes de las seis de la mañana del primero de agosto de 1963.

Montan la Imagen del Santo en el Barco, frente a la Iglesia de Las Sierritas, donde lo esperaba Lisímaco Chávez Cerda con una multitud de miles de feligreses, lista para salir en procesión  hacia el casco urbano de Managua.

Ese día fue la primera vez que Santo Domingo fue subido en Barco, construido por Chávez Cerda, para quitarle el pretexto a la Curia de Managua y al Padre Ignacio Pinedo, quienes aseguraban que los feligreses bolos, prostitutas, delincuentes y demás, tocaban al Santo con “las manos sucias”. Santo Domingo, entonces, subido en el Barco, era “inctocable”.

“Como ven, yo no he secuestrado a Santo Domingo de Guzmán ni en 1961 ni ahora en agosto de 1963, porque el Santo ha sido sacado de una Iglesia y metido en su Parroquia de Santo Domingo en Managua. ¿Dónde está el secuestro, entonces?”. Mis amigos y yo, más bien lo recuperamos, porque realmente la Curia Arzobispal lo había secuestrado y colocado dentro de la Catedral de Managua, pues volvieron a intentar impedir la procesión de “bajada” y “subida” de Santo Domingo de Guzmán”, declaró entonces, en 1963, Lisímaco Chávez Cerda.

Un poco después de haber entregado Santo Domingo en la Iglesia de Santo Domingo, en Managua, Lisímaco Chávez Cerda fue hecho prisionero otra vez, ese primero de agosto de 1963.  No lo soltaron hasta que pasó el 10 de agosto, en 1963, día del regreso de Santo Domingo a Las Sierritas de Managua. Lisímaco estuvo preso en las Cárceles de El Hormiguero, frente a la Academia Militar, donde era entonces la Comandancia General de la Policía de la guardia genocida del somocismo.

Al año siguiente, 1964, del primero al 10 de agosto, “encierran” a Lisímaco Chávez Cerda en la cárcel “en prevención”, ¿”de qué”?, preguntó Lisímaco, quien fue soltado después de que terminaron las fiestas agostinas capitalinas..

“De no haberse registrado estos episodios de supuestos secuestros,  hoy no habría “bajada” y “subida” de Santo Domingo de Guzmán, según afirmaciones de Lisímaco Chávez Cerda a este servidor mediante una entrevista realizada a finales de julio de 1997.

Antes del Terremoto de 1972, se hizo un Documental y Película, titulado “Milagro en el Bosque”, sobre Santo Domingo de Guzmán, en que participaron:

Felipe Hernández, Hugo Hernández Oviedo, Ruth Obregón, Pascual Tibio, entre otros, en total 150 actores, unos profesionales y otros que eran sencillamente campesinos de la Zona comarcal de Las Sierritas de Managua.

Para más datos, los invito a “visitar” o leer parte de mi página Web o Blog titulado: http://www.pabloemiliobarreto.tk, en el cual está ubicado otro trabajo un poco extenso sobre Santo Domingo de Guzmán, especialmente la entrevista con Lísimaco Chávez Cerda, a quien entrevisté en 1997. Lisímaco falleció en el año 2005.

Este trabajito fue escrito en el año 2008.

Managua, julio del 2008.

*Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187 y  22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Santo Domingo de Guzmán: datos biográficos esenciales

  1. Marco Antonio dijo:

    Muy Interesantes tus anecdotas y datos biograficos del Santo Patrono de los Managuas Santo Domingo de Guzmán, he tenido la oportunidad de leer algunos libros escritos por tu persona y siempre son muy utiles e interesantes.
    Saludos

  2. isa valeska dijo:

    gracias me salvaron de la tarea de español

  3. noma lides dijo:

    woooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooow que larga la historia de santo domingo de guzman

Los comentarios están cerrados.