¿Con Obama se acabarà el terror contra el mundo?

Hay expectativas positivas, esperanzadoras, y también negativas por el mundo entero, acerca de cómo serán las Relaciones Internacionales de Estados Unidos, después de la elección de Barack Obama, nuevo presidente yanqui, negro, “demócrata”, cuyo discurso electoral estuvo lleno de matices indicadores de que, al menos, no será tan bestial como Ronald Reagan ni tan genocida, agresor militar y terrorista estatal como George Walker Bush, quien inclusive ha ofrecido atacar mortalmente con el ejército norteamericano “en cualquier rincón del mundo”, mientras al mismo tiempo inició la matanza de seres humanos en Irak y continuó las agresiones militares en Pakistán y Afganistán, cuyos acontecimientos fatídicos son las agresiones más recientes por parte del régimen gubernamental estadounidense.

Pablo Emilio Barreto Febrero 2009

¿Desaparecerá el terror estatal practicado por E.E.U.U desde hace un siglo?
Obama versus monopolios imperialistas yanquis

* Pablo E. Barreto Pérez
Hay expectativas positivas, esperanzadoras, y también negativas por el mundo entero, acerca de cómo serán las Relaciones Internacionales de Estados Unidos, después de la elección de Barack Obama, nuevo presidente yanqui, negro, “demócrata”, cuyo discurso electoral estuvo lleno de matices indicadores de que, al menos, no será tan bestial como Ronald Reagan ni tan genocida, agresor militar y terrorista estatal como George Walker Bush, quien inclusive ha ofrecido atacar mortalmente con el ejército norteamericano “en cualquier rincón del mundo”, mientras al mismo tiempo inició la matanza de seres humanos en Irak y continuó las agresiones militares en Pakistán y Afganistán, cuyos acontecimientos fatídicos son las agresiones más recientes por parte del régimen gubernamental estadounidense.

Por tanto, vale la pena efectuar numerosas preguntas sobre la posibilidad de cambios de las políticas imperialistas, criminales, genocidas, de agresiones militares, hacia un mundo cada vez más cambiante, especialmente en regiones humanas rebeldes como América Latina, cuyos mayoría de pobladores ya no admiten que los sigan humillando o saqueándole sus recursos naturales, sus recursos financieros, laborales y científicos.

Comienzo, entonces:

*¿Se acabarán las agresiones e invasiones militares norteamericanas por los cuatro costados del mundo? Se registran más de 250 invasiones y agresiones militares, con más de 23 millones de muertos en todo el Planeta Tierra, todo esto planeado, financiado, dirigido y ejecutado por el gobierno de Estados Unidos y sus empresas trasnacionales, que han operado como verdaderos demonios saqueadores de nuestros países latinoamericanos.

• ¿Desaparecerán las bases militares yanquis en otros países lejanos de Estados Unidos?

• ¿Dejarán de apropiarse o robarse territorios ajenos, como hicieron en México, en 1847, cuando se robaron dos millones y medio de kilómetros cuadrados? También se robaron Hawai, situado a varios miles de kilómetros de sus fronteras, con método invasivo parecido al de México.
• ¿Desaparecerá la Base Naval, centro de torturas y ocupación territorial de Guantánamo (el territorio es cubano), centro de terrorismo del gobierno genocida yanqui?
• ¿Ya no volveremos a presenciar matanzas de seres humanos y robos colosales como los de Irak, Vietnam, Pakistán y Afganistán?
• ¿Dejarán de ser perseguidos los negros, latinos e hispanos en Estados Unidos?
• ¿Estados Unidos dejará de ser “vecino violento” en América Latina?
• ¿Se acabarán las intromisiones descaradas de Estados Unidos en los asuntos internos de países de América Latina, el Caribe, Asia y África?
• ¿Abandonará Estados Unidos su influencia o dominio total del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde también impone agresiones militares, bloqueos económicos como el de Cuba, Irán, etc?
• ¿Dejará de usar Estados Unidos al Fondo Monetario Internacional y otros organismos financieros contra los países pobres?
• ¿Estados Unidos dejará de estarse robando los recursos naturales, laborales, financieros y hasta científicos de otros Estados, mediante agresiones militares y chantajes diplomáticos?
• ¿Obama ordenará que su gobierno “demócrata” mande a suspender el cruel, odioso e injusto bloqueo económico, financiero y científico a Cuba, que dura ya casi 50 años?
• ¿Con Obama a la cabeza, el gobierno de Estados Unidos firmará el Protocolo de Kyoto ahora con un presidente “demócrata” y con sentido supuesto de proteger el Medio Ambiente y la Vida de los seres humanos, animales y plantas en el Planeta Tierra?
• ¿Con Obama al frente, “demócrata” y primer presidente negro en Estados Unidos, el gobierno yanqui abandonará la carrera atómica desenfrenada de destrucción masiva, que amenaza a la especie humana y toda la vida en el Planeta Tierra?
• ¿Estados Unidos, ahora con Obama negro o mulato, “demócrata”, abandonará la horrible crueldad de capturar seres humanos por supuesto terrorismo, y andarlos torturando permanentemente en el aire (sí, en el aire, en aviones silenciosos), con la complicidad de gobiernos europeos, que al parecer todavía se creen “amos” colonialistas en el mundo?
• Con Obama, negro o mulato, “demócrata”, el gobierno genocida de Estados Unidos dejará de amenazar a otros países sólo por el hecho de que desarrollan proyectos de energía atómica, para producir energía eléctrica masiva?
• ¿Con Obama, negro o mulato de los que han padecido matanzas y persecuciones permanentes de su raza desde que llegaron los colonizadores ingleses (anglosajones racistas, discriminatorios) a su territorio, “demócrata”, por fin Estados Unidos respetará el Derecho Internacional Público, los Tratados Internacionales, los Derechos Humanos de otros países fuera del suyo, y que cumplan sentencias de la Corte Internacional de Justicia (de las Naciones Unidas (ONU), que, por ejemplo, los mandó a pagar 17 mil millones de dólares por la destrucción de la economía nicaragüense mediante su agresión militar mercenaria, que ocasionó otros 40 mil muertos (asesinados) en Nicaragua, y que los Estados Unidos no pagaron? Esa sentencia de la Corte Internacional de Justicia fue en junio de 1986.
Desde noviembre de 1986, un total 192 países miembros de las Naciones Unidas (contra tres votos: Estados Unidos, Israel y El Salvador) decidieron que el gobierno genocida de Estados Unidos debía pagar esos 17 mil millones de dólares, lo cual indica que al año 2008 ya deben 45 mil millones de dólares por los intereses acumulados. Deben pagar, honorable presidente Obama, negro o mulato “demócrata”, y deben pagarle a todas las naciones que han agredido por el mundo entero, y deben también devolverle sus dos millones 200,000 kilómetros cuadrados a México, y deben ser indemnizados todos los pueblos que han sido agredidos militarmente por Estados Unidos en el mundo.

• ¿Con Obama, negro o mulato, “demócrata”, Estados Unidos dejará de gastar 750,000 millones de dólares en la matanza de seres humanos en Irak y los destinará, por ejemplo, a combatir el hambre de casi mil millones de seres humanos en el mundo, especialmente niños, ancianos y mujeres abandonadas?
• ¿Obama reasumirá el compromiso de alfabetizar a más de mil millones de analfabetos en el mundo, compromiso nunca cumplido por los países ricos o imperialistas, seguidos o imitados servilmente por los gobiernos rufianes del mundo capitalista?
• ¿El gobierno de Estados Unidos dejará de agredirnos a los latinoamericanos, mediante invasiones militares y agresiones económicas, como las que nos impusieron mediante una plaga de odiosas y atroces dictaduras militares, que los pueblos armados y no armados han tenido que desalojar del poder político y militar?
Existe hasta una cronología de infamias sobre este gobierno yanqui genocida en América Latina, en la que se han visto como víctimas: Cuba, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panamá, Chile, Venezuela, Bolivia, Colombia, Ecuador, Argentina, Brasil, Paraguay, Grenada, Haití, República Dominicana, México… prácticamente no hay un solo país que no haya sido agredido por este gobierno genocida yanqui, desde 100 años; hemos padecido un siglo de terror por estos gobernantes que así mismos se han catalogado como “demócratas”, “respetuosos de los derechos humanos”, pero que tienen la concepción cruel, malvada, de que si alguien les mata a un ciudadano gringo (como ocurrió cuando ellos agredieron Nicaragua en 1912), entonces destruyen una ciudad entera; si alguien les tumba un avión en operaciones de agresiones militares de ellos contra otros Estados, entonces destruyen un aeropuerto; si a ellos no les gusta un gobierno en cualquier parte del mundo, entonces mandan a agredir militarmente a ese país (como en Chile, Cuba, Nicaragua, Guatemala, México), lo destrozan con bombas de todo tipo, capturan y matan a su presidente como hicieron hace poco tiempo, precisamente en Chile y después en Irak.
• ¡Eso ha sido Estados Unidos en 200 años de historia, y, especialmente, en 100 años de terror contra América Latina!
• Sigo preguntando: ¿Dejarán de creerse los “predestinados”, los de “raza superior”, los “invencibles”, los “intocables” como aquellos mafiosos que ellos tuvieron, para, al revés, promover la cooperación y respeto mutuos, la solidaridad real, las hermandad, sin buscar ganancias enormes o el “arribismo” vulgar que siempre ha caracterizado al gobierno de Estados Unidos, ahora encabezado por un presidente negro, “demócrata”?
• ¿Dejarán ahora, con un presidente negro o mulato y “demócrata”, de ser los “vecinos violentos” en su “patio trasero” de América Latina, terroristas espantosos, según hemos podido apreciar y sufrir personalmente en nuestros países, víctimas de las agresiones militares de Estados Unidos?
• ¿Sus casi 20 organismos de Inteligencia y militares (Pentágono-Ministerio de Defensa) y el mismo Departamento de Estado (Cancillería), abandonarán, me pregunto como ciudadano latinoamericano y nicaragüense, la guerra sicológica, su campaña sistemática de mentiras, falsedades, calumnias horribles, en contra de movimientos populares políticos y sociales, o contra gobiernos progresistas como los de Nicaragua, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, Honduras, Cuba, Brasil, Chile, etc. o contra partidos políticos revolucionarios como los del Frente Sandinista o el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional de El Salvador?
• ¿Dejarán de apoyar a criminales, que tienen inclusive “escuadrones de la muerte” como los “areneros” de El Salvador, quienes han desarrollado campañas de terror, miedo y mentiras cuando se aproximan elecciones municipales y nacionales? ¿Le seguirán dando respaldo descarado a terroristas suyos como Posada Carriles?
• ¿Con Obama negro o mulato, “demócrata”, en la presidencia de Estados Unidos, el gobierno norteamericano dejará de entrometerse en las elecciones nacionales (municipales, regionales y nacionales) como las recién ocurridas en Nicaragua, o las que se realizan en otros países como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, etc., donde descaradamente se entrometen en nombre de la “democracia”? ¿Dejarán de entrometerse en las elecciones municipales y nacionales de El Salvador?
• ¿Dejarán de espiar descaradamente a otros países, naciones o ciudadanos sólo por el hecho de que no responden política e ideológicamente a sus intereses de dominación geopolítica, honorable Obama presidente negro o mulato y “demócrata”?
• ¿Dejarán de ser tan hipócritas y cínicos, con Obama en la Presidencia, para no estar amenazando a otros gobiernos y naciones con anuncios apocalípticos o anunciar que pueden agredir “en cualquier rincón del mundo”, como ha amenazado Bush? ¿Qué se han creído? ¿Se creen los dioses del Olimpo griego o los policías mundiales que nadie ha nombrado?
• Yo, ciudadano latinoamericano y nicaragüense, personalmente no me hago ilusiones. El imperialismo yanqui, o dominio geopolítico del Estado norteamericano en América Latina, del dominio de las Industrias de Guerra, el dominio de los monopolios o empresas trasnacionales negociantes de Estados Unidos, son las que realmente dominan, deciden, imponen lo que debe hacerse interna e internacionalmente en el gobierno genocida de Estados Unidos. El hecho de que haya llegado un negro o mulato “demócrata” a la Presidencia, será, nada más, un asunto de “fachada”, cosmético, de conveniencias del sistema imperialista yanqui; incluso, si se sale de la “raya” de los intereses siniestros de los propietarios de las empresas monopólicas o trasnacionales, podrían asesinarlo como asesinaron a Jhon Fitzgerald Kenedy (1963) y su hermano Robert Kenedy, un poco después, porque empezaron a cobrarles impuestos a los grandes monopolios imperialistas yanquis.
• Nosotros pedimos, sencillamente, que respeten nuestras soberanías nacionales, que respeten nuestras decisiones soberanas, que no nos sigan agrediendo desde ningún punto de vista, pues nosotros los latinoamericanos jamás hemos ido a agredir a Estados Unidos, no hemos invadido territorios ajenos, no hemos robado territorios ajenos, ni hemos robado Canal de Panamá, ni hemos robado metales preciosos a otros países como oro, níkel, cadmium, ni hemos impuesto tratados onerosos, ni nos metemos en las elecciones de Estados Unidos. ¡Respétennos!, amigo presidente Barck Obama. ¡Al menos, eso esperamos de un presidente negro o mulato y “demócrata” norteamericano!

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional), Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua y todavía concejal del FSLN en Managua.
Residente en la Colonia del Periodista No 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 8466187 y 2703077.

Anuncios

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Con Obama se acabarà el terror contra el mundo?

  1. luis sandoval dijo:

    un comentario de obama es porque obama esta a favor de los homosexuales fomentando la degradacion de la moral de los niños estados unidos deveria de ser un ejemplo para el mundo, obama ha cometido un grave error al favorecer a estos depravados ya que con esto es evidente que no es un buen ciudadano que cree en dios y jesus talvez no sea creyente y devamos de seguir su ejemplo y dejar de creer en la biblia

Los comentarios están cerrados.