100 inventos importantes en la Historia de la Humanidad

100 inventos importantes en la Historia de la Humanidad

Nota: Estoy escribiendo un resumen muy pequeño de los 100 inventos más importantes que han transformado la vida de la Humanidad, desde los Sumerios, en Mesopotamia, hace 5,000 años hasta la moderna actualidad. Lo que sigue es parte de eso que estoy escribiendo. Lo escrito lo iremos poniendo poco a poco en esta página web, puesta al servicio de amigos y lectores en general de INTERNET.

Pablo E. Barreto Pérez

Rueda en antigua Mesopotamia

Estudiosos del desarrollo histórico de la Humanidad y arqueólogos, aseguran que el primer vestigio de invención humana fue hallado en Mesopotamia, específicamente en un sitio identificado como Fértil Creciente. Se trata de la invención y construcción de la rueda, hecha con madera del mismo sector, hace 3,200 años antes de nuestra era. Se supone que esta primera rueda se construyó por la necesidad imperiosa de tener medios de transporte, jalados o tirados por animales domesticados por los seres humanos en la antigüedad. ¿Quiénes fueron los constructores de esa primera rueda, qué tipo de madera usaron y qué herramientas utilizaron para darle forma? ¿Fueron los nobles esclavistas o gente sencilla la que construyó esta utilísima rueda en esa parte del Continente asiático?

En libros de Historia Universal se informa que en este territorio de Mesopotamia florecieron las primera civilizaciones humanas como la Sumeria, Asiria, Babilonia, Persia y Fenicia, y actualmente es allí el territorio de Irak.

¿Ábaco inventado por los chinos?

No se conoce la fecha exacta de la invención del Ábaco. Los datos aportados por historiadores y arqueólogos nos llevan a la misteriosa China de hace 2,000 años antes de la era del calendario actual, impuesto por los romanos, es decir, antes o después del nacimiento de Cristo. En relación a este utilísimo invento para operaciones aritméticas y de cálculos, en la antigüedad, también se mencionan a Babilonia y Grecia.
El Ábaco es un cuadro, o rectángulo, de madera con diez cuerdas o hilos de alambres (mecates, cáñamo, nilon, etc) paralelos, con igual número de bolas móviles, que resbalan en las cuerdas, según la voluntad de quien lo está operando.

El surgimiento de esta herramienta utilísima fomentó el desarrollo comercial de los sitios en que se empleó, porque se adaptaba de forma perfecta a cualquier cálculo, es decir, desde cifras pequeñas a operaciones también grandes, no como actualmente que contamos con calculadoras o instrumentos electrónicos rapidísimos.
Se informa que en China todavía lo usan en zonas rurales, porque, recordemos, este país asiático es inmenso, tiene nueve millones y medio de kilómetros cuadrados y 1,322 millones de habitantes. También lo usan en zonas rurales del Japón, otro país superpoblado con 128 millones de habitantes.

En la antigua Grecia se llamaba Ábaco a una plancha rectangular de mármol o de madera recubierta con arena o polvo, sobre la cual se trazaban figuras geométricas, o se efectuaban cálculos aritméticos. Después, en la misma Grecia, el término indicó un tipo particular de instrumento constituido por un bastidor con varios hilos paralelos que atravesaban unas bolitas de marfil o madera coloreada, dispositivo que permitía efectuar rápidamente operaciones de cálculos aritméticos. Hace ya más de mil años se atribuía este invento del Ábaco a Pitágoras, matemático y filósofo griego.

El significado moderno de Ábaco es distinto, pues actualmente recibe este nombre una clase particular de monogramas o, más en general, un tipo especial de tablas numéricas o de gráficos que permiten hallar el valor de una determinada función de dos o más variables independientes.

Fundición del Hierro, ¿cómo surgió y dónde?

Este metal no influyó en la civilización humana antigua hasta que los hititas, pueblo anterior a los fenicios, que fundó un poderoso imperio en Asia Menor (Mesopotamia), descubrieron cómo fundirlo en 1,500 años antes de Cristo. El apogeo de este descubrimiento de fundición del hierro se produjo 300 años después, en lo que se conoce como la Edad de Hierro, en Oriente Medio hacia 1,200 años antes de Cristo, y en Europa Occidental hasta 600 años antes de Jesucristo.

Mediante libros de Historia Universal se conoce que, especialmente, por parte de los Imperios Coloniales Europeos, utilizaron este invento para fabricar espadas, lanzas, cuchillos, herramientas, cadenas, grilletes para ponérselos a los esclavos en los tobillos y en las muñecas, y también comenzaron la fabricación de armas de fuego, cañones, todo lo cual fue utilizado en jornadas de conquistas y agresiones militares a territorios ajenos, como hicieron los romanos y egipcios colonialistas en su tiempo.

A nosotros, los latinoamericanos y centroamericanos, nos tocó sufrir en carne propia, de manera horrible, espantosa, la conquista española seguida de la enorme matanza de 50 millones de indígenas (nuestros abuelos), quienes fueron decapitados con espadas, acuchillados personalmente por feroces asesinos como Pedrarias Dávila en León Viejo.
Este Pedrarias Dávila, según cuentan los mismos cronistas españoles, además de perseguir de manera implacable a los indígenas Imabites, por ejemplo, en León Viejo, los mataba a punta de balazos, puñaladas, decapitaciones con su espada de hierro, y ese hierro lo fundía en una llamada “fundidora” que tenían los conquistadores en León Viejo, y allí mismo calentaban “al rojo vivo” esos hierros y con ellos “herraban” en la cara y espaldas a nuestros indígenas Imabites, para después enviarlos como esclavos al Perú.

Nuestros indígenas (abuelos) no conocían el hierro, no lo dominaban y por el contrario fue usado contra ellos de manera terrible a partir de 1492 hasta 1821.

El Alfabeto, ¿cómo y dónde surgió?.

Se ha sostenido que la primera evidencia de que el hombre (mujeres también) siempre ha tenido la necesidad de comunicarse por escrito son los dibujos dejados en cavernas prehistóricas, los petroglifos que datan de hace 45, 000 años antes de Cristo. Aunque el Sumerio fue el primer idioma escrito (3,500 años antes de Cristo), no contaba con un alfabeto. Fue hasta 1,300 años antes de Cristo, en el Puerto comercial de Ugarit, en Siria, donde apareció el primer alfabeto propiamente dicho, en el que cada letra representaba un sonido que se unía con otro para formar una palabra completa. Los fenicios, en 1,100 años antes de Cristo, también dejaron evidencias de un alfabeto de 22 letras que luego fue adoptado por los griegos, quienes lo dividieron en dos partes: el jónico, de 24 letras; y el occidental, de 21 letras. Este segundo alfabeto fue la base de la escritura latina, al cual en la Edad Media se le anexaron otras cuatro letras: J, ñ,u y w.

Alfabeto es reunión de todas las letras de una lengua, o el conjunto de signos que sirven para trasmitir cualquier comunicación. Recordemos que existen, inclusive, los alfabetos telegráficos, braille y morse.

Mapa, ¿cómo y dónde surgió?

Volvemos a la Mesopotamia, concretamente a Irak, donde arqueólogos encontraron lo que parece ser el primer mapa dibujado por el hombre. La pieza de madera en que está dibujado el mapa data del año 1,000 antes de Cristo. Siglos más tarde, en 450, Herodoto (historiador griego, llamado el “el Padre de la Historia”) trazó uno que ya mostraba tierra más allá del llamado Mar Caspio, que en realidad es un Lago enorme, en territorio ruso, colindante con Irak.

Cristóbal Colón era geógrafo y cartógrafo y traía un mapa que presuntamente lo guiaba “hacia las Indias orientales”, que en realidad su viaje era precisamente hacia la India, y equivocó el rumbo y vino a dar con nosotros, iniciándose la matanza de indígenas ya mencionada.
Las técnicas para elaborar mapas han avanzado tanto que actualmente hay Mapas Astronómicos del Cielo, Mapas Geológicos, Mapamundi, Mapas Continentales, Mapas por países, Mapas de Provincias y Departamentos, Mapas de Municipios y Colonias, Mapas de un camino, Mapas de una montaña y hasta el llamado Mapa del Genoma Humano.

En los Mapas del Cielo ya puede ver uno con precisión dónde están situadas algunas Galaxias, Estrellas y Planetas, y cómo en una sola Galaxia aparecen 100,000 millones de Estrellas, mientras en el mismo Mapa se muestra cuáles son las distancias cósmicas o celestes en ese mundo infinito del Universo.

Calendario, ¿cómo y dónde surgió?

En libros de Historia Universal se asegura que 4,241 años antes de Cristo, los egipcios ya contaban con un método para llevar registro de los días, pero no era un calendario en sí. En cambio, el calendario babilónico del Siglo VI antes de Cristo ya contaba 12 meses de 30 días cada uno. Tiempo después Julio César, en Roma, lo cambió a un calendario de 445 días, el mismo que el Papa Gregorio XIII sustituyó por el anterior (babilónico) en 1,582. Este Papa ordenó que el 5 de octubre de aquel año 1582 se convirtiera en el 15 de octubre y suprimió tres de cada cuatro años bisiestos seculares, dejando sólo aquellos que caen en decena del siglo. Esta reforma gregoriana al Calendario es la que han adoptado casi todos los pueblos del Mundo.
Otras civilizaciones, como la Azteca, la Maya y la INCA (nuestros abuelos) contaban también con sus propios calendarios.

Una definición lexicográfica indica que un Calendario es el cuadro de los días, meses, estaciones, fiestas y días feriados del año. Se acostumbra decir ahora, “Tenemos que ajustarnos al calendario de reuniones y trabajos del año”.

Papel, ¿quién lo inventó, cómo y dónde?

El papel ha sido crucial para escribir lo que ha ido inventando, aprediendo y experimentando el ser humano en distintas latitudes del Planeta Tierra. Se usa para acumular los conocimientos impresos de la Civilización Humana, en todas las tramas del saber. En publicaciones especiales se ha informado que un chino, llamado Cai Lun, se dedicó durante varios años a la investigación para inventar el papel, tal como lo conocemos hoy. Por encargo de la dinastía china Han del Este, Lun finalmente logró su propósito de inventar el papel en el año 105 después de Cristo, utilizando corteza de árboles, trapos o ropa y redes para pescar. Algunos historiadores aseguran que Lun brincaba de alegría cuando finalmente pudo escribir en un papel liso, hecho por él a partir de cáscaras de árboles y trapos viejos que andaba recogiendo en calles y poblados chinos.

Como es sabido, este invento produjo un colosal levantón a la escritura entre los seres humanos, contribuyó a la impresión de libros, se iniciaron los envíos de cartas hacia distintos sitios del mundo.
Hoy el papel se utiliza en miles cosas útiles todos los días. Hay papel para empaques, para imprimir los periódicos, libros, revistas, folletos, anuncios, volantes, afiches, para imprimir fotografías. Además, existen ahora numerosos tipos de papel, unos gruesos y otros delgados, unos finos como el satinado, o papeles convertidos en piezas gruesas y resistentes para cajas, pastas de libros, portadas de revistas, etc.

Reloj, ¿quiénes lo inventaron, cómo y dónde?

Los primeros relojes de Sol se utilizaron hacia el año 3,500 antes de Cristo. Gracias a la invención del monje benedictino Gerberto de Aurillac (Silvestre II), en el Siglo XI, surgieron los de mecanismo que hoy conocemos. Eran grandes, de pesas y ruedas, y sólo existían en el interior de los Monasterios. Los relojes de bolsillo, por su lado, se inventaron en Francia a mediados del Siglo XV, poco después de aplicarse en la relojería el muelle espiral. Un Siglo mas tarde se construyeron en Nuremberg con profusión y en forma ovoidea, de donde se deriva el nombre de “huevos de Nuremberg”.

Hoy observamos cómo el reloj se ha perfeccionado. Se pasó de relojes de péndulo, a relojes de cuerdas, mecánicos, electrónicos. Se los ha fabricado para lucirlos en las muñecas, llevarlos en los bolsillos, colocarlos en las casas, en barcos, aviones, automóviles, en salas de cines, en sitios como Catedrales y edificios públicos en miles de ciudades por el mundo, incluyendo Nicaragua, donde hay numerosas Iglesias Católicas que lucen relojes grandotes en sus frontis elevados. En Nicaragua hay relojes famosos como el de Diriamba, ubicado en una torre elevada, lo que permite ver la hora desde una distancia de un kilómetro. Los relojes, unos caros y otros baratos, están situados hasta en los teléfonos móviles o celulares, en las computadoras y en las agendas calendarios especiales.

Cero, ¿quién lo inventó, dónde y cómo?

Investigadores históricos y arqueólogos sostienen que el O fue descubierto hace 876 años por las civilizaciones precolombinas (nuestros abuelos), entre ellas, la Maya del Sur de México, Guatemala, Belice, Honduras y los indígenas Olmecas (mexicanos). Se asegura que nuestros indígenas ya manejaban el O cuando llegaron a nuestras tierras los sanguinarios y terroristas mortales colonizadores españoles, en 1492.

Sin embargo, se añade, el cero tal y como lo conocemos hoy, fue descubierto en la India y llegó a Europa a través de los árabes, más o menos en la misma época mencionada de hace 876 años. La palabra “cero” proviene del árabe sifr, que significa vacía.

Con frecuencia decimos “cero a la izquierda”, es decir, no vale nada. Empero, si el “cero” se ubica a la derecha en las cifras o números, por supuesto, representa valores, por ejemplo, 10, 20, 100, 1,000, 1,000,000, etc. Los meteorólogos cuando se refieren al clima suelen decir: “La temperatura estaba a 20 grados bajo cero”.

Brújula, ¿quiénes la inventaron, en qué año, cómo y dónde?

Fue inventada por los chinos en 1090, es decir, en el Siglo 11 después de Cristo. La información obtenida indica que el invento se parecía a una cuchara puesta sobre un plato plano que indicaba los puntos cardinales y siempre marcaba los polos magnéticos Norte y Sur. De inmediato se convirtió en una herramienta indispensable para los marinos, quienes hasta entonces se guiaban, en los mares y Océanos Pacífico, Atlántico e Índico, por medio del Sol en el día y recurrían a alzar siempre la mirada hacia la Estrella Polar durante la noche. Fue hasta el Siglo XVI cuando la brújula pasó a montarse sobre balancines (soportes de alineación propia) para mantener su posición fija en el mar.

A lo largo de los siglos posteriores a su invención de los chinos, la brújula, de distintos tamaños y formas, ha sido utilizada por montañistas, cazadores, escaladores, por expedicionarios científicos, por dirigentes de ejércitos, en experimentos científicos en Universidades, en tareas de astrónomos y en la enseñanza escolar tanto de primaria como de secundaria.

Algunos textos de física la definen: “Instrumento formado por una aguja imantada, libre para girar alrededor de un eje vertical, que se dispone en la dirección del meridiano magnético”.
Hay distintas brújulas, para aviación, para barcos, la brújula giroscópica, la de rayos catódicos, etc.

Pólvora, ¿quiénes y dónde la descubrieron?

Los chinos crearon un tipo de pólvora explosiva, basada en una mezcla de salitre, azufre y carbón, en el año 1,200 después de Cristo. Esta ardía con una combustión repentina al ser encendida.
Los chinos comenzaron a usarla en juegos pirotécnicos, sin pensar todavía en usarla para disparar proyectiles u otros fines explosivos, como ocurrió después cuando fue llevada la pólvora a Europa. En textos de historia se asegura que la pólvora apareció, precisamente en Europa, en manos del Imperio Inglés colonialista, que la usó en la Batalla de Crecy, en 1,346.

Como es sabido, la pólvora ha sido usada en centenares de menesteres balísticos, festivos y en minas, etc. En el caso de Nicaragua, la pólvora ha servido para fabricar juegos pirotécnicos que han quemado a centenares o miles de adultos y niños; también han explotado fábricas de pólvora enteras, lo cual ha dejado mucho luto en el país.

Armas de fuego, ¿dónde surgieron?

Su aparición ocurrió en Europa en el siglo 14, y durante 500 años permanecieron sin modificaciones significativas; se cargaban con pólvora por la boca. A finales del siglo XV se les añadió un gatillo que permitió a los soldados disparar sin soltar la culata.
Con estas armas de fuego, los colonizadores españoles (y europeos: ingleses, holandeses, portugueses, etc.) mataron a 70 de millones de indígenas en América. Como es sabido, con armas mortíferas de fuego hubo matanzas enormes de seres humanos en centenares de guerras promovidas por colonizadores y atizadores de las dos Guerras Mundiales.
Hoy existen armas de fuego de todo tipo: ametralladoras, pistolas ametralladoras, fusiles automáticos, pistolas automáticas, etc.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, Cronista de la Capital, fotógrafo, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón principal del parque, en Managua. Teléfonos: 88418126, 88466187 y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 100 inventos importantes en la Historia de la Humanidad

  1. me paresio increible esa busqueda saq un 10.0
    en sociales
    GRAXXXXXXX
    PABLO

    • Honorable Martina Pulido: mil veces gracias por leer mi pgina. Me alegra muchsimo que te haya servido en tus estudios. Te invito a seguirla leyendo porque en ella hay colocado casi 200 artculos histricos, cientficos, Medioambientales, polticos, etc. Servidor y amigo, Pablo E. Barreto Prez

    • Honorable y distinguida Martina Pulido Vayan mis saludos cordiales y fraternales para usted y su familia. Cien mil veces gracias por leer “100 inventos importantes de la Historia de la Humanidad”, ubicados en mi pgina Web o Blogg en WordPress, en Internet. Mi pgina se llama o escribe: http://www.pabloemiliobarreto.tk, y la tiene usted a la orden, en ella estn colocados 160 artculos culturales, hitricos, cientficos, medioambientales, sobre las agresiones de Estados Unidos en contra nuestra. Me alegra muchsimo que el trabajito sobre estos inventos le haya ayudado en sus estudios. La invito a seguir leyendo, pues leyendo es como se aprende, inclusive mucho ms que en la misma Universidad. Servidor y amigo, Pablo E. Barreto Prez

Los comentarios están cerrados.