Patos migratorios en el Lago de Managua

Patos migratorios en el Lago Xolotlán

Pablo Emilio Barreto
Pedro Pablo Barreto

Varias decenas de miles de patos, tal vez millones, forman parte del paisaje natural del Norte del Lago de Managua, especialmente del ya famoso Bosque El Limón y un gran trecho del Rió Viejo o Grande, hasta su desembocadura frente a la Isla de Momtombito.
El fenómeno de invasión de patos migratorios y “criollos” se ha acrecentado ahora porque con los últimos inviernos el Lago Xolotan recuperó virtualmente sus niveles de agua de hace 13 años.
En este momento es común verlos en manadas pequeñas e inmensas volando sobre el bosque, o dentro del mismo, o cazando pescados Tilapias al ras y zambullidos en las aguas casi quietas del Lago Xolotlán, frente al casco urbano de San Francisco Libre o hacia el Oste, para el lado del Parque Turístico El Paraíso, promovido por la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador y situado a la orilla de la desembocadura del Río Viejo.
Los entendidos en materia de aves identifican ocho tipos de patos en este sitio del Lago de Managua: real, aguja, pato chancho, uno llamado “choscón”, garza morena, zarceta, piche, gallito de playa y se agrega al escenario natural la bella gaviota.
Según Francisco Saldaña Flores, el guardabosque de El Limón, casi todas estas aves son migratorios, pero los que realmente producen una invasión en gran escala a partir de finales de julio son las zarcetas y los patos reales.

Retorno

El resto virtualmente permanece todo el año formando parte del escenario natural del Lago de Managua. Las zarcetas, el pato real y el llamado “choscón” o pato correa por los pescadores de San Francisco Libre, aparecen desde el lado de Canadá cuando se supone que el invierno (época lluviosa) es más fuerte en Nicaragua.
“Llegan aproximadamente a finales de julio y empiezan a retirarse cuando está finalizando noviembre”, señala Saldaña. “Aparentemente, este fenómeno natural se debe a que entre agosto y noviembre aumenta la cantidad de peces pequeños, que les sirven de alimento a ellos en los lagos, lagunas y ríos”, explica Saldaña.
En el pasado reciente, hasta hace todavía unos 18 años, estos patos y palomas migratorias como las “alas blancas” y las llamadas “molinillas”, llegaban por millones a San Francisco Libre, debido a que los cultivos de grandes plantíos de sorgo les proporcionaban el otro tipo de alimento preferido por ellos.

Daños en arrozales

Se recuerda que unos meses antes del triunfo de la Revolución Sandinista, varias decenas de jubilados norteamericanos vinieron con millones de tiros y rifles de alta potencia y escopetas y cazaron miles de palomas y patos en esta zona de Managua.
Saldaña recuerda que Adán Gaitan, entonces promotor de este tipo de actividades, también armaba excursiones para matar miles de palomas en el Norte del Lago de Managua, especialmente en las cercanías de los ríos San Antonio y Pacora, donde había grandes extensiones de sorgo, trigo y arroz.

En este momento, una parte de esos patos tienen invadidos los arrozales de la unidad de producción “Padronica”, ubicada al noroeste del Lago de Managua, donde usan bombas y cohetes para correrlos, porque se acaban el arroz y el sorgo.
El resto de patos nativos y los mismos migratorios, mientras están en el Lago, duermen en los aguijotales del Bosque El Limón, muy cerca de donde sigue desarrollándose el Parque Turístico El Paraíso, hasta donde van a llegar, pronto, embarcaciones procedentes de la capital.
Otra parte duerme en las Islas de Rosa y Cardón, ubicadas frente a la desembocadura del Río Viejo, el principal caudal de agua cotidiana del Lago de Managua.
Los patos aguja, chancho, la garza morena, el piche y el gallito de playa, “ya se han aclimatado en esta zona del Lago de Managua, y dichosamente aquí en San Francisco Libre no hay una actitud generalizada de matar patos para comerlos, lo cual facilita la reproducción”, analiza Saldaña.
José de la Cruz Bermúdez, exalcalde Sandinista, sostiene que el gobierno municipal da pleno respaldo al proyecto turístico de la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca, en cuanto a desarrollar el proyectado Parque Turístico de El Paraíso y al mismo tiempo continuar la reforestación general de San Francisco, para que estas aves y otros tipos de fauna puedan multiplicarse otra vez en este territorio norteño de Managua.

Managua,2002.

Pablo E. Barreto: Periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua.
Teléfonos: 88466187, 88466187 y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.