Derecha antipatriótica

Derecha antipatriótica

Pablo E. Barreto Pérez

Todo el zoológico derechista nicaragüense, de vendidos al yanqui agresor genocida, está como en los gallineros, alborotado y nervioso otra vez, ahora porque el presidente Daniel Ortega Saavedra les ha cortado el paso de promoción de caos, y vacíos institucionales en Poderes del Estado, me imagino todo planeado desde la Embajada Norteamericana, para que algunas actividades operacionales del Estado se detengan y dar la idea al exterior de que en Nicaragua no funcionan entidades estatales como el Consejo Supremo Electoral, Corte Suprema de Justicia, Contraloría General de la República y Procuraduría de Derechos Humanos.

Me parece correcto, acertado, impedir que los adversarios políticos vendidos, peleles, pongan a funcionar nuevamente el chantaje político y antinacionalista burdo, porque resulta malvado, infame, jugar a la posibilidad de que se paralicen estos poderes del Estado, especialmente el Consejo Supremo Electoral, pues en marzo próximo (2010) hay elecciones regionales en el Atlántico Sur y Norte, y en el 2011 se efectuarán las elecciones nacionales de Nicaragua.

Parece que la “jugada” la venían “cocinando” con sus amos del gobierno de Estados Unidos desde mediados del año pasado, pues ya se les oía amenazar, especialmente a Eduardo Montealegre Rivas y Arnoldo Alemán Lacayo (ambos saqueadores del erario nacional), de que “no vamos a dar los votos” para elegir nuevos Magistrados, o confirmar los existentes, alegando supuestos “fraudes”, que Roberto Rivas Reyes abusa del poder, que los magistrados electorales no funcionan, que se debe cambiar “todo en el Consejo”, y también que los magistrados sandinistas de la Corte Suprema de Justicia emitieron la sentencia que habilita nuevamente la candidatura de Daniel Ortega Saavedra para las elecciones del 2011; han lanzado toneladas de lodo calumnioso mediante sus medios informativos privados, derechistas y peleles contra Omar Cabezas Lacayo y contra los contralores de la Contraloría General de la República.

Toda esta propaganda sucia, guerra sicológica sucia en realidad, en los medios de derecha recalcitrante y vendida, ha estado dirigida a crear confusión entre los pobladores sencillos, especialmente votantes, para indicarles que impedir el caos, o los vacíos de poderes, es dictatorial, es autoritario, y hasta hablan de “reinados”, como si aquí estuviéramos en Europa, de donde vinieron en el pasado los enviados de los colonizadores genocidas y ladrones a matarnos 51 millones de indígenas (70 millones, afirma Miguel Suárez en su libro “Un Siglo de Terror en América Latina”), y que con espíritu de neocolonizadores han pretendido entrometerse en asuntos de organización y resultados electorales y políticas internas.

Dictadura era la somocista genocida, cuyos guardias, 12 mil “orejas” o agentes de la Oficina de Seguridad, “escuadrones de la muerte”, “jueces de mesta” o “jueces de cañada”, te mataban sin contemplaciones dentro de las cárceles y en las calles, te echaban preso en las esquinas y en todos lados, eran especialistas en torturas y en mantener el terror organizado y dirigido; Somoza Debayle tirano mandaba a clausurar periódicos, radioemisoras, televisoras; y claro, con Somoza estaban mancornados los oligarcas, los comerciantes grandotes, los empresarios y terratenientes grandotes, todos los cuales virtualmente no sufrieron esa tiranía en sus últimos años de agonía, pues se fueron al extranjero y nos quedamos nosotros, encabezados por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, enfrentando a la dictadura somocista genocida, con las armas en las manos, hasta derrocarla por siempre.

Eso era dictadura militar, y formaba parte de la plaga de dictaduras militares organizadas, educadas, armadas, financiada y sostenidas en América Latina por el gobierno genocida de Estados Unidos, hasta sus últimas consecuencias.
Gracias a la demolición de la tiranía somocista genocida, existen hoy todas las libertades individuales y colectivas, establecidas en la Constitución Política del Estado, elaborada y aprobada por la Asamblea Nacional durante el régimen revolucionario sandinista de la década del 80.
Uno de los jefes revolucionarios sandinistas, el Comandante Carlos Núñez Téllez, fue precisamente, uno de los creadores de esa Constitución Política del Estado, y por ello hoy hasta se le nombra como el padre de la Constitución.

Estos políticos derechistas, algunos de ellos admiradores de la extinta tiranía somocista, y practicantes reales de la dictadura burguesa , pues ellos siguen dominando la economía local, tienen en sus manos la mayor cantidad de tierras del país y los medios de producción más importantes, incluyendo periódicos, televisoras y radioemisoras privadas y derechistas.

¡Ah¡, pero según ellos, el dictador autoritario es Daniel Ortega Saavedra, porque como Jefe del Estado y del Gobierno central, busca cómo garantizar el Presupuesto General de la Nación y de que funcionen de manera normal y eficiente los otros Poderes del Estado: Consejo Supremo Electoral, Corte Suprema de Justicia y Contraloría General de la República.

Este zoológico de políticos bandidos viene saboteando al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional desde comienzos del 2007, y arreciaron sus ataques sucios en 2009, cuando inclusive se aliaron con el Embajador yanqui, Robert Calahan y algunos neocolonialistas europeos, para lanzar y sostener acusaciones diversas contra el gobierno, especialmente por el supuesto fraude durante las elecciones municipales de noviembre del 2008.

El año 2009 por estas campañas sucias, infames, estos derechistas, enemigos del pueblo pobre (entre diputados, políticos negociantes y ladrones del erario público), retrasaron la aprobación del Presupuesto Nacional, lo cual, por supuesto, causó algunos problemas para el cumplimiento en tiempo y forma del mencionado Presupuesto.

Armaron otro alboroto por la Sentencia de la Corte Suprema de Justicia sobre la posibilidad real de que Daniel Ortega Saavedra y 115 Alcaldes puedan optar a reelegirse en las elecciones del 1011.

Desde el año pasado estaban amenazando con “no daremos los votos” legislativos para confirmar, reelegir o elegir nuevos magistrados de los Poderes del Estado mencionados, con lo cual estaban apostando, como digo, al caos institucional, ¿con qué fines infames? ¿Pretenden que el país se paralice en algunos aspectos de funcionamiento institucional? ¿Pretenden que no se efectúen o se deslegitimen las elecciones regionales en la Costa Caribe de marzo del 2010? ¿Pretenden que no haya elecciones nacionales en el 2011?
Y para “legitimar” estas amenazas y acusaciones contra el gobierno y el presidente Ortega Saavedra, estos negociantes de la política criolla se hacen acompañar con frecuencia ahora de las opiniones de Obispos como Abelardo Mata, quien pareciera un general espiritual del capitalismo salvaje y de estos derechistas antipueblo y antipatriotas, en vez de estar dedicados a sus labores religiosas en sus Parroquias católicas respectivas.

El Decreto Presidencial es claro, pues indica que se ratifican y prorrogan los cargos de los funcionarios de estos Poderes del Estado, mientras un sector derechista y oportunista de la Asamblea Nacional decide dedicarse a trabajar y poner en Agenda del Día la ratificación de los magistrados actuales o elegir nuevos magistrados en el Consejo Supremo Electoral, Corte Suprema de Justicia, Contraloría General de la República y Procuraduría de Derechos Humanos.

Sobre la candidatura futura de Daniel Ortega Saavedra, no entiendo la preocupación de la derecha entreguista, pues en sus periódicos, televisoras y radioemisoras se mantienen afirmando que el FSLN y su Alianza no volverían a ganar “porque ganó apenas con el 38 por ciento”, es decir, no tiene apoyo electoral popular, entonces, ¿por qué se preocupan si los derechistas tienen asegurado el triunfo electoral presidencial del 2011?
¿Temen ahora, me pregunto, que el FSLN por su identificación con la gente pobre y con aquellos excluidos en 16 años de gobiernos neoliberales, el Frente Sandinista y Daniel Ortega Saavedra vuelvan a ganar las elecciones nacionales con más de 38 por ciento?
Le temen, me imagino, a los logros gubernamentales cada vez más impactantes del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional en educación, salud, energía eléctrica, en “Hambre Cero”, “Usura Cero”, en mejorar la producción agropecuaria, por el apoyo a los productores, por el elevamiento de la Dignidad Nacional, por los proyectos sociales de viviendas, en resumen: porque el gobierno ahora se parece al pueblo, no como los gobiernos anteriores que más bien parecían Juntas Administradoras de los intereses de la oligarquía local y del gobierno genocida de Estados Unidos. Esa es la gran diferencia, por eso andan desesperados.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.
Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, Managua. Teléfonos: 88466187, 88418126 y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.