Dominación yanqui genocida llegando a su fin en América Latina

Comunidad de Estados Latinoamericanos será el comienzo de la verdadera Independencia

Dominación yanqui genocida llegando a su fin en América Latina

Pablo E. Barreto Pérez

Para los latinoamericanos patriotas, justos, sensatos, progresistas, demócratas, promotores de una verdadera independencia y de soberanías nacionales plenas, al revés de la sumisión de siempre practicada por las oligarquías locales y sus servidores vendidos y arrastrados, nos sentimos contentos por el Acuerdo de los Presidentes en Cancún, México, donde ya se sentaron las bases para la organización de la Comunidad de Estados Latinoamericanos, sin Estados Unidos ni Canadá; es decir, estamos dando los pasos iniciales para comenzar el fin de la tiranía del gobierno criminal o genocida de Estados Unidos en contra de nuestras soberanías nacionales en América Latina.
Me siento reivindicado por este Acuerdo de los Presidentes del Grupo de Río en Cancún, México, donde, entre otros, estaban: Daniel Ortega Saavedra, Felipe Calderón, Hugo Chávez Frías, Evo Morales Aymara, Cristina Fernández, Lula da Silva, Leonel Fernández, Raúl Castro Ruz; y delegados de quienes no pudieron estar en esta cita de trascendencia histórica extraordinaria, y también se presentó uno de los peones más sucios del gobierno agresor de Estados Unidos: don Álvaro Uribe, presidente de Colombia, quien se ha convertido en “punta de lanza” yanqui para fomentar inestabilidad en América del Sur.

En Nicaragua escuché informes periodísticos escuetos sobre esta reunión de semejante trascendencia histórica, pues, repito, en Cancún ya se sentaron las bases para comenzar el fin de una era de 100 años de terror, de agresiones e invasiones militares, de matanzas de seres humanos, de imposiciones de dictaduras sanguinarias y mortales, de saqueo de nuestros recursos naturales (petróleo, oro, metales diversos, maderas, pescados, plantas medicinales, secuestro de cerebros de seres humanos mediante colonización en Escuelas y Universidades), de apropiaciones de territorios por medios armados, de imposición de bases militares para agredir territorios ajenos, promoción de contrarrevoluciones como en Cuba, Nicaragua, El Salvador y Venezuela, imposición de bloqueos económicos, diplomáticos y comerciales contra Cuba, imposición de organizaciones intervencionistas como la Organización de Estados Americanos (OEA), etc.
Es decir, estamos acudiendo al principio del fin de una era de infamias yanquis, iniciadas con el robo descarado de más de dos millones de kilómetros cuadrados a México, los intentos de los esclavistas del Sur de Estados Unidos de apoderarse de todo México, Centroamérica, Panamá y Colombia, con el fin de organizar lo que esos mismos esclavistas llamados el Imperio del Círculo Dorado, para cuyas labores planificadas enviaron a Centroamérica a su angelito criminal William Walker, jefeando a los filibusteros que llegaron en 1852 a agredir a Nicaragua, El Salvador y Honduras con la complicidad de algunos oligarcas y terratenientes centroamericanos.

El chorro de infamias es muy largo, larquísimo. Sólo mencionaré algunos como las intrigas e invasiones malignas para arrebatarle el territorio panameño a Colombia, con el fin de construir el Canal de Panamá; luego sobrevinieron la organización, entrenamiento y sostenimiento técnico-militar-ideológico de la dictaduras militares sanguinarias y mortales como la somocista en Nicaragua, en Venezuela, en Colombia, en Paraguay, en Argentina, en Brasil, en Haití, en Dominicana, en Cuba, en Honduras, en El Salvador, en Guatemala, en Bolivia, en Argentina, en Ecuador, en Chile…

Prácticamente no hubo país latinoamericano que se salvara de las agresiones militares yanquis genocidas, de despojos de tierras y recursos naturales, de matanzas de seres humanos que siempre se opusieron a estas maldades avaladas por los oligarcas, terratenientes o latifundistas, comerciantes e industriales grandotes, que actuaron mancornados con las trasnacionales gringas y el gobierno genocida de Estados Unidos.
Algunos investigadores y especialistas en estas infamias yanquis, como Luis Armando Suárez Salazar, autor de “Un Siglo de Terror en América Latina”, aseguran que el gobierno genocida gringo ha ejecutado casi 300 agresiones militares por el mundo, con las cuales ha causado más de 23 millones de muertos, incluyendo las matanzas de su ejército invasor y agresor en América Latina o por medio de las guardias nacionales de ocupación que los yanquis impusieron en América Latina, como, por ejemplo, la Guardia Nacional en Nicaragua, la cual impusieron desde 1928 hasta el 19 de julio de 1979.

¿Cuántos millones de seres humanos asesinados es la cuota de América Latina de estos 23 millones de seres humanos muertos durante agresiones militares de Estados Unidos, como ocurre actualmente en Irak, Afganistán y Pakistán? Habría que hacer las cuentas para que la Corte Internacional de Justicia de La Haya (Naciones Unidas) los juzgue por estos crímenes de lesa humanidad, como cuando fueron juzgados y sentenciados en junio de 1986 en La Haya por las matanzas de seres humanos y destrucción material en Nicaragua, debido a lo cual se les impuso una condena de 17,000 millones de dólares que nunca pagaron, porque además, si ellos imponen la multa, entonces sí se debe pagar, pero si se las imponen a ellos, no se paga.

Como digo el listado de infamias yanquis es larguísimo, difícil de citar en un artículo corto (invito a leer mi artículo “Infamias yanquis”, ubicado en INTERNET en mi Blog de Wordpres con el nombre de pabloemiliobarreto.tk), en el cual un poco más de datos sobre estos crímenes yanquis en América Latina.

Sí, es larguísimo este historial de infamias.

Nos mataron, por ejemplo, en el siglo pasado a Sandino, a Omar Torrijos Herrera, a Camilo Torres, a Salvador Allende Gousen, sólo para citar unos cuantos. La dictadura somocista, organizada y sostenido por el gobierno genocida de Estados Unidos, en Nicaragua mató a casi 50,000 nicaragüenses; la dictadura salvadoreña, encabezada por “mi general Hernández Martínez”, sólo en el pedacito de tiempo de 1932, mató a 32,000 salvadoreños, y después de 1980 al 92 mató a otros 90,000 salvadoreños; Varios miles fueron asesinados por la dictadura neofascista de Pinochet en Chile, y todo el mundo supo, hasta por confesión de Richard Nixon, de que el gobierno de Estados Unidos mandó a derrocar al Gobierno de la Unidad Popular de Chile y a matar a Salvador Allende Gousen.

Bueno, pues, si pudieron mandar a matar a los Kenedy, a Martin Luther King, que no han podido hacer con nosotros, a quienes nos ven con el ojo racista y despreciativo de anglosajones llegados de Gran Bretaña con el corazón y mentalidad de colonizadores y avaros conquistadores de tierras, en las cuales de paso acabaron con la vidas de los seres humanos nativos en las tierras norteamericanas.

Tenemos razón histórica justificada de buscar cómo estar unidos los latinoamericanos en un organismos regional, llámese como se llame, una organización nuestra, que responda a nuestros intereses comunes, sin la presencia de Estados Unidos y Canadá, pues ambos han actuado juntos por ejemplo en el Bloqueo a Cuba.

Por tanto, de verdad celebro la Unidad Latinoamericana, elogio el trabajo de organización de la Comunidad de Estados Latinoamericanos. Europa ya se unió en región. Los Gobiernos y Estados Africanos está consolidando su organización de Unidad Africana. Igual están haciendo gran parte de los Gobiernos y Estados Asiáticos, con el fin de quitarse de encima influencias infames como la de Estados Unidos, Reino Unido, Israel y otros agresores militares que hay por el Mundo Moderno.

*Pablo E. Barreto Pérez: periodista, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua,
Teléfonos: 88466187, 88418126 y 22703077.

No puedo decir mas que excelente… La Comunidad de Estados Latinoamericanos tiene que llegar a ser una realidad, por el bien de nuestros hijos y nietos. Debe ser el fin de una dictadura continental bajo el ropaje de Democracia.
Sino veamos, como tù dices, los asesinatos de presidentes y de personajes que luchaban en su tiempo en contra de las injusticias en su propio país(USA), mandados a silenciar por la CIA; ¿qué no han hecho, y hacen, contra nosotros los latinoamericanos?. Por eso…
YA BASTA de dominación imperial y de una democracia hipócrita y cínica.

No puedo decir màs que excelente… La Comunidad de Estados Latinoamericanos tiene que llegar a ser una realidad, por el bien de nuestros hijos y nietos. Debe ser el fin de una dictadura continental bajo el ropaje de Democracia.
Sino veamos, como tu dices, los asesinatos de presidentes y de personajes que luchaban en su tiempo en contra de las injusticias en su propio país(USA), mandados a silenciar por la CIA; ¿qué no han hecho, y hacen, contra nosotros los latinoamericanos?. Por eso…
YA BASTA de dominación imperial y de una democracia hipócrita y cínica.
gilcortez16@hotmail.com
Gilberto

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Dominación yanqui genocida llegando a su fin en América Latina

  1. Gilberto dijo:

    No puedo decir mas que excelente… La Comunidad de Estados Latinoamericanos tiene que llegar a ser una realidad, por el bien de nuestros hijos y nietos. Debe ser el fin de una dictadura continental bajo el ropaje de Democracia.
    Sino veamos, como tu dices, los asesinatos de presidentes y de personajes que luchaban en su tiempo en contra de las injusticias en su propio país(USA), mandados a silenciar por la CIA; ¿qué no han hecho, y hacen, contra nosotros los latinoamericanos?. Por eso…
    YA BASTA de dominación imperial y de una democracia hipócrita y cínica.

  2. eskcem dijo:

    excelente tambn los genocidas d videla,el cura del diablo,stroessner,alan garcia ,fujimori y sus paramilitares en peru ke junto a colombia la escoria yanki sigue dominando,pero algun dia latinoamerica sera libre y socialista unida.

  3. eskcem dijo:

    stroessner,alan garcia(penal el fronton,nativos de bagua),videla y el cura del diablo,diaz ordaz(tlatelolco),bondaberry todos genocidas!!

Los comentarios están cerrados.