!Árboles, árboles milenarios¡ en Nicaragua y el mundo, Genízaro de Nagarote

Es monumento nagaroteño y patrimonio nacional
Genízaro de Nagarote tiene 960 años

• En California existen árboles que tienen casi 5,000 años
• En México adoran el “Arbol de Tule”, que tiene más de 2,000 años de existencia

Pablo E. Barreto Pérez

Sí, el Genízaro de Nagarote tiene ya 960 años de edad, es decir, tenía 457 años cuando llegó Cristóbal Colón a América, en 1492.
Unos 30 años después, según crónicas de los mismos colonizadores españoles genocidas, centenares o miles de indígenas Chorotegas, Subtiabas, Imabites y Maribios, sesteaban bajo las frondosas ramas de este árbol de Genízaro, hoy convertido en monumento y patrimonio histórico de Nicaragua.

Esos relatos o crónicas de los colonizadores, específicamente de los que llegaron a los Lagos Cocibolca (de Nicaragua) y Xolotlán (de Managua), encabezados por Francisco Hernández de Córdoba, en 1528, indican que efectivamente bajo este Genízaro sesteaban, descansaban centenares o miles de indígenas, mientras transitaban cargados a pie, por supuesto, entre sus comunidades, situadas en las orillas de los Lagos, en el Golfo de Fonseca, en donde fue León Viejo y de donde está asentado el actual León Santiago de los Caballeros.
Debo confesar que este Genízaro casi milenario siempre me ha atraído por su importancia histórica y por el hecho de haber alcanzado semejante longevididad, la cual le ha sido cuidada con esmero municipal nagaroteño y nacional durante los últimos 30 años.
Precisamente, yo lo he visitado durante unos 30 años seguidos, y en ese tiempo he observado cómo va perdiendo sus ramas más gruesas y extendidas en el espacio aéreo y sobre las calles y casas de tres vías pequeñas y estrechas, pues por esas casualidades urbanísticas extraordinarias, el Genízaro quedó en medio de un patio, cercano a una esquina, que tuvo el privilegio de contar con sus ramas enormes, extendidas como brazos de pulpo por encima, asimismo, de un parquecito, situado bajo sus sombras casi milenarias.
Fui a ver el Genízaro hace dos años, el año pasado y a mediados de este año 2006. En este año 2006 ya me dio mucho pesar observar que ha perdido varias ramas enormes, que se extendían hacia el Sur, al Oeste, al Norte y al Este.

Aún así le quedan numerosas ramas gruesas que desafían el cielo, de donde “chupa” luz, aire y nutrientes para continuar viviendo, con lo cual nos brinda un espectáculo biológico y botánico precioso y una muestra extraordinaria de cómo la naturaleza nos indica que cuidando los árboles, matorrales, hierbas, ríos, lagos, lagunas, cerros, colinas y montañas, tendremos vida garantizada por siempre para los animales de todo tipo y para las plantas.
Muy impresionado quedé, desde el año 2004, al entererarme de que las ramas caídas del Genízaro fueron convertidas en monumentos a Indígenas y colocados bajo las sombras del mismo Genízaro.
“Las ramas ya no pudieron sostenerse…entonces, las convertimos en algo muy simbólico para perpetuar las imágenes de aquellos abuelos nuestros que descansaban bajo sus sombras”, informó el profesor Palacios, uno de los investigadores históricos de Nagarote y resguardador de estos patrimonios municipales y nacionales.

Árboles de casi 5,000 años

Más sorprendido quedé al leer en la Revista Muy Interesante acerca de que en la Isla de California, uno de los territorios robados por Estados Unidos a México, existen numerosos árboles de pino, llamados Breat Basin, que tienen 4, 723 años, ubicados en las montañas de White Inyo.
La revista mencionada indica que mediante carbono 14 se ha comprobado científicamente que estos árboles de pino tienen entre 3,000, cuatro mil y los 4, 723 años, uno de los árboles mencionados.

En el caso del Genízaro de Nagarote le fue aplicada la prueba de carbono 14 por parte de especialistas del Ministerio de Recursos Naturales y del Ambiente y del Instituto de Cultura.

Señala Muy Interesante que el Estado de California ha decretado la protección permanente de estos árboles milenarios, que se ven secos, pero que siempre les brotan ramitas y hojas en cualquier parte del tronco y las ramas “que se extienden al aire con un aspecto funerario”.

Árbol milenario en México

En el Sur de México hay otro árbol milenario, llamado Arbol de Santa María de Tule, que tiene más de dos mil años; está frondoso, como si fuera muy joven, y es objeto de admiración de centenares de miles de turistas nacionales y extranjeros en Oaxaca, cerca de Chiapas, donde crecieron esplendorosamente las civilizaciones mayas, en las cercanías del Golfo de México, frente a Cuba y colindante con Belice y Guatemala.
Este árbol milenario tiene un tronco con un diámetro de 14.36 metros; no logran abrazarlo 30 personas tomadas de la mano, y alcanza una altura de 40 metros. Se calcula que tiene un peso de 509 toneladas y un volumen de 705 metros cúbicos, todo lo cual le da un aspecto impresionante y atrayente por parte de turistras nacionales y extranjeros y los ciudadanos mexicanos que llegan a admirarlo en Oaxaca, México.

Aquí, en los cañones profundos de El Crucero (Las Sierras o Cordillera del Sur de  Managua), existen árboles gigantescos, llamados guayabones, que miden hasta 60 metros de altura, destacándose espectaculares en las hondonadas de Las Sierritas, por donde circulan oleadas portentosas de aire que sacuden frecuentemente al poblado de El Crucero, situado a 925 metros de altura. ¿Son muy viejos estos guayabones? Habría que hacer un estudio sobre la edad que tienen.

Managua, julio del 2006.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, Cronista de la Capital, fotógrafo, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.
Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua.
Teléfonos: 88466187  y 22703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a !Árboles, árboles milenarios¡ en Nicaragua y el mundo, Genízaro de Nagarote

  1. Ernesto Rivera dijo:

    Saludos: Me gustaria saber como encontrar información sobre “Arboles Gigantes” como el Sequoya y el Stagg entre otros. Donde Comprar semillas.

Los comentarios están cerrados.