Tejiendo amaneceres

Managua, 20 de octubre del 2008.

Honorable Director del Colegio Centroamérica,
José Aníbal Meza Tejada, S.J.

Le remito saludos fraternales y cordiales hasta su honorable despacho en el Colegio Centroamérica, fundado en 1916 en Granada; trasladado a Managua en 1968 y convertido en un centro educativo modelo hasta hoy 2008, en la Capital nicaragüense.
Fue impresionante, deslumbrante, la Revista Cultural o muestra artística, “Tejiendo Amaneceres”, de los estudiantes de secundaria y primaria del Colegio Centroamérica, por parte de los muchachos y muchachas que participan en los talleres de danza, teatro y coro, presentada en el Teatro Nacional Rubén Darío, el pasado 17 del mes corriente.
Fue un trabajo colectivo académico magnífico. A pesar de que se trataba de un trabajo aficionado por parte de los muchachos y muchachas, porque no son profesionales de alguna rama del arte, me pareció admirable la coordinación que mostraron tanto en contenido como en coreografías e interpretaciones de personajes y hechos que mostraron ante el entusiasmado público de madres, padres, hermanos, primoshermanos, tíos, abuelos, familiares y amigos de los estudiantes y del Colegio Centroamérica.

Quedé realmente satisfecho por el trabajo conjunto, unido en voluntades y trabajos artísticos, efectuados en colectivo por la Dirección del Colegio, por los maestros y estos valiosos y valiosas estudiantes, que dieron una muestra de que son talentosos también en el mundo artístico.
Los felicito a usted, honorable Rector Meza Tejada; asimismo a los maestros y maestras: Roberto García, Luz Marina Zepeda, Verónica Guido, Blanca Guardado, Xavier Quintanilla, Claudia Aguilar, Rommel Casco, María Esperanza Matus, María Teresa Hernández y Adilia Dauria; al Director Artístico del evento, Salomón Alarcón Lindo (del Instituto de Cultura); a todo el personal del Colegio Centroamérica, a todos los chavalos y chavalas que participaron alegre y contagiosamente en esta muestra artística de la XIV edición de la Revista Cultural Tejiendo Amaneceres.

Soy el padre de Sofana Orquídea Barreto Barrera, estudiante del Cuarto Año de Secundaria y participante del Grupo de Teatro del Colegio Centroamérica.
Mi hija y mi esposa Anabelle Barrera Argueta son amigas, al mismo tiempo, de varias de las muchachas estudiantes participantes en estos grupos de danza, teatro y coro del Colegio Centroamérica, entre otras: Xaviera Quintanilla (hija de Xavier Quintanilla), Alejandra Guerra, Alejandra Pérez e Ixchel Mena.
Estuve atento y con respetuosa admiración viendo a las niñas y niños pequeños portándose y exhibiéndose como artistas consumados en el estrado de este famoso Teatro Rubén Darío.
A uno, nicaragüense patriota, que lleva en sus venas la sangre indígena, la de mestizos y negros africanos, le tiembla complacida el alma cuando escucha el “Corrido de Managua”, la “Palomita Guasiruca”, o al momento en que los marimberos rascan habilidosamente los sonidos más recónditos de nuestra Cultura ancestral o folklórica, o al sentir ondulantes en el espacio los sonidos conmovedores de las flautas sopladas por niños y niñas con el tema “El Almendro de Onde la Tere”; o el ritmo costeño o caribeño nicaragüense ondulante, oscilante, alegre, provocador, anunciante de las cosechas y de la reproducción humana para la perpetuación de la especie sobre la Madre Naturaleza o Tierra en que andamos en el Universo infinito, moviéndonos a una velocidad de 108 mil kilómetros por hora en torno al Sol de nuestra Galaxia de 100,000 millones de Estrellas.

Me gustaron mucho, me parecieron geniales, las despedidas emotivas, casi nostálgicas, de Cecilia Ojeda y Sandra Soto, ambas integrantes, informaron voceros de la actividad cultural, del Conjunto Folklórico del Colegio Centroamérica. Estuvo emocionante y admirable la actuación de despedida del también bachiller Francisco Lezama Miranda, en cuyo número participaron mi hija Sofana Barreto Barrera, Xaviera Quintanilla, Alejandra Pérez e Ixchel Mena.
Momento tierno, conmovedor, fue cuando se puso en escena “Que canten los niños” (José Luis Perales, español), o las lecciones de unidad sacadas de “El gallinero”. Lo más precioso, pienso, fue verlos a todos juntos, en la parte final, a estudiantes artistas, maestros y al Rector Meza Tejada, lo cual motivó una ovación cerrada y que todos los presentes en el Teatro, nos pusiéramos de pies, como muestra de respeto sincero por el triunfo logrado con “Tejiendo Amaneceres”.
No tengo idea de qué fallas serán detectadas en la evaluación que hagan las autoridades, maestros y estudiantes participantes de esta jornada de “Tejiendo Amaneceres”, ocurrida este pasado 17 de octubre en el Teatro Nacional Rubén Darío.

Puedo afirmar categóricamente, eso sí, que a mi me gustó el espectáculo artístico. Me pareció deslumbrante, unitario, coordinado, de actuación colectiva, y me dejó claro que este Colegio Centroamérica, además de la buena formación académica, también está dando muestras de una planificación cuidadosa para dotar a los muchachos y muchachas de otras cualidades culturales que estoy seguro les ayudarán mucho a desenvolverse en el mundo laboral profesional, cultural y patriótico que les espera en esta Nicaragua necesitada de seres humanos capaces académicamente, comprensivos, sabios, pacientes, patriotas, reflexivos, conocedores profundos de su Historia, de su Cultura, de sus tradiciones de lucha popular, y sobre cómo deben unirse en la lucha por mejorar el país, especialmente en aquello que signifique trabajar por los más pobres, los más necesitados.
Les sugiero, disculpen honorables autoridades, maestros y estudiantes del Colegio Centroamérica, seguir adelante con actividades atractivas y educativas como esta del pasado 17 de octubre; sean cada vez mejores, dejen huellas luminosas con lo que hacen en la formación académica estudiantil y en estas muestras culturales de “Tejiendo Amaneceres”

Mis felicitaciones sinceras.

Servidor y amigo,

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional), Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.
Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187, 88418126 y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.