“Hasta perros muertos botan en este cauce…”

Pablo Emilio Barreto Pérez

“La gente es “chancha” en este Barrio…”

“Hasta perros muertos botan en este cauce…”

*Se necesitan Cementerios para mascotas: perros, gatos y…

*Estado debe facilitar atención veterinaria a los animales domésticos

*Son pocas las clínicas veterinarias en Nicaragua y en Managua

Pablo E. Barreto Pérez

Con frecuencia se oyen expresiones de: “Hasta perros y gatos muertos botan en este cauce. La gente de este barrio es “chancha”.

Estas expresiones son frecuentes en vecindarios capitalinos y resto del país, reproducidas en medios informativos escritos y radiales al referirse al acuciante fenómeno medioambiental de acumulaciones de basuras en los cauces, predios baldíos, andenes, calles y caminos periféricos de las Ciudades principales de Nicaragua, especialmente en Managua, donde ciertamente aparecen animales muertos (perros, gatos, gallinas, gallos y otras aves) que fueron atropellados por automovilistas o lanzados por vecinos después fallecidos estos pobres animales domésticos.

Sí, ciertamente, la acumulación de basuras o desechos sólidos en Managua es cada vez más irritante y peligrosa para la salud pública. Managua está al borde de tener dos millones de habitantes en el marco municipal, es decir, sin incluir al resto del Departamento de Managua, sólo tomando en cuenta el ámbito capitalino.

Es común ver cómo la inmensa mayoría de los pobladores de Managua, por ejemplo, sacan las basuras de sus viviendas y las tiran al andén, a la calle, al desagüe o “tragante”, al cauce; y además, tienen la misma conducta contaminadora ambiental cuando van viajando dentro del autobús urbano colectivo, pues desde adentro del vehículo lanzan hacia fuera las bolsas de agua, los empaques de “chucherías”, las cáscaras de los bananos y de mangos, las hojas de nacatamales…

Frecuentemente, estas basuras caen encima de otros seres humanos cuando van caminando en la calle, a la orilla de donde circula el autobús urbano colectivo o el vehículo particular en que van los y las contaminadores del Medio Ambiente en Managua y otras ciudades de Nicaragua.

Esta operación de lanzamiento de basuras al suelo, pisos y calles se repite dentro de los Mercados de Managua, donde uno encuentra a un grupo de mujeres o varones bebiéndose un “refresco” en bolsa plástica. Al terminarse el “refresco”, dejan caer la bolsa vacía con todo y pajilla al piso, por donde van caminando.

Esta acumulación de basuras, repito, uno la puede apreciar en los andenes, calles, dentro de los Mercados, en los desagües o “tragantes” pluviales y en los cauces, donde, además, se echan también los perros, gatos, gallinas y gallos muertos, debido a que en Managua y otras Ciudades cabeceras departamentales y municipales no ha sido posible convencer a las autoridades del gobierno central y municipales de la necesidad de cementerios para mascotas, con la finalidad de evitar esta contaminación ambiental y los “tufos” por los animales muertos en estos sitios mencionados.

Además, no se ha podido conseguir convencer a autoridades municipales para que manden a colocar barriles u otros recipientes como basureros en parques públicos, en Terminales de Autobuses Urbanos e Interlocales, en las calles más transitadas, dentro de los Mercados. Esos barriles pueden ser fijados a postes y paredes, para que no sean arrancados por “maleantes”, los cuales también abundan en Ciudades grandes como Managua, León, Chinandega, Masaya, Granada, Rivas, Matagalpa, Estelí, Jinotega, etc.

Dentro de Metrocentro hay basureros, ¿por qué no en sitios públicos?

En Supermercados, cines, tiendas comerciales privadas, comiderías en “Metrocentro”, Plaza Inter, Plaza las Américas, bares y restaurantes, por ejemplo, tienen basureros colocados en determinados sitios, para que los visitantes de estos lugares depositen allí las basuras, después que consumen comides, bebidas, sorbetes y demás, todo lo cual esos visitantes hacen sin “refunfuñar” o protestar, ¿por qué, entonces, no se puede hacer lo mismo en otros sitios públicos?

¿Por qué autoridades municipales y pobladores no pueden disponerse a resolver este problema medioambiental de la basura con un poco más de esfuerzos? ¿Cuesta tanto dinero poner barriles u otros recipientes basureros en sitios públicos como los parques, Mercados, Paradas y Terminales de Autobuses, por ejemplo?

¿Es muy difícil para los ciudadanos ordenar la basura en una bolsa, después de comer y beber, para echarla en el basurero?

Para tener una Ciudad limpia en todos sus costados, al menos la Capital de Nicaragua: Managua, es necesario el esfuerzo coordinado entre las autoridades municipales y los pobladores organizados en los Consejos del Poder Ciudadano, Movimiento Comunal Nicaragüense y otras expresiones organizativas populares, para que todas las Ciudades estén limpias, como se ha logrado en la Ciudad y Municipio de Nagarote, donde los pobladores mantienen limpias las calles y los patios de sus casas, y además depositan la basura en recipientes que ellos han colocado al frente de sus viviendas, a la espera de que la pasen recogiendo los trabajadores de la Limpieza Pública.

¡Claro¡ En todo este asunto hay comportamientos de autoridades municipales, funcionarios de Alcaldías y pobladores que de algún modo impiden romper “el status quo” cultural cómodo, perjudicial a la salud y de afeamiento del paisaje de Ciudades como Managua, León, Masaya, Granada…

Por ejemplo, cuando yo fui concejal por el Frente Sandinista en Managua propuse colocar basureros en los Mercados, Parques, Terminales de Autobuses, con el fin de evitar las acumulaciones de basura; y obligar a los autobuseros a colocar basureros pequeños dentro de sus unidades motorizadas con los mismos fines; y de aplicar una Ordenanza que los concejales hicimos en la Alcaldía de Managua, para multar y si es posible llevar a la cárcel a quienes echan basura en los cauces de Managua, porque, sostuvimos, entonces, es la única forma de evitar que el Lago Xolotlán o de Managua se siga contaminando.

Lago sigue contaminándose

Las basuras de todo tipo las siguen echando a los cauces, 35 en total desde donde comienza la Cordillera o Sierras de Managua en el Volcán Masaya y finaliza en el borde del Lago de Managua un poco al Oeste del poblado y cabecera municipal de Mateare.

Si las basuras siguen siendo arrastradas por las corrientes pluviales de estos cauces hasta el Lago de Managua, no hay manera, como consecuencia, de limpiar totalmente el Xolotlán. En esas basuras hacia el Lago, van llantas viejas, plásticos de todo tipo, pedazos de metales, galones, barriles, colchones, vasos y platos rotos, zapatos inservibles y hasta los animales muertos.

Cuando era yo concejal del Frente Sandinista en Managua, en el período de enero del 2005 a enero del 2009, insistí en la creación del Cementerio para Mascotas porque los pobladores capitalinos, los del casco urbano, no tienen donde sepultar a sus perros y gatos muertos, cuando estos mueren, debido a lo cual disponen lanzar sus cadáveres dentro de los cauces, aunmentando, de ese modo, la contaminación ambiental.

También propuse la creación Veterinaria Pública Municipal con el fin de darle atención médica y medicinal a los perritos callejeros, pues en Managua son miles deambulando; en algunos casos, los perritos y gatos son echados de sus casas cuando sus “amos” ya no los quieren o porque los ven enfermos, y de ese modo, se convierten también en amenaza para otros pobladores capitalinos.

Perros enfermos, necesitan atención veterinaria

Es doloroso ver animalitos (perros y gatos) con las patitas fracturadas porque conductores salvajes de automotores les echaron encima el vehículo. Hay muchos seres humanos, conductores de vehículos, que gozan atropellando y oyendo los llantos de estos animalitos. A estos automovilistas salvajes los he visto gozando, carcajeándose, cuando atropellan perros, gatos, conejos, garrobos, etc. Con ese comportamiento son, en realidad, más salvajes que los animales salvajes.

He visto y veo actualmente a centenares de perritos enfermos, en la calle, con las patitas fracturadas por un atropellamiento, o sencillamente enfermos por una infección, un cáncer, y que nadie los atiende, ni sus antiguos amos, ni la Municipalidad ni el Estado o gobierno central, a pesar de que son animales domésticos (y silvestres) ubicados dentro del Territorio Municipal y nacional, mientras algunos seres humanos, habitantes de esta Tierra Santa, nos llenamos la boca en “defensa” de los animales, ¿cómo los defendemos? ¿Atropellándolos, no atendiéndolos?

Para las estadísticas locales del Ministerio de Salud y relatos en proyectos para decir: “tenemos cusucos, conejos, gavilanes, pocoyos…” para eso sí figuran alegre y orgullosamente, pero para atenderlos como se debe, ¡todavía no¡

Se necesitan dos Cementerios para seres humanos

También propuse la creación de dos Cementerios para seres humanos en Managua, porque los dos cementerios más antiguos y grandes, Occidental y Oriental (Periférico), ya fueron cerrados formalmente y Managua sólo tiene el Cementerio “Milagro de Dios”, fundado en 2004, ubicado en el extremo Oriente de Managua, al Este de Villa Libertad.

Este Cementerio “Milagro de Dios” les resulta adecuado a los pobladores capitalinos de los Distritos V y VI, no así para quienes vivimos en los Distritos I, II, III y IV, pues desde Acahulinca hasta Villa Libertad hay alrededor de 15 kilómetros, lo cual te indica que para trasladar a un fallecido hasta este Cementerio es preciso contratar vehículo para transportar al muerto y sus acompañantes, mientras, todo mundo sabe, la inmensa mayoría de la población es pobre.

Propuse, repito, crear dos Cementerios en el Suroeste y Occidente de Managua, para resolver este problema de orden social, pero tampoco fui escuchado por el Concejo Municipal y el entonces Alcalde Dionisio “Nicho” Marenco Gutiérrez. El alegato fue siempre que no había dinero.

Sin embargo, asuntos como estos mencionados, incluyendo la recarga del acuífero de Managua, son necesarios para los pobladores humildes en la Capital de Nicaragua.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187, 88418126 y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “Hasta perros muertos botan en este cauce…”

  1. gabriela nohemi sandoval martinez dijo:

    buenas tardes la verdad es que tiene toda la razon en lo que dice nicaragua es muy sucia y las personas tambien hace poco a cabo de ir de vacaciones y me dicuenta de que todo lo que usted dice es verdad es una lastima por todos son muy amables pero sucios escupen en las calles por casi le cae a uno las escupida la basura y todo.

Los comentarios están cerrados.