Medios informativos privados representan intereses de la oligarquía vendepatria

Foto Pablo E

Medios informativos privados representan intereses de la oligarquía vendepatria

*Danilo Aguirre Solís retornó a su redil conservador, ahora más reaccionario y antipueblo. Denuncias de Óscar Merlos me hicieron recordar su comportamiento manipulador, muy maquiavélico

Pablo E. Barreto Pérez

Los medios informativos escritos, televisivos, radiales, editoriales, privados, derechistas, pertenecientes a sociedades integradas por familias rancias u oligárquicas, siempre han defendido sus propios intereses comerciales capitalistas, han cerrado filas de manera virulenta con sus hermanos de clase explotadora: oligarcas como Pellas, Chamorros y Montealegres; y con terratenientes latifundistas, con banqueros, comerciantes grandotes, industriales poderosos, con empresas trasnacionales del imperialismo (yanqui fundamentalmente), con el gobierno agresor de Estados Unidos y con aquellos intelectuales locales que igualmente defienden este tipo de intereses clasistas.
Estos medios informativos privados y derechistas locales, igualmente siempre han cerrados filas con otros propietarios de periódicos, televisoras y radioemisoras, agrupados en la Sociedad Interamericana de Prensa, cuyos representantes, precisamente, han sido voceros oficiosos del gobierno genocida de Estados Unidos y de los planes subversivos de estos grupos oligárquicos en América Latina y en Nicaragua.
En estos medios informativos privados, derechistas, se publica lo que quieren sus dueños o propietarios. Sus editores valoran, conforme planes previamente elaborados, lo que debe ser publicado. Las noticias perjudiciales a los intereses oligárquicos, no se publican, y cuando eso ocurre, los periodistas deben quedarse callados.
En el caso de Nicaragua, los medios informativos privados más emblemáticos en defensa de intereses clasistas, capitalistas salvajes, han sido el Canal Dos y el Diario LA PRENSA, donde yo laboré como periodista del 5 de mayo de 1970 al 19 de Julio de 1979, cuando este periódico todavía representaba un poco de dignidad política frente a la tiranía somocista, porque estaba al frente del periódico el doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, mandado a matar por el jefe de la dictadura y jefe también de la mayoría de oligarcas, Anastasio Somoza Debayle.
Después de asesinado el doctor Chamorro Cardenal en enero de 1978, el camino le quedó “libre” a la Junta Directiva del Diario LA PRENSA, para convertir el periódico en lo que siempre quisieron: ponerlo totalmente al servicio de los intereses mencionados.
¿Cómo funciona este tejido empresarial-periodístico de caza de noticias, reportajes, crónicas, reseñas históricas y culturales y de personajes, de artículos de opinión, editoriales, y hasta los saludos de cumpleaños?
La Asamblea de Socios y directivos (propietarios privados todos, pertenecientes a la oligarquía) son quienes realmente mandan, deciden, resuelven. Ellos y ellas eligen o nombran al Director, al Subdirector, al Gerente General, al Contador General y en algunos casos también seleccionan al Editor Jefe, basándose en la plena confianza que le tienen y especialmente por “afinidad” ideológica y política.
El Editor Jefe no necesariamente es un empresario. Generalmente es un intelectual culto, ducho en el manejo del entramado político nacional e internacional, y en esto debe ser un probado y feroz antisocialista, anticomunista, antimovimientos revolucionarios y progresistas, y defensor cerrado de los intereses comerciales, políticos, sociales e ideológicos de la oligarquía local.
Generalmente, el Director, el Subdirector y el Editor Jefe, seleccionan y contratan al resto de editores, basándose igualmente en identificación de intereses, o al menos deben ser sumisos en las orientaciones o línea editorial, informativa, de opiniones, las cuales al mismo tiempo se diversifican en: informaciones de primera plana y contraportada, de sucesos, economía, departamentales, páginas de opiniones, suplementos de recreación, comerciales, culturales o literarios.
El Director, el Subdirector, el Editor Jefe, el Jefe de Redacción y los editores de páginas, son cargos de confianza, son quienes garantizan la línea editorial del periódico, la cual, en el caso del Diario LA PRENSA ha sido de confrontación permanente con la Revolución Popular Sandinista, en contra del Frente Sandinista de Liberación Nacional, en contra de los movimientos populares organizados y afines al FSLN, y pareciera irónico: atacar al Frente Sandinista ha sido un gran negocio, una gran industria extraordinariamente lucrativa para estos medios informativos de derecha, especialmente desde 1990 hasta hoy 2009.
En las direcciones de los medios informativos privados se tiene la concepción de que la noticia periodística trascendente, escandalosa, provocadora, amarillista, estresante…sí, es una mercancía importantísima para vender los periódicos, para vender anuncios, para cazar dinero en gran escala, y se hace todo lo posible por inflarla, retorcerla, manipularla, darle un tejido embrollado y mentiroso, y en este sentido el doctor Danilo Aguirre Solís es un artista consumado, magistral, habilidoso, tiene imaginación maquiavélica, pues le conozco desde cuando era Jefe de Redacción del Diario LA PRENSA, antes de que mataran al doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal.
Aguirre Solís es abogado, periodista, estudioso de la Historia nacional, editor desde la década del 70, conocedor de los periodistas de vieja data y de los nuevos. De acuerdo con ese conocimiento, los ubica, los dirige y los controla. En aquellas épocas de lucha contra la tiranía somocista daba gusto y placer ver publicados los títulos ingeniosos que colocaba en las páginas del Diario LA PRENSA en contra de la tiranía genocida del somocismo.
Yo supe que Aguirre Solís fue siempre conservador, pues andaba alrededor del Partido Conservador que jefeaba el doctor Chamorro Cardenal en Unión Democrática de Liberación (UDEL).
Al arreciar la lucha contra el régimen sanguinario somocista, Aguirre Solís se fue identificando con la lucha liberadora del FSLN, aunque la Insurrección u Ofensiva Final la pasó refugiado en la Embajada de Venezuela en Managua.
Ya conocemos la Historia de malos tratos y manipulaciones de que han sido víctimas numerosos periodistas en El Nuevo Diario, donde en la práctica quien realmente ha mandado siempre, es el doctor Danilo Aguirre Solís, según han denunciado Eloísa Ibarra y otros, y este jueves 15 de octubre, lo denunció detalladamente el periodista y editor Óscar Merlos, quien según escuché en el Foro de Periodistas Sandinistas, francamente el ambiente en El Nuevo Diario parece hoy el funcionamiento de la Guillotina Robesperreana francesa y Hoguera de la Santa Inquisición de la violenta oligarquía nicaragüense.
El Nuevo Diario comenzó como un periódico independiente, con alguna afinidad o de respaldo al régimen revolucionario sandinista, en los primeros años de la década del 80. Inclusive, se conoció que parte de la maquinaria (rotativa y demás) fue conseguida por el Comandante Tomás Borge Martínez.
Se formó El Nuevo Diario como una Cooperativa de Trabajadores. Esa Cooperativa fue anulada, aniquilada, y convertido este periódico en hermano gemelo del Diario LA PRENSA, y es lógico, pues en ambos mandos de estos diarios están la familia Chamorro-Cardenal-Holman, miembros de la rancia oligarquía clasista, en la cual está “colado”, como buen servidor y con mando de general en jefe el doctor Danilo Aguirre Solís.
Ya se le olvidó al doctor Aguirre Solís, me imagino, que su hijo Danilo Aguirre Aragón cayó combatiendo a la tiranía somocista frente a la Fortaleza del Coyotepe en Masaya, cuando todavía combatíamos a los guardias genocidas en la Ciudad de las Flores, después de irnos en el célebre Repliegue Táctico de Managua a Masaya.
El Nuevo Diario se fundó porque precisamente el ingeniero Xavier Chamorro Cardenal, el doctor Aguirre Solís y un grupo numeroso de periodistas, fotógrafos y trabajadores de la rotativa de LA PRENSA, (antiguos compañeros míos en los combates cotidianos contra la tiranía somocista), fueron echados de ese Diario LA PRENSA, pues este periódico ya defendía otros intereses: los intereses de los oligarcas locales y del gobierno criminal de Estados Unidos, cuyo poderoso aparato militar ya nos agredía nuevamente en la década del 80.
Lástima. Un genio del periodismo se pasó totalmente a las filas de los intereses oligárquicos y de los yanquis genocidas, pensé cuando escuchaba el relato conmovedor de Óscar Merlos, quien, según esa versión que dio en el Foro de Periodistas, fue terriblemente humillado por el doctor Danilo Aguirre Solís y los otros jefes Chamorro en El Nuevo Diario.
Efectivamente, estos dos periódicos de la Carretera Norte, el Canal Dos, y otros trasmisores televisivos, varias radioemisoras propiedad de rabiosos derechistas como Fabio Gadea Mantilla y los dueños de la Radio Quince de Septiembre, parecieran vomitar filos cortantes de guillotinas y fuego de Santa Inquisición contra el gobierno sandinista, pues todo lo que hace este régimen de Reconciliación y Unidad Nacional pareciera no servir para estos medios informativos derechistas.
Actualmente abundan los canales de televisión privados en Nicaragua, en los cuales se publica lo que les da la regalada gana, pero, ahí está el pero, con demasiada frecuencia están difundiendo sus opiniones sobre las supuestas restricciones a las libertades de expresión y de prensa, en lo cual forman coro con los dos periódicos privados derechistas y los propietarios de las radioemisoras, también adversarios de las causas populares justas.
Pareciera causarles odio clasista incontrolable y rabioso programas como “Hambre Cero”, Usura Cero”, “Yo sí Puedo, de Martí a Fidel”;, se ponen erizos por las mejorías en Educación y Salud, se manifiestan nerviosos por el funcionamiento de Alba Bolivariana para las Américas, por el Banco de la Producción, no les agrada que se hayan terminado los apagones eléctricos y que poco a poco, aun en medio de la crisis económica horrenda que ha provocado el capitalismo salvaje; les provoca incertidumbre futura la construcción de la Refinería de Petróleo en Puerto Sandino, porque esto irá poniendo fin al saqueo de los recursos financieros de Nicaragua.
Los dueños de estos medios informativos privados se mantienen irritados, furiosos, porque los pobladores se organizan en Consejos del Poder Ciudadano para ejercer la democracia directa; esto los llena de miedo porque, además, en la inmensa mayoría de países de América Latina ahora, hoy mismo, están funcionando gobiernos parecidos a sus pueblos, es decir, estos pueblos latinoamericanos han electo a gobernantes que ya no son los administradores (en el aparato estatal) de los intereses oligárquicos ni del gobierno criminal de Estados Unidos.
Ese es el problema también en Nicaragua, pues ahora nuevamente, como en la década del 80, hay un gobierno parecido al pueblo, representativo real de los intereses populares, y por este motivo los ataques periodísticos mediante noticias, reportajes y crónicas retorcidas, mentirosas y manipuladoras, son cada vez más enconados contra Daniel Ortega Saavedra, Rosario Murillo Zambrana, funcionarios del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, en contra de la Policía, del Ejército y dirigentes políticos del Frente Sandinista de Liberación Nacional.
Nosotros los pobres, los trabajadores, los asalariados, los pobladores comunes de vecindarios, nunca hemos sido propietarios de periódicos, estaciones televisoras y radioemisoras, desde siempre fuimos confiscados de bienes de producción como éstos, y por tanto es muy raro que aparezcan publicadas noticias favorables y elogiosas de organizaciones populares afines al Frente Sandinista, o sobre el mismo FSLN y el gobierno sandinista.
Los pobres organizados, revolucionarios, sandinistas, en la época del régimen revolucionario sandinista, en la década del 80, contábamos con el Diario BARRICADA (donde yo laboré desde su fundación el 26 de julio de 1979 hasta su cierre el 21 de febrero de 1998), con CORADEP, con el Sistema Sandinista de Televisión, Radio Ya, Radio Sandino y numerosas radioemisoras comunitarias al servicio de los pobladores en ciudades como León, Chinandega, Estelí, Nueva Segovia, etc.
Hoy contamos con La Nueva Radio Ya, Radio Sandino, El 19 Digital y la Radio Nicaragua, está última del Estado. Es bastante en poder informativo popular, y estos medios informativos populares nos permiten arrancarle los disfraces o máscaras a estos hampones oligárquicos, que como parásitos o plagas han venido dañando al pueblo en general con publicaciones repletas de guerra sucia en contra del gobierno sandinista y sectores sociales organizados.
Managua, 15 de octubre del 2009.
Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.
Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187, 88418126 y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.