Curriculum breve de Pablo Emilio Barreto Pérez

Foto Pablo E

Curriculum breve de Pablo Emilio Barreto Pérez

*Orden Independencia Cultural Rubén Darío *Orden Servidor de la Comunidad
* Hijo Dilecto de Managua *Orden José Benito Escobar Pérez
*Orden Juan Ramón Avilés

De origen campesino. Nacido en agosto de 1947 y criado en fincas agropecuarias de las comarcas de León, donde ejerció todas las labores agrícolas, incluyendo las de arador, campisto, ordeñador de vacas, “enrejador de terneros”, entrenador de caballos y bueyes, sembrador de maíz, frijoles, yuca, pipianes, ayotes, guate, sandías, cortador de algodón, fumigador de algodón, carretero, leñador; cazador de venados, cusucos, guatusas, guardatinajas y también cazador de esperanzas, trailero, cobrador de camionetas de pasajeros, chofer de taxis interlocales entre León y Malpaisillo…
Laboró como corresponsal del Diario LA PRENSA entre Malpaisillo y Managua y en todo Occidente (León y Chinandega) y “todo el país”, entre 1969 y 1970.
Por órdenes directas del doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, pasa a trabajar como periodista, reportero y “Redactor de Planta” del Diario LA PRENSA, a partir de mayo 1970 hasta el mes de julio de 1979.

Participante directo de las luchas populares callejeras en contra de la tiranía genocida del somocismo desde 1968.
En 1971 (hasta 1988) se convierte en Secretario General de la Junta de Vecinos de Bello Horizonte, la cual enfrenta al propio Anastasio Somoza Debayle y su grupo de explotadores prestamistas agrupados en Centroamericana de Ahorro y Préstamo, VIVISA, AISA, los Teranes y el “Tiburón” Enrique Pereira.
Desde su trinchera de periodista en el Diario LA PRENSA y fotógrafo acompaña a los sindicatos luchadores como el SCAAS, la Asociación de Trabajadores del Campo, asociaciones de vecinos, a la lucha guerrillera del FSLN, a los maestros reprimidos, a campesinos masacrados y desaparecidos forzadamente, a los desalojados de tierras y casas en León, Chinandega, Matagalpa, Managua, etc.

Fue dos veces directivo del famoso Sindicato de Radioperiodistas de Managua, al cual Somoza Debayle y su pandilla de matones persiguieron sin tregua antes del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista.
Tres horas antes del fatídico y mortal Terremoto de 1972, salió de la prisión somocista de “El Hormiguero”, adonde lo llevó la guardia genocida por supuesta “invasión al cuartel” en la Onceava Sección de Policía, entonces ubicada en el costado Este del Mercado San Miguel. Esa madrugada del sismo fatídico anduvo rescatando cadáveres y
heridos de entre los escombros dejados por el Terremoto, que causó 10,000 muertos y destrucción general en la Capital nicaragüense..

En medio de lo agudo de la lucha contra la tiranía, participa en el “Periodismo de Catacumbas” en 1978, efectuado dentro de Iglesias Católicas y vecindarios, a raíz de la censura de prensa de la tiranía genocida del somocismo, cuando, al mismo tiempo, ocurría la Insurrección de Septiembre de 1978 en las Ciudades de Managua, León, Estelí, Masaya, Matagalpa y Chinandega.
Asimismo, en el mismo año 1978 participa en la fundación de la Unión de Periodistas de Nicaragua (en Granada), donde fue electo tesorero de la organización de periodistas.
Acompaña y participa en la Insurrección de Septiembre de 1978 en Managua. En este mes fueron masacradas las Ciudades de Estelí, Masaya, León, Chinandega y Managua por parte de la feroz Guardia Nacional de los Somoza Debayle y los yanquis.

Participa en la Insurrección Final del FSLN contra la tiranía somocista en junio de 1979, y como consecuencia también participa en el Repliegue Táctico de Managua a Masaya. Por esta participación directa escribe su segundo libro, titulado “Repliegue Táctico de Managua a Masaya”.
Antes del Repliegue Táctico a Masaya fue condenado a muerte por los “Escuadrones de la Muerte (“Mano Blanca”), jefeados por Samuel Genie Amaya y Chéster Escobar, y otros oficiales de la guardia genocida del somocismo. La denuncia la hizo pública la Radio Sandino en la clandestinidad el cinco de junio de 1979, y al mismo tiempo la Radio Difusora Nacional, del Estado somocista-yanqui-oligárquico, dirigida por Somoza Debayle, anunciaba también que los servicios de seguridad lo buscaban para matarlo por “sandino-comunista”.
En Masaya participa en las labores insurreccionales, de recuperación de armas y captura de maleantes somocistas con el fenecido y célebre periodista Roberto González Rocha, quien fue el primer Alcalde de la Revolución Sandinista, establecido en la Ciudad de las Flores.

Retorna a Managua con los guerrilleros triunfantes el 19 de Julio de 1979, y se ubica con todos los llegados de Masaya, en la Explanada de Tiscapa, donde permanecen hasta el siguiente día (20), para participar en el primer acto político y cultural de la Revolución Popular Sandinista, en la Plaza de la Revolución.
El 26 de julio de 1979 se convierte en uno de los fundadores del Diario BARRICADA, donde laboró como periodista, investigador, reportajista, articulista, responsable de páginas, editor y fotógrafo hasta su cierre el 21 de febrero de 1998.
Un poco después del retorno de Masaya, en 1979, fue incorporado como militante del FSLN durante una promoción especial, efectuada por autoridades de la Dirección Nacional y la entonces Comandante Guerrillera, Dora María Téllez.
Al mismo tiempo, se convierte, en 1979, en cofundador de los Comités de Defensa Sandinistas, en fundador de Sindicatos de la Central Sandinista de Trabajadores, Unidades de Milicias Populares Sandinistas, en Secretario General del Sindicato en BARRICADA, en miembro del Comité de Base en el Diario BARRICADA, vuelve a ser directivo de la Unión de Periodistas de Nicaragua; también se convierte en cofundador de la Coordinadora Sindical de Nicaragua.

En Bello Horizonte se convierte, a partir de 1979 hasta 1988, en el coordinador de los Comités de Defensa Sandinistas y del Frente Sandinista, más la Vigilancia Revolucionaria..

Participa en cursos prolongados de Capacitación Política en la Escuela Nacional de Cuadros del FSLN, donde fue declarado “vanguardia de vanguardias”. Fue trabajador vanguardia casi todos los años de la década del 80 y 90 en el Diario BARRICADA, donde fue premiado o estimulado con viajes a Cuba, la Unión Soviética, Bulgaria, Checoslovaquia, Polonia, Alemania Democrática, Venezuela, Colombia, Costa Rica y Panamá.

Fue declarado “Amigo Fraterno de AMLAE”, en 1984.

Fue también político y entrenador de los Batallones de Reserva de la Carretera Norte, de 1984 a 1987, mientras éstos eran entrenados militarmente en los Centros de Entrenamiento político-militar de ZINICA, en la orilla de la Carretera a Boaco (en la Cordillera de Estrada, antigua Totumbla) y en el lado Oeste del Lago de Managua, contiguo a la Península o Cordillera de Chiltepe.
Fue “Corresponsal de Guerra” del Diario BARRICADA en las regiones montañosas en que se combatía a los contrarevolucionarios entrenados, financiados y dirigidos por el gobierno criminal de Estados Unidos, en la década del 80.

Estudió periodismo en la Escuela de Comunicaciones de la Universidad Centroamericana, en la década del 80.

En diciembre de 1989 fue nombrado Cronista de la Capital por Carlos Carrión Cruz, el último Jefe o ministro de la Junta de Reconstrucción de Managua, debido a que Barreto Pérez había escrito centenares o miles de reportajes (crónicas, entrevistas, noticias, relatos históricos, reseñas breves) sobre la vida y quehacer cotidiano de los managuas y de otras Regiones del país, todos publicados, primero, en el Diario LA PRENSA y en el Diario BARRICADA, después.
Barreto Pérez, al momento de ser detenido por órdenes de Alemán Lacayo, en noviembre de 1991, por ejemplo, escribía , editaba y publicada una página semanal titulada “La Capital”, dedicada a temáticas sobre Managua y el quehacer de la Alcaldía capitalina.

Laboró en BARRICADA desde su fundación hasta el día de su cierre el 21 de febrero de 1998, día en que empezó a caminar por las calles desiertas del desempleo, sin que nadie le diera empleo en ninguna parte.
En BARRICADA fue, prácticamente, el único que se enfrentó al grupo de los “ramiristas”, encabezados por Carlos Fernando Chamorro Barrios, el director eterno del periódico, entre 1994 y 1995. Por este motivo en El Nuevo Diario todavía existe la orden de no publicarle absolutamente nada.
Por considerarse leal al FSLN y parte integrante del Frente Sandinista de Liberación Nacional no se integró a la “huelga de hambre” protagonizada por periodistas, fotógrafos y otros “intelectuales”, durante el drama final o cierre del Diario BARRICADA, en los últimos meses de 1997 y los primeros dos meses de 1998.
El Comandante Tomás Borge Martínez en una asambleas pública en la UNAN, sostuvo que Pablo Emilio Barreto Pérez es uno de los hombres más fieles al Frente Sandinista, especialmente después de lo ocurrido con los “ramiristas” y por su comportamiento consecuente frente al drama de cierre en BARRICADA, en febrero de 1998.

El 11 de noviembre de 1991 fue encarcelado por órdenes de Arnoldo Alemán Lacayo, entonces Alcalde de Managua, quien lo acusó por la quema de la Alcaldía capitalina. Estuvo detenido en la Estación III de la Policía Nacional y en “casa por cárcel” desde el 13 de noviembre hasta el 23 de diciembre de 1991, día en que quedó libre por “amnistía”, dispuesta por la presidenta Violeta Barrios viuda de Chamorro. Este encarcelamiento de 1991 fue uno de tantos actos arbitrarios de Alemán Lacayo y pandilla, pues se demostró que Barreto Pérez nunca estuvo, ni en los alrededores, cuando fue quemada parte de la Alcaldía de Managua, precisamente, por abusos de don Arnoldo contra vecindarios capitalinos y por su feroz campaña antisandinista, mientras usaba o malversaba recursos financieros de la Comuna capitalina.

El 14 de abril de 1994 le fue incendiada su casa por 180 matones, jefeados por Frutos Chamorro Argüello, Henry Núñez Abarca y Juan Pablo Rivas Castro, quienes se presentaron acompañados por la jueza Ruth Chamorro Martínez, quien previamente (según se descubrió) se reunió con otros jueces civiles y don Arnoldo Alemán Lacayo, para decidir el desalojo y la quema del Apartamento No. I en el kilómetro Once-Sur, en venganza porque Pablo E. Barreto Pérez andaba defendiendo, desde las páginas del Diario BARRICADA, a decenas de miles de familias que estaban siendo desalojadas de sus tierras, lotes y casas por jueces venales y la presidenta proyanqui-somocista, Violeta Barrios viuda de Chamorro. La casa y todo lo que estaba dentro, quedaron en cenizas. Los incendiarios casi queman a su hija Sofana (de apenas ocho meses, entonces) mientras nunca cayeron presos, ni fueron condenados como mandan las leyes penales de Nicaragua.

Pablo Emilio Barreto Pérez es Orden Independencia Cultural Rubén Darío, máximo galardón del Estado nicaragüense para hombres y mujeres destacados en las Ciencias, Educación y la Cultura; fue declarado Hijo Dilecto de Managua por el Concejo Municipal capitalino en marzo del 2008; es Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional), y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Ha recibido distinciones especiales de la Unión de Periodistas de Nicaragua, de la Asociación de Educadores de Nicaragua (ANDEN), del Frente Nacional de los Trabajadores, de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, de numerosas instituciones No Gubernamentales, de la Alcaldía de Ciudad Sandino, y de la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador, con la cual ha contribuido en labores de alfabetización en Managua, San Francisco Libre, Nandasmo y otros lugares del país.
Por solicitudes de organizaciones sociales populares y de la Bancada Sandinista de Concejales, fue declarado Hijo Dilecto de Managua por el Concejo Municipal capitalino en marzo-2008.
En marzo del 2008 recibió una nueva distinción de la Unión de Periodistas de Nicaragua por ser uno de sus fundadores y ser de los periodistas que han escrito numerosos libros.

Fue presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Éticos FSLN de Managua de 1994 a 1998.
Fue secretario de propaganda del Comité de Dirección Municipal del FSLN de Managua entre 1998 y el año 2001. En ambos casos obtuvo las más altas votaciones en la Asamblea Sandinista Departamental y la Asamblea FSLN Municipal.
Obtuvo las más altas votaciones en la Consulta del FSLN de marzo del 2004, para optar al cargo de concejal sandinista en la Alcaldía de Managua, durante 4 años. Fue llamado “Concejal de los Pobres”. Desempeñó su cargo exitosamente y rindió cuentas de lo que le dieron y entregó a pobladores capitalinos mediante 14 boletines informativos entre 2005 y 2009.
Como periodista, reportajista, investigador histórico, cronista de hechos noticiosos callejeros, entrevistador, participante, sobreviviente y Cronista de la Insurrección de Managua y del Repliegue Táctico de Managua a Masaya; reportero del quehacer cotidiano de pobladores nicaragüenses, e ilustrador fotográfico de esos mismos hechos noticiosos, ha escrito centenares o miles de artículos en los dos Diarios (LA PRENSA y BARRICADA) en 28 años de labor periodística, hasta el momento del cierre del Diario BARRICADA el 21 de febrero de 1998.

Ha escrito numerosos libros: 44 Años de Dictadura Somocista, Repliegue Táctico a Masaya, San Francisco Rusucita del Desierto, Pedagogía del Amor, Bromistas de Somoto, Masacres Somocistas; Ciudad Sandino, 30 años; 20 Años Cumplidos y tres repliegues del FSLN; Ticuantepe, Suelo Siempre Codiciado; Malpaisillo, Pueblo Joven, Arrasado por Algodoneros; Tipitapa, Suelo Cubierto de Historia Nacional; Américas, a 30 años de la Inverosímil; Mercados de Managua, “Mitch: Explotó el Casitas. Naturaleza Implacable; Basura Explosiva y Mortal; Criminales sin Castigo, Mateare Misterioso o Cuevas del Cacique; Lisímaco Chávez Cerda: yo rescaté a Santo Domingo de Guzmán.
Tiene ya preparados para publicarse los siguientes libros:
FETSALUD Heroica, Historia de la CST nacional; ¿Sindicalismo revolucionario en la Alcaldía de Managua?, Parrales-Vallejos, una lucha legendaria; Pancho Ñato, personaje popular que se enfrentó exitosamente a la guardia genocida somocista entre 1948 y 1952, en comarcas de León; Managua Vieja, Memoria de Elecciones Municipales del FSLN del 2000 en Managua.
Editó BARRICADA en su etapa semanal hace cuatro años y ha editado revistas municipales.
Mis hijos son: Pedro Pablo, Nelson Alberto, Elisa María y Sofana Orquídea Barreto.

Managua, marzo del 2008.

Vive actualmente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187, 22703077 y 8851201

/strong

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.