Crisis del capitalismo evidencia salvajismo imperialista

El gobierno yanqui ha repartido 1,420 billones de dólares para “salvar el sistema”
¿Es justo que los pobres soportemos el derroche colosal de los capitalistas?
*Si ese dinero fuese repartido entre los 6,200 millones de pobladores del Planeta, saldría a unos 104 millones de dólares a cada uno
*¿Cuántas carreteras, calles, construcciones de ciudades enteras, cuánta producción agropecuaria haríamos con ese dinero en toda América Latina, en África y Asia, para matar el hambre, enfermedades y educar mejor a nuestra gente humilde?

* Pablo E. Barreto Pérez

Los periódicos, cadenas de televisión, radioemisoras, revistas y boletines de todo el mundo capitalista, fundamentalmente medios informativos de derecha, y también de izquierda, se han hecho eco de los ruidos colosales de la actual crisis general, cada vez más aguda y agonizante, del capitalismo e imperialismo, llamado “capitalismo salvaje” por el ya fallecido Papa Juan Pablo Segundo.
Sí, el capitalismo en crisis general, convertido en imperialismo en las primeras décadas del Siglo 20, debido a la concentración de capitales financieros y la producción industrial en pocas manos, lo que dio lugar a la formación de los grandes monopolios capitalistas, conocidos por nosotros en América Latina como las empresas trasnacionales de países capitalistas poderosos como Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania, Canadá, Japón, Italia y otros emergentes, que actúan en comunión, en coordinación plena, con organismos financieros internacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otros, todos ellos confabulados contra la inmensa mayoría de países pobres o del Tercer Mundo o “tercer mundistas”, como despectivamente les han llamado.
Este capitalismo salvaje, parasitario, opresor, profundamente explotador, agresor militar, económico e ideológico; fabricador y provocador de guerras de agresión como negocios jugosos en distintas épocas del Siglo 20 y ahora mismo, es el responsable directo de las desgracias económicas, sociales y políticas; causante de enfermedades contagiosas, es responsable directo del analfabetismo masivo en muchas partes del mundo, es responsable directo de las hambrunas de más de mil millones de seres humanos, de lo cual habla todos los años la ONU por medio du agencia FAO.
No soy especialista en temas de orden financiero, pero observo lo bárbaro del sistema capitalista y me veo afectado directamente, porque nunca, igual que la inmensa mayoría de pobladores del mundo, no puedo resolver mis problemas más elementales, pues si se trata, por ejemplo, de construir un proyecto masivo de casas, no se puede hacer en los países pobres o “tercer mundistas” porque “la tierra es privada”, está en manos de terratenientes relacionados con el poder burgués, el que se asentó, en el caso de América Latina, en el poder colonial de los atroces colonizadores españoles, y para colmo el dinero lo tienen estos bancos explotadores. Decenas de millones de seres humanos actualmente sobreviven, sortean la muerte, con menos de un dólar diario, o sin nada, mientras estos bancos mueven ríos fantásticos, corrientes fantásticas de dinero entre un grupito de bandidos o foragidos que virtualmente rigen los destinos de 6,000 millones de seres Humanos del Planeta Tierra.
No soy especialista, pero puedo hacer una multitud de preguntas y comentarios sobre este tema “de depresión o crisis financiera capitalista”, que se afirma nos afectará de manera horrible ya en este año 2009, a pesar de que nosotros no hemos provocado esa debacle del capitalismo en Estados Unidos y en Europa.
Si revisamos este asunto para atrás en la historia reciente, resulta que los colonizadores europeos primero mataron a 51 millones de nuestros indígenas, demolieron nuestra cultura, derrumbaron nuestras ciudades aborígenes y nos robaron oro, otros metales, madera y Recursos Naturales en cantidades fabulosas, con lo cual ellos hicieron ciudades hermosas, palacios ostentosos; luego vinieron los yanquis agresores, con sus invasiones militares, dominaron a las oligarquías locales y por medio de esos traidores nos siguieron robando, se apoderaron de enormes cantidades de tierras…
Somos eternos productores y eternos perdedores
Ya liberados del yugo opresor directo del imperialismo, en el caso de Nicaragua lo era la tiranía o dictadura genocida del somocismo, seguimos de productores eternos y asimismo de eternos perdedores, porque estos capitalistas de Estados Unidos y Europa siempre han impuesto lo que debemos producir en América Central y Latinoamérica; nos imponen también los precios a los productos agrícolas producidos y, finalmente, cuando ya no quieren ese producto, nos dejan “ensartados”, como ocurrió con el algodón, pues nos dejaron destruidos los suelos, intoxicadas con venenos las aguas superficiales y subterráneas, eliminaron nuestros bosques para sembrar algodón.
Esa dependencia económica y tecnológica es, precisamente, la cadena que nos impone los grilletes económicos actuales, pues apenas se profundiza la crisis del sistema capitalista, nuestras economías dependientes también sufren los embates del enfermo imperialista agonizante en Estados Unidos, Europa, Japón y Canadá.
Las oligarquías locales en América Latina y América Central son “uña y carne”, son un “sólo corazón” con este “sistema financiero” (“Kupia Kumi”, habría dicho Pedro Joaquín Chamorro Cardenal), pues esas oligarquías locales: banqueros, grandes productores industriales, grandes comerciantes, latifundistas o terratenientes grandotes, son o funcionan, además, como empleaditos de las grandes empresas trasnacionales del imperialismo yanqui en cada uno de nuestros países latinoamericanos.
Se ha informado que fundamentalmente la crisis financiera, nueva crisis general del capitalismo, ha tenido mucho que ver con préstamos hipotecarios, relacionados con viviendas, apartamentos o caserones en Estados Unidos, las cuales se escapan de las manos de sus inquilinos, porque no tienen con qué pagar, le deben a los bancos prestamistas de Estados Unidos y Europa, bancos que han entrado en crisis profunda, ¿por qué? ¿Cuánto es la cantidad de dinero que han perdido o no pueden cobrar porque la crisis es profunda, tan profunda como los “cañones” de El Colorado?
No sé cuánto es eso en dinero. Me resultan fabulosas, fantásticas, eso sí, las sumas de dinero que el gobierno criminal de Estados Unidos ha sacado del Tesoro o Tesorería Federal para “salvar al sistema” capitalista salvaje.
Primero, el gobierno de Bush destinó, según las publicaciones que he leído, 720,000 millones de dólares, precisamente, para “salvar al sistema financiero” o bancario, para que los bancos privados explotadores sigan existiendo, salgan a flote, y que sigan explotando a los pobres de Estados Unidos, Europa y en el mundo entero.
Después, el mismo Bush anunció que del mismo Tesoro le daban otros 220,000 millones de dólares al Banf of America, norteamericano, uno de los 20 bancos más grandes del mundo, con la misma finalidad: “salvar al sistema financiero”.
Antes de irse de la Casa Blanca, antes de entregar la presidencia a Barack Obama, el mismo Bush , según leí en periódicos y escuché en noticieros locales nicaragüenses, dejó una iniciativa en el Congreso de Estados Unidos, para que los parlamentarios yanquis aprueben y desembolsen otros 700,000 millones de dólares para los mismos banqueros en crisis general agónica.
Los 20 bancos más poderosos del capitalismo agonizante
Según lo que conozco, actualmente hay una lista de 20 de los más poderosos bancos prestamistas y comerciales del mundo, todos con capitales fantásticos, que pertenecen, por supuesto, a un grupito de capitalistas opresores, maleantes, que seguramente, en conjunto, no suman ni el uno por ciento de la población mundial: 6,000 millones de seres Humanos en todo el Planeta Tierra.
Esos Bancos son los siguientes: Industrial y Comercial Bank of China, 230,880 millones de Euros; China Construction Bank Corp, 154,295 millones de Euros; Bank of China, 141, 466 millones de Euros; HSBC Holdings (Reino Unido), 137, 869 millones de Euros; Bank of America, Estados Unidos, 128,430 millones de Euros; Citigroup, Estados Unidos, 105,820 millones de Euros; JPMorgan Chase, Estados Unidos, 94,609 millones de Euros; Santander, España, 92,438 millones de Euros; UniCredit, Italia, 72, 558 millones de Euros; Wells Fargo, Estados Unidos, 69, 036 millones de Euros; Intesa Sanpaolo, Italia, 65,848 millones de Euros; BNP Paribas, Francia, 64, 146 millones de Euros; UBS, Suiza, 63, 868 millones de Euros; Sberbank, Rusia, 62, 875 millones de Euros; Mitbubishi UFJ Financial, Japón, 62, 352 millones de Euros; BBVA, España, 61,766 millones de Euros; Bank of Comunications, China, 59, 523 millones de Euros; Royal Bank of Scotland, Reino Unido, 57, 965 millones de Euros; Wachovia Corp, Estados Unidos, 49,422 millones de Euros; Barclays, Reino Unido, 47, 722 millones de Euros. Este capital lo tenían hasta junio del 2008, según la Revista “Dracma”, de Managua, Nicaragua.
Entonces, me pregunto, todos estos poderosos bancos o entidades financieras privadas, del mundo del imperialismo o capitalismo salvaje, son los responsables de la crisis financiera o “depresión” actual, que tendrá incidencia catastrófica en los países “tercer mundistas” de América Latina, África y Asia, según los anuncios apocalípticos.
Haciendo cuentas sencillas, sólo los 700,000 millones de dólares iniciales “para salvar el sistema financiero”, si se repartieran entre los 6,200 millones de seres Humanos del Planeta Tierra, resultaría una cuota de, más o menos, 104 millones de dólares a cada uno de nosotros.
Con esta fabulosa cantidad de dinero podríamos construir una enorme cantidad de carreteras nuevas en América Latina, construiríamos nuevas ciudades, haríamos maravillas con la producción de alimentos, mejoraríamos y construiríamos una cantidad extraordinaria de hospitales para mejorar la salud de nuestros pueblos; cada uno haría su buena mansión de lujo, tendríamos para pasar sin problemas financieros el resto de nuestras vidas, pero… ¡ya vemos, unos pocos capitalistas opresores, responsables de los males que padece la Humanidad entera, manejan ellos, solitos, estas cantidades fabulosas de dinero.
Sólo cito otro asunto. El mismo Bush, expresidente de Estados Unidos, confesó en el año 2007 que entre marzo del 2003 y marzo del 2007, el gobierno criminal de Estados Unidos ya se había gastado 750,000 millones de dólares en su agresión militar a Irak, la cual ya registra 100,000 muertos, según la revista mejicana “Muy Interesante”, mientras esa matanza de seres humanos aún no termina porque el gobierno norteamericano de paso se está robando el petróleo de esa nación asiática.
¿Es justa toda esta catástrofe económica, social y política que le ocasionan a la Humanidad estos degenerados banqueros norteamericanos, europeos y chinos? Ante este flagelo capitalista horrible, nuestros pueblos deben buscar afanosamente alternativas de soluciones económicas, sociales, políticas y de integración regionales, como la Bolivariana para las Américas, en el caso de América Latina.

Junio 2009

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.
Residente en la Colonia del Periodista, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 8466187, 8418126 y 2703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.