Periodistas: ¡felicitaciones en su Día Nacional, en Nicaragua!

Periodistas: ¡felicitaciones en su Día Nacional, en Nicaragua!


*Pablo E. Barreto Pérez

Honorables y respetables periodistas, hombres y mujeres, profesionales o trabajadores de la información periodísticas, recogedores de la historia noticiosa cotidiana de nuestra Nicaragua decorosa, digna y libre.

Les envío mis saludos de colega en el Día Nacional del Periodista a todos los hombres y mujeres periodistas profesionales y autodidactas, que hacen posible el reporteo sacrificado de todos los días, y la redacción de las noticias cotidianas para que estas sean trasmitidas en noticieros radiales y televisivos y divulgadas en periódicos escritos, de los que se venden y distribuyen en las calles, así como los digitales en Internet.

Soy periodista con 40 años de ejercer esta noble profesión de muchos sacrificios, de servicio cotidiano casi apostólico, para que los nicaragüenses estén bien informados sobre cómo marchan las actividades políticas partidarias, electorales, sociales, económicas, científicas, educativas, recreativas, deportivas, ministeriales, sindicales, de asuntos de belleza, de los pleitos vecinales,  sobre el flagelo espantoso del narcotráfico nacional e internacional,  del Cambio Climático, sobre los accidentes de tránsito, en torno a la seguridad o inseguridad ciudadana, de feminicidios, asesinatos, robos y asaltos, secuestros de productores, de noticias medioambientales como los problemas acuciantes de las basuras y los ruidos, la falta de luces y de agua en algunos vecindarios, etc.

Sí, llegó de nuevo el primero de marzo para celebrar el Día Nacional del Periodista. En este Día Nacional del Periodista debemos recordar, me parece, a aquellos hombres y mujeres ejemplares, luchadores inclaudicables por las libertades del pueblo nicaragüense, como el mismísimo Rubén Darío, quien para sobrevivir ejerció la noble profesión del periodismo en periódicos de Nicaragua, de El Salvador, de Guatemala, en Chile, en Buenos Aires y en Europa; y periodistas destacadísimos como Manolo Cuadra Vega, Gonzalo Rivas Novoa (GRN), Manuel Díaz Sotelo, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, Álvaro Montoya Lara, Léster Mendieta Alfaro y William Ramírez Solórzano.

Salomón de la Selva, poeta leonés, escritor y periodista destacadísimo, fue otro ejemplo excepcional de cómo algunos periodistas han tenido que luchar (y siguen luchando hoy) haciendo periodismo y literatura, u oficios variados, para sobrevivir con sus familias y a la vez sortear mil peligros mientras andaban haciendo su labor reporteril callejero, en montañas, calles, caminos, ciudades y pueblos, con la pasión y objetividad correspondiente, para informar a los lectores de los periódicos, noticieros radiales y televisivos en que escribían o escriben actualmente. Salomón de la Selva es un ejemplo excepcional, pues mientras combatía como soldado en filas del ejército inglés, durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) cargaba con sus libretas de apuntes, lápices y lapiceros en su mochila, más su memoria privilegiada, por supuesto, para después convertirlos en reportajes novedosos, crónicas llenas de impresiones personales profundas, poemas que aun hoy conmocionan el espíritu de quienes los leemos, y finalmente convertidos en libros, como los que se conservan de Salomón de la Selva en las bibliotecas de Nicaragua. De la Selva fue también secretario general de la Federación Obrera Nicaragüense, en León.

Asimismo es preciso, indispensable, que los periodistas sandinistas, progresistas, nos acordemos de nuestras obligaciones organizativas, financieras y de mantenimiento de la Unión de Periodistas de Nicaragua, pues lamentablemente he podido notar que ni los directivos actuales llegan a la Casa Nacional del Periodista Álvaro Montoya Lara, situada en Belmonte. Ya no están allí ni las dos honorables mujeres que facilitaban nuestras visitas, recibían las cotizaciones, suministraban alguna información,  cuidaban de la pequeña biblioteca y resguardaban la casona de los periodistas, sí, de aquellos periodistas que fundamos la Unión de Periodistas en marzo de 1978, con la finalidad de continuar combatiendo junto al pueblo insurrecto a la dictadura somocista, para derrocarla, demolerla y desaparecer a la Guardia Nacional genocida, criatura monstruosa creada por el gobierno criminal de Estados Unidos con los pactos traidores del Espino Negro en Tipitapa, y que duraría matando nicaragüenses hasta el 19 de julio e 1979.

Está virtualmente abandonada nuestra gloriosa UPN. Tenemos obligación de cuidar la vida y sobrevivencia de nuestra UPN.

Ciertamente, el Colegio de Periodistas por ley agrupa a todos los periodistas, hombres y mujeres, ya sean estos sandinistas, liberales, conservadores, socialcristianos, pero la organización gremial de los periodistas sandinistas, revolucionarios, progresistas, ha sido la Unión de Periodistas de Nicaragua desde que un grupo de casi 100 compañeros y compañeras la fundamos en marzo de 1978, en Granada, al calor de los combates, de la lucha sostenida, en contra la tiranía somocista genocida.

Al menos yo pienso que nuestra organización gremial, la UPN, se ha ganado el derecho a existir, para que los periodistas sandinistas siempre contemos con nuestro instrumento organizativo propio, y con el fin de darle respaldo informativo, propagandístico e ideológico al Frente Sandinista y a la continuación de la Revolución Popular Sandinista, y particularmente a nuestro gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional.

Lo que digo por este medio es mi opinión personal, la cual comparten otros colegas, tanto hombres como mujeres.

Reitero mis saludos a todos mis colegas periodistas, hombres y mujeres, trabajadores profesionales de la información, que luchan, sudan “gota gorda” de forma sacrificada todos los días, para que las noticias, crónicas, reportajes, reseñas y artículos lleguen a los oídos, visión y lectura de los nicaragüenses en todo el territorio nacional.

Al mismo tiempo, los invito a leer mi Blog o página Web, titulado: www.pabloemiliobarreto.tk, en el cual hay colocados ya  200 artículos históricos, culturales, medioambientales, científicos, etc., algunos de los cuales podrían serles útiles para el virtuoso oficio de escribir para el pueblo, es decir, somos escritores cotidianos para que nuestro pueblo esté informado.

Febrero del 2011.

Pablo E. Barreto Pérez: Periodista, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de Managua, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187 y 22703077.

About these ads

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Periodistas: ¡felicitaciones en su Día Nacional, en Nicaragua!

  1. Hello, thanks for the information above, I will check your blog usually now!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s