Construyamos la unidad y solidaridad de nuestros pueblos contra el neocolonialismo o capitalismo salvaje

Construyamos la unidad y solidaridad de nuestros pueblos contra el neocolonialismo o capitalismo salvaje, en este 2010

*Los seres humanos progresistas soñamos con la Unidad, Solidaridad y Cooperación mutua estrecha entre los pueblos y naciones del “Tercer Mundo” y de los “países en vías de desarrollo”.

*Soñamos asimismo con el fortalecimiento del ALBA, de UNASUR, de la Unión africana, y de que sean reformadas las Naciones Unidas y la OEA, en beneficio de los pueblos pobres y ya no a favor de neocolonizadores crueles y malvados como Estados Unidos y Reino Unido.

*Soñamos con que el gobierno de Estados Unidos ya no siga matando seres humanos y robando recursos naturales en Iraq, Afganistán, Pakistán y Colombia, y que desaparezcan el bloqueo genocida a Cuba y las torturas de Guantánamo.

Pablo E. Barreto Pérez

El año 2010 trae los aterrorizantes nubarrones económicos, climáticos, de desempleo masivo, de sunamis comerciales, de más calamidades por posibles desastres naturales más violentos, de más matanzas de seres humanos por intereses expansionistas y neocolonialistas, de más robos colosales de recursos naturales en países del llamado Tercer Mundo y “en vías de desarrollo”, etc., y, por supuesto, todos estos males crueles, sanguinarios, mortales, son ocasionados por los países o naciones más industrializadas, “civilizadas”, donde reinan el imperialismo o capitalismo salvaje, donde reinan las empresas monopólicas trasnacionales y los gobiernos neocolonialistas genocidas como los de Estados Unidos y Reino Unido, por ejemplo.
Esta nueva “crisis general y agonizante” del capitalismo salvaje, ocasionada por un puñado de los capitalistas voraces, especialmente en los (países) “ocho grandotes”, según se informa en medios periodísticos internacionales y nacionales, ya está golpeando severamente hacia el interior de las economías de naciones del Tercer Mundo y “en vías de desarrollo”, todas ellas ubicadas en África, Asia y América Latina.
“El sunami financiero negativo apenas está llegando, en forma de oleaje a nuestros países, y se manifiesta en reducción de exportaciones, en disminución de la cantidad de dinero en “remesas” procedentes de Estados Unidos y de Costa Rica”, decía un economista nicaragüense hace pocos días.
A esta realidad económica y financiera, como siempre impuesta por los países imperialistas o neocolonialistas desde fuera en contra de africanos, asiáticos y latinoamericanos, se suma el hecho ya consumado de que Estados Unidos ya suspendió (o redujo la “Cuenta: Reto del Milenio”) y parte de los integrantes de la Unión Europea decidieron asimismo disminuir significativamente la cooperación financiera en apoyo al Presupuesto Nacional de Nicaragua.
El gobierno genocida de Estados Unidos y la Unión Europea ensuciaron esa valiosa cooperación, presuntamente solidaria con Nicaragua, al ponerle como condición (inaceptable para nosotros a estas alturas) la revisión de las actas electorales municipales de noviembre del 2008, lo cual deja claro que ambos siguen teniendo un comportamiento típicamente neocolonial, pues nos ven con los ojos de quienes pretenden seguir manteniéndonos bajo la bota de ocupación militar, y dominación económica, política e ideológica inclusive, como hicieron los españoles durante casi 500 años, y la dominación omnímoda gringa con la tiranía somocista genocida y después por medio de los gobiernos neoliberales vendidos y traidores de 1990 a enero del 2007.
Millones para unos pocos, miseria para millones
Estos colonialistas, neocolonialistas e imperialistas o capitalistas salvajes siempre han impuesto millones de dólares o córdobas para unos pocos y miseria para centenares de millones de seres humanos en África, Asia y América Latina.
La mayoría de gobiernos progresistas y pueblos latinoamericanos han despertado, tienen más conciencia de su papel soberano en sus territorios y de su dominación política y económica, para que las potencias neocoloniales no los sigan sometiendo a humillaciones salvajes y mortales como en el pasado, para que no se sigan robando sus recursos naturales o materias primas y no sigan controlando sus economías, sus finanzas, pues de ese modo un puñado de ladrones se han enriquecido fabulosamente y ponen lujosas y potentes sus metrópolis, mientras nuestros países han ido quedando empobrecidos, arrasados sus bosques, contaminados sus suelos, aguas y montañas, y todavía quieren (los neocolonialistas) que como antiguos esclavos los elogiemos mientras se alistan ellos nuevamente con las cutachas para decapitarnos o no darnos con los látigos.
Repito: la mayoría de los pueblos han despertado, y están en pie de lucha para fortalecer la Unidad, la Solidaridad mutua, la Cooperación mutua, la Defensa mutua de sus intereses económicos, medio ambientales y climatológicos, políticos, e inclusive ideológicos, porque los capitalistas salvajes y sus serviles representan intereses totalmente contrarios a los de pueblos pobres del Tercer Mundo y “en vías de desarrollo” de África, Asia y América Latina.
Precisamente, centenares de millones de africanos, asiáticos y latinoamericanos, especialmente latinoamericanos, tenemos fe en que la Unidad, Solidaridad, Cooperación y Defensa de nuestros pueblos latinoamericanos va a crecer, se fortalecerá en 2010, porque es una verdad indiscutible que ya no podemos seguir soportando los robos de nuestros recursos naturales o materias primas, para que los avaros, codiciosos y bandidos neocolonialistas vivan como potentados lujuriosos, mientras nuestros pueblos con suelos abundantes de riquezas, sigan siendo eternos productores y al mismo tiempo la estemos pasando como “eternos perdedores”, según escribe Eduardo Galeano en su libro “Venas Abiertas de América Latina”.
Se fortalecerán ALBA, UNASUR, Unión de Países Africano…
Yo personalmente tengo fe en que en este año 2010 se fortalecerán la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA), UNASUR, el Grupo de Río, y asimismo la Unión de Países Africanos, por el bienestar de nuestras naciones en América Latina y África.
Espero con fe que la mayoría de integrantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) sea modificada en aras de cambios organizativos y políticos, pues ya resulta repugnante e intolerable que el gobierno genocida de Estados Unidos la siga dominando y utilizando (como hasta hace poco tiempo) para su expansionismo, sus agresiones militares, sus imposiciones neocoloniales y su bloqueo genocida contra Cuba.
La OEA debe responder a los intereses de los latinoamericanos. Debe ser modificada, y eso debe hacerse en este año 2010.
Igualmente deben ser modificadas las Naciones Unidas, especialmente su Consejo de Seguridad, el cual es dominado totalmente por los “grandotes” y usado como instrumento de agresión e invasiones militares yanquis, como lo ocurrido (y sigue ocurriendo) en Iraq, país donde ya han matado a más de 100,000 ciudadanos, y de paso se roban petróleo y otras riquezas naturales que, por supuesto, sirven para seguir enriqueciendo al puñado de ladrones de la oligarquía de Estados Unidos.
Confío, tengo fe, en que esa misma mayoría de países de toda nuestra Madre Tierra, logren igualmente modificar el Fondo Monetario Internacional (FMI), fundado, organizado y apropiada su dirección por el gobierno genocida de Estados Unidos desde apenas terminada la Segunda Guerra Mundial, con propósitos neocolonialistas, pues a través de ese Fondo Monetario han impuesto préstamos con los rigores crueles y salvajes del neocolonialismo de posguerra, con lo cual han endeudado brutalmente a nuestros países, provocando, al mismo tiempo, hambrunas, desempleo masivo, privatizaciones o robos de bienes nacionales, etc.
Mi fe incluye que la mayoría de miembros de las Naciones Unidas logren apoyo financiero más resuelto para Agencias de la ONU como FAO, FNUAP, UNESCO, con el fin de darle respaldos más decididos a las causas de la alimentación para que no haya más hambrientos en el mundo, más apoyo a las poblaciones más pobres e impulso gigante a la educación y promociones culturales por el Mundo entero.
Mi sueño cumbre está relacionado con que los países imperialistas, o capitalistas salvajes, o neocolonialistas criminales como Estados Unidos, Reino Unido, Israel, etc., nos dejen en paz, que no sigan agrediendo, que abandonen la codicia sangrienta por nuestros territorios y sus recursos naturales, porque los pueblos nuestros no quieren guerras, buscan la paz permanente para vivir tranquilos en sus suelos nacionales.
Sueño con que el gobierno norteamericano dé la “buena noticia” de que suspende sus bases militares agresivas en Colombia. También que ya no van a instalar radares de espionaje en Costa Rica, que no se van a seguir entrometiendo descaradamente en nuestros asuntos internos en los países de América Latina, África y Asia. Sería buena noticia conocer del desmantelamiento total del centro de torturas de Guantánamo y de la devolución de este territorio a Cuba, y que se acaban los vuelos espías yanquis, que ya no hay amenazas de exterminio masivo con bombas atómicas gringas, que Israel (criatura criminal-genocida de Estados Unidos y Reino Unido) devuelve sus tierras a los Palestinos, que se acaban las agresiones militares en el Medio Oriente…
¿Abandonarán ínfulas neocolonialistas?
Sueño con que algunos países de la Unión Europea abandonarán asimismo sus conductas de imitación de colonialistas que fueron en el pasado, pues a estas alturas ya resulta repugnante, intolerable, estar condicionando la cooperación financiera hacia nuestros países africanos, asiáticos y latinoamericanos, de donde, ellos, los europeos colonialistas, extrajeron colosales cantidades de materias primas o recursos naturales, gracias a los cuales hoy tienen una enorme opulencia y ciudades muy vistosas.
Uno de mis sueños acariciados es que a pesar de las dificultades financieras cada vez más acentuadas, y no obstante los sabotajes derechistas locales e internacionales, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional siga profundizando y mejorando la educación, la salud, empujando el desarrollo de la energía nacional y el ensanchamiento de distribución de agua potable; que sigan ensanchándose los programas emblemáticos de “Hambre Cero”, “Usura Cero”, “Plan Techo”, mejoramiento de la producción agropecuaria, “el Supremo Sueño de Simón Bolívar”, la entrega de escrituras o títulos de propiedad para decenas de miles de gente pobre. Sueño con más éxitos de “Operación Milagro”, de la “Alfabetización de Martí a Fidel” con el “Yo sí Puedo”, mejoramiento de las pensiones de los asegurados, con que se puedan abrir más fuentes de empleo para los desempleados, que las Universidades den cabida a todos los bachilleres del 2009, que las Instituciones Académicas Técnicas capaciten a más hombres y mujeres jóvenes, darles más apoyo o respaldo a los sindicatos sandinistas, darle más potencia a los servicios culturales, a las producciones de libros de aquellos escritores progresistas; sí, escritores progresistas, no para promover a quienes viven imprimiendo y divulgando calumnias, tergiversando historias y hechos; darle más apoyo a las Bibliotecas nacionales y municipales, para que la lectura se vuelva hábito cotidiano en todos los seres humanos nicaragüenses progresistas.
Por supuesto, debo decir que este tipo de actitudes progresistas sólo son posibles con un gobierno popular, encabezado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, cuya dirigencia y pueblo consciente encabezaron el derrocamiento de la dictadura somocista genocida, que fue lo más retrógrado impuesto por el gobierno neocolonialista imperialista de Estados Unidos.
Tengo fe en que el pueblo salvadoreño y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) vencerán las conjuras y traiciones de los verdugos de ARENA y del gobierno criminal de Estados Unidos.
Pueblo hondureño pondrá en su lugar a los golpistas
Tengo fe en que por su lado el pueblo hondureño, organizado y ya más consciente después del golpe de Estado traidor del año pasado, sabrá poner en su lugar a los golpistas gorilas locales y a sus amos yanquis, quienes al final de cuentas se quitaron la máscara y dejaron claro que promoverán golpes de Estado en otros países latinoamericanos, en los cuales han perdido “el patio trasero” que siempre les tuvieron resguardado sus mozos oligárquicos locales.
Tengo fe en que unidos los gobiernos y pueblos progresistas de América Latina, África y Asia, podremos vencer a los neocolonialistas yanquis y europeos, pues sus gobiernos o representantes al parecer no cejarán en sus intentos de volvernos a colocar sus garras en nuestras gargantas como lo hicieron en los 500 años pasados, durante los cuales sólo en América Latina mataron a 70 millones de indígenas y asimismo mataron casi 140 millones de negros africanos, unos capturados y arrojados al Océano Atlántico y otros en matanzas de seres humanos mientras colonizaban a sangre y fuego en territorios africanos, según Luis Suárez Salazar en su libro “Un Siglo de Terror en América Latina”, impreso y publicado por “OCEANOSUR”, en 2006.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de los Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.
Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187, 88418126 y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.