Revolución Sandinista: sus logros ejemplares en década del 80

Pablo Emilio Barreto Pérez

Fueron 10 años de dominio popular
Logros de la Revolución Sandinista

 

* 120 mil familias fueron beneficiadas con 4 millones de manzanas de tierras, repartidas por la Reforma Agraria revolucionaria.

*Este escrito es un resumen breve de los logros del régimen revolucionario sandinista, escrito a comienzos del año 2007

*Además, una explicación breve de cómo los gobiernos neoliberales dejaron en ruinas, quebrado, al país entre 1990 y 2006.

*Pablo E. Barreto Pérez

Presentamos aquí un resumen chiquito. El primer gran logro fue haber derrumbado y destruido para siempre a la tiranía genocida del somocismo e instaurado un régimen de corte popular y revolucionario por primera vez en toda la Historia Nacional.

El segundo gran logro fue organizar el país en función de proteger a los más pobres. El tercer logro, de alcance universal, fue la hazaña de la Cruzada Nacional de Alfabetización, la cual movilizó a 115 mil jóvenes y no menos de 50 mil funcionarios civiles hacia el campo, para alfabetizar a medio millón de nicaragüenses, que habían sido dejado en la total oscuridad académica por el régimen sangriento de los Somoza.

Al ser demolido el aparato estatal dictatorial, desparecieron la Guardia Nacional y su Policía, y se organizaron el

Ejército nuevo y la Policía con un nuevo
contenido humanista, con lo cual desapareció la noche oscura, interminable, de las desapariciones forzadas, las masacres, las represiones masivas en el campo y la ciudad, los asesinatos selectivos de opositores al régimen sangriento del somocismo.

Se restauraron los derechos de comunidades indígenas, de las mujeres, niños, de ancianos y desvalidos pasaron a ocupar un lugar privilegiado en la economía nacional, y las angustias y miedos colectivos desaparecieron por la puerta trasera.

Fueron confiscados los bienes muebles e inmuebles Somoza y los somocistas allegados al régimen genocida, especialmente los militares.

Educación y Salud

El Régimen revolucionario sandinista pierde las elecciones presidenciales, diputadiles y municipales en febrero de 1990…allí comenzó la tragedia impuesta por gobiernos neoliberales proyanquis.

Entre 1980 y 1990, el régimen revolucionario entregó 22, 347 becas en los niveles secundario y universitario y por primera vez varios miles de estudiantes salieron al exterior a estudiar carreras especializadas. Se construyeron nuevos 170 centros de preescolar, 1023 escuelas primarias, ocho Escuelas Normales, 200 Escuelas rurales, cinco nuevos institutos de educación técnica, 20 centros de educación media, dos mil nuevas aulas de educación superior, y en total al 90 habían 43,988 maestros laborando en 3,972 centros de enseñanza formal.
En salud se eliminó el flagelo horrible de la poliomelitis, se creó el Sistema Unico de Salud, se organizaron 169 mil brigadistas de salud, se construyeron 5 nuevos hospitales, 329 centros y puestos de salud, 13 de los cuales quedaron equipados y con camas. Al 90 habían
22, 700 trabajadores de la salud, el triple de lo existente al triunfo de la Revolución en 1979.

Reforma agraria benefició a 120 mil familias

De las nueve millones de manzanas de tierras en poder del Estado Revolucionario, el gobierno sandinista repartió, mediante un proceso legal, 4 millones de manzanas a 120 mil familias campesinas, las cuales contaban con la cantidad de 720 mil personas.

Se habían organizado 1,200 unidades de producción agropecuaria, se organizaron 3, 151 cooperativas, se instalaron 280 Tiendas Campesinas con 64 mil socios, se le entregaron 170,000 manzanas de tierra cultivable a 4,060 personas pertenecientes a Comunidades Indígenas en distintas partes del país.

Desmantelaron hasta proyecto lechero

Se construyó el Complejo Industrial del Valle de Sébaco, el cual producía 30 mil toneladas anuales de conservas y 5, 600 toneladas de concentrados para alimentar animales.

Funcionaba a plenitud, al 90, el famoso Proyecto Lechero de Chiltepe, el cual tenía 10, 500 cabezas de vacas lecheras Holstein, con capacidad para producir cinco millones 931 mil galones de leche por año. Como todo el resto de proyectos de esta envergadura, el gobierno neoliberal de doña Violeta Barrios de Chamorro lo mandó a desarticular en consonancia con el accionar contrarrevolucionario de Estados Unidos.

Estaba en su apogeo el Ingenio Victoria de Julio, con capacidad para producir 110 mil toneladas de azúcar al año. También fue desmantelado por la “pulcra” doña Violeta Barrios viuda de Chamorro.

Pablo E. Barreto P.

En la industria fueron famosas la fábrica IFRUGALASA (procesadora de frutas), TEXNICSA con maquinaria y equipos nuevos, COTEXMA (estas dos en el mundo de los textiles), CARTONICA (fabricación de vasos y platos de cartón), SALINSA, PROFANICSA, ENISUEROS y el conocido Movimiento de Innovadores. Este último se encargaba de reparar todo tipo de maquinaria, para la cual no habían repuestos por el bloqueo criminal impuesto por Estados Unidos.

357 mil asegurados al 90

En Seguridad Social se dio cobertura a 298, 860 trabajadores al año en zonas urbanas, más 59 mil en el campo.

Al 90 funcionaba el Programa del Vaso de Leche Escolar para 200,000 niños en todo el país. También fue mandado a desmantelar por el gobierno proyanqui de Violeta Barrios de Chamorro.

Se organizaron Hogares de Ancianos, 204 Centros de Bienestar Social; el Programa Vacacional atendió a 578,550 trabajadores en los diez años de gobierno revolucionario sandinista.

Se entregaron 21, 128 pares de anteojos a igual cantidad de trabajadores asegurados, se construyeron 76 Comedores Infantiles Rurales, Siete Comedores Infantiles Urbanos, 139 Centros Infantiles Rurales, en todos los cuales se atendían 45 mil niños y niñas al año.

Energía

En energía eléctrica se construyeron las Plantas I y II en la Geotermia Momotombo, lo cual le produjo un ahorro de 18 millones de dólares al año al Estado nicaragüense.
Se construyeron las Centrales Eléctricas del Cuá, Asturias y se elevó la cantidad de usuarios hasta 275, 862 en todo el territorio nacional.

El gobierno revolucionario instaló agua potable en 604 comunidades rurales que antes, en la época de la tiranía somocista, nunca bebieron agua limpia. Se construyeron 12,094 viviendas, se favorecieron 33 mil 985 familias con igual número de lotes, se mejoraron 66, 954 viviendas que estaban en pésima estado, se crearon 309 Asentamientos Humanos nuevos, se beneficiaron 89,000 familias mediante la Ley de Repartos Ilegales y otras 75 mil familias fueron favorecidas por la nueva Ley de Inquilinato.

Transporte

En transporte se construyeron 260 nuevos proyectos de carreteras, entre otros: Tuma-Waslala-Siuna, La Paz Centro-Momotombo, Río Blanco-Copalar, Río Blanco-Siuna, Bilampí-San Pedro del Norte, Aceituno-El Sauce-Dos Montes, Llano Sur-Yulo-Lapan; se repararon 1,971 kilómetros de carreteras pavimentadas por año. Se construyeron decenas de puentes en los caminos y carreteras entre Chontales- RAAS, Tuma-Waslala, Apacumca, Sapoá, El Cuá, Las Mojarras, Estelí-El Sauce.
Se ampliaron y construyeron las pistas aéreas de Bluefields, Río San Juan y Punta Huete, en el costado Sureste del Lago de Managua.

Se organizaron y crearon 25 nuevas rutas urbanas en la capital y el servicio de dos Ferrobuses en Managua. Se compraron 696 unidades de buses nuevos, y se colocaron 582 unidades de autobuses en el servicio interlocal.

Pesca

En la pesca y la minería se invirtieron 23.8 millones de dólares para la compra de 23 barcos pesqueros, construcción del muelle de Corn Island, se remodeló la empresa Alinsa en Corinto, se les instalaron cuartos fríos a las empresas Promar, Pescasa, Piccsa y Copesnisca.

En Turismo, fueron construídos y remodelados los complejos turísticos de Xiloá, Pochomil, La Boquita, El Trapiche, Granada, El Velero, Volcán Masaya, Xilonem, Montelimar, Centro de Diversiones y Hotel de Jinotepe, Hotel Barlovento en San Juan del Sur, Hotel Las Cabañas en Managua, Hotel Las Mercedes, los centros de diversiones Bolerama, Discoteca Lobo Yack, Tiendas de Puertos Libres y Supermercados Internacionales.

Apoyo al deporte

En Deportes, se creó el Instituto Nicaragüense de Deportes, Escuela Nacional de Instructores de Deportes, se instalaron dos gimnasios con pesas, se capacitaron 542 instructores deportivos, 171 profesores de Educación Física, se organizaron 10 torneos de Béisbol Germán Pomares Ordóñez, 1 Campeonato de Beisbol Campesino, el Campeonato de Liga Mayor A durante 10 años, se hizo la Copa Sandino cada año, se realizaron 100 eventos deportivos internacionales, entre otros: el Stanley Cayaso in memorian de Béisbol, Carlos Ulloa In memorian de Baloncesto, Camilo Ortega Saavedra de Pesas, Carrera Internacional el Repliegue a Masaya en Atletismo.

Se remodeló el Estadio Nacional Rigoberto López Pérez. Se construyeron y remodelaron los Estadios de Estelí, Rivas, Ciudad Darío, San Tomás y Bluefields.

Tradiciones culturales

Fue el régimen revolucionario sandinista el que más ha promovido las tradiciones culturales, como fiestas populares, bailes, música popular, payasos, comidas autóctonas, artesanías, medicina natural, leyendas, mitos arraigados en la cultura centenaria de nuestros pueblos indígenas.

Se organizaron 40 Centros Populares de Cultura, se publicaron 275 libros de autores nacionales, se instalaron 17 museos, se organizó varias veces el Festival de la Canción Gastón Pérez, se hicieron numerosos programas educativos en la Televisión Estatal, se promovió y organizó el Festival Internacional del Libro, en el cual participaron 400 editoriales de 45 países distintos.

Se crearon 6 Escuelas Nacionales de Artes, 3 Escuelas Regionales de Música y Bellas Artes, 4 Salas de Teatro, 7 galerías de pintura, 10 grupos profesionales de Danza, 50 grupos aficionados de Danza, 13 grupos profesionales de Teatro, 62 grupos aficionados de Teatro y 34 grupos profesionales de Música.

Reivindicación de Costa Atlántica

Se creó la Ley de Autonomía de la Costa Atlántica, la cual siempre funcionó como centro de saqueo de madera de la dictadura genocida del somocismo; se impulsó la Educación y Alfabetización en Mísquito, Sumo, Inglés Criollo y Español.

Se mejoró el sistema de transporte de pasajeros por medio del Río Escondido hacia Blufields, se extendió el servicio telefónico a Puerto Cabezas con un tendido de 425 líneas desde Matagalpa.

Se construyó un Mercado en Blufields, se entregaron tierras a las Comunidades Indígenas costeñas y se construyó el Puerto de Aguas Profundas de El Bloff.

De 129 a 5, 763 sindicatos

Al triunfo de la Revolución Sandinista habían sólo 129 sindicatos, porque la dictadura los impedía. Al 90, en cambio, existían 5, 763, organizados en distintas centrales sindicales, incluyendo las más reaccionarias como la CUS y la CTN.

Y finalmente, otras decenas de miles de familias recibieron en propiedad tierras, lotes y casas mediante las Leyes 85, 86 y 88, emitidas por el gobierno revolucionario en los primeros meses de 1990, y el total de familias beneficiadas desde 1979 al 90 subió a 350,000, o sea, aproximadamente el 25 por ciento de la población nicaragüense.

Además, al cambio de gobierno en 1990, el desempleo no sobrepasaba el ocho (8) por ciento, era casi pleno el financiamiento a la producción agrícola y pecuaria, el gobierno revolucionario entregaba el llamado “Paquete AFA” (comida, cada quincena) a los trabajadores, la salud era gratuita en los hospitales, la educación gratuita en primaria, secundaria y superior alcanzó niveles jamás vistos, y contrariamente al 90 comenzaron los desalojos de casas, lotes y tierras, devoluciones de propiedades a los somocistas y ladrones, y un nivel de revancha política parecido al que ejercían los Somoza y el somocismo genocida desde 1934 (año en que asesinaron a Sandino) hasta el 19 de julio de 1979.

En lo Político

Finalmente el Gobierno Revolucionario permitió la creación de numerosos Partidos Políticos, los que participaron en las Elecciones de 1984 y 1990.

En el período Revolucionario se creó la nueva Constitución Política (1987), la Ley de Municipios (1988), la Ley de Autonomía de la Costa Atlántica, la Ley Electoral, se normaron y mejoraron las relaciones familiares y matrimoniales en aras de darle un lugar privilegiado a las Mujeres y a los Niños y Niñas, entre otros.

Nota aclaratoriaespecial

La robadera fabulosa e imparable del 90 al 2006

Debe quedar claro que lo anterior es un resumen brevísimo de los logros del Régimen Revolucionario Sandinista, pues el principal logro, entre julio de 1979 y febrero de 1990, es haber derrocado o demolido a la tiranía o dictadura somocista, haber desterrado para siempre a la guardia genocida del somocismo y a todos sus órganos represivos, entre otros: “escuadrones de la muerte”, los 12 mil “orejas” de la Oficina de Seguridad de los Somoza, los llamados “jueces de mesta” que eran especies de matones que imponían el terror somocista con amenazas de muerte, o muertes, o “malmatadas” en los caminos, comarcas y ciudades; fue demolido, por supuesto, el llamado “Servicio Anticomunista”, que era dirigido personalmente por Anastasio Somoza Debayle para perseguir a todos aquellos elementos progresistas, opositores a su régimen de asesinos.

Esta pandilla de asesinos mataron a más de 50,000 nicaragüenses entre 1934 y 1979.

Antes de irse huyendo, Somoza Debayle y su banda de maleantes se llevaron no menos de 2,000 millones de dólares en valijas, y dejaron una estela de dolor horrible, e infestado de cadáveres el territorio nacional.

Como todo mundo sabe en el Planeta, apenas triunfó la Revolución Sandinista, también comenzó la agresión militar contrarevolucionaria, económica, financiera, ideológica, propagandística, de promoción de la división interna, etc. por parte del gobierno criminal de Estados Unidos, la oligarquía local y sus lacayos desplazados del poder el 19 de julio de 1979.

Mediante su agresión militar, el gobierno de Estados Unidos y sus agentes financiados, entrenados y dirigidos por la CIA y el Pentágono yanqui, mataron a otros 40,000 nicaragüenses en centenares de masacres a ciudadanos civiles, indefensos y ocasionaron daños a la economía e infraestructura del país hasta por 17,000 millones de dólares según sentencia de la Corte Internacional de Justicia de las Naciones Unidas (ONU), ubicada en La Haya, Holanda, en junio de 1986. La Corte Internacional de Justicia mandó a Estados Unidos a pagar esos 17,000 millones por los daños, pero en vez de hacerlo, como siempre hacen estos gobernantes asesinos, disfrazados de “angelitos democráticos”, desconoció la jurisdicción de la Corte, arreció su campaña de crímenes contra Nicaragua.

Al llegar la “angelical” Violeta Barrios de Chamorro al gobierno en 1990, le “perdonó” esta deuda de 17,000 millones de dólares a Estados Unidos, mandó a desmantelar 550 empresas productivas que había dejado el régimen revolucionario sandinista, comenzaron las devoluciones de tierras y casas a los somocistas genocidas, le dio inicio a la contrarreforma agraria, empezó la contrarreforma urbana, ordenó el desmantelamiento del Ferrocarril del Pacífico de Nicaragua (el transporte más barato para los pobres), mandó a privatizar la Educación, la Salud, le pagaron hasta 5 veces una misma propiedad confiscada a somocistas genocidas, ordenó el desmantelamiento de Comedores Infantiles Rurales, empezaron también el desmantelamiento del sistema energético del país, el mayor proyecto lechero del país, el de Chiltepe, fue mandado “al carajo”, mandó a casi un millón de seres humanos al desempleo, ordenó desmantelar la Alfabetización y el Sistema de Educación de Adultos; en resumen, doña Violeta Barrios nos regresó a las políticas del somocismo genocida del oscurantismo, el atraso más brutal, les mandó a quitar el financiamiento a los productores agrícolas, los cuales comenzaron a ser perseguidos por deudas, a la que llamaron “Cobra”.

Además, en 1990 se inició la robadera imparable, el saqueo del erario público, pues cada año, por ejemplo, presupuestaban para reparar y construir carretera nuevas, pero ni repararon ni construyeron una sola carretera nueva.

Llegaron Alemán Lacayo y Bolaños Geyer juntos al gobierno neoliberal, y continuaron las políticas de saqueo iniciadas por Violeta Barrios de Chamorro, y aceleraron a niveles fantásticos la robadera, al extremo de que se asegura que se robaron casi mil millones de dólares sólo del erario público, sin incluir lo robado en otros sectores mediante la influencia del gobierno o de la presidencia.

Arnoldo Alemán Lacayo y Enrique Bolaños Geyer le impusieron, desde la presidencia, al país la venta traicionera, vendepatria, de la energía eléctrica y las telecomunicaciones, profundizaron y elevaron la privatización de la salud y la educación.

La venta de la energía a negociantes extranjeros inescrupulosos, mafiosos como ellos dos, dio como consecuencia que aparecieron los apagones todos los días, de hasta 18 horas diarias en algunos lugares del país y de 24 horas todos los días en algunos sitios.

Como una peste propagándose, estos mafiosos gubernamentales aparecían vendiendo todos los recursos nacionales, con el argumento cínico de que “el Estado es mal administrador”, pero estaban usando abusivamente ese Estado ellos para hacer negocios sucios y transferir bienes nacionales vitales a sus compinches extranjeros y nacionales.

Ofrecieron un total de 150,000 viviendas, por ejemplo, entre los tres gobiernos neoliberales, pero no construyeron ni una sola.

Alemán y Bolaños ofrecieron 100,000 empleos nuevos al año, pero lo que ocurrió es que hubo más desempleo, mientras centenares de miles de hombres y mujer tuvieron que irse a Costa Rica, El Salvador y Estados Unidos, en busca de empleo, para que sus familias no se murieran de hambre, mientras ellos, sus pares oligárquicos y sus lacayos peleles y vendidos, crecían en opulencia, y se llegó a ver que algunos de ellos, como Byron Jerez Solís, por ejemplo, llegaron a tener hasta 12 vehículos en su casa (pagados con recursos del Estado), además de que este sujeto se robó gran parte de la ayuda internacional para los damnificados del Huracán “Mitch”, ocurrido en octubre-noviembre de 1998.

La Contraloría General de la República, hasta mediados del 2008, asegura que apenas en los inicios de las investigaciones han detectado que fueron robados 17,000 millones de córdobas sólo en el gobierno de Enrique Bolaños Geyer. Durante el gobierno de Arnoldo Alemán Lacayo, entre 1997 y 2001, fueron robados al Estado nicaragüense más de 600 millones de dólares (“Huacas I y II”), debido a lo cual Alemán fue enjuiciado y llevado a la cárcel..

Es decir, ni siquiera se han metido a cuenta las consecuencias del desmantelamiento de 550 empresas productivas, el desmantelamiento de todo el Ferrocarril del Pacífico de Nicaragua, el haber perdonado la deuda de 17,000 millones de dólares a Estados Unidos por los daños que nos ocasionó mediante su agresión militar y económica en la década del 80.

Tampoco se han valorado las consecuencias de la privatización de la Educación, la Salud, la energía eléctrica y las telecomunicaciones.

Sólo citemos otro ejemplo funesto, horrible, que muestra el cinismo inaudito de estos gobernantes neoliberales, verdugos contra pobres:

Dejaron que se desbarataran todas las Carreteras más importantes y los Caminos para sacar la producción agrícola y ganadera.

Al 2006 ya no existía la Carretera Sébaco-Matagalpa-Jinotega, tampoco la de Chinandega al Puesto Fronterizo de El Guasaule; era imposible transitar entre Río Blanco y Puerto Cabezas, ocurría prácticamente lo mismo entre Juigalpa (Chontales) y San Carlos, Río San Juan; ya no digamos entre Masaya y Granada y los pueblos del Oriente y del Sur de Nicaragua.
¿Y qué era lo más horrible? Pues que cada año, por ejemplo, don Pedro Solórzano, ministro de la Construcción y Transporte de Bolaños Geyer, aparecía mostrando presupuestos para reparar esas Carreteras, pero nunca eran reparadas. ¿Qué se hacía el dinero presupuestado cada año? ¿Adónde fue a parar ese dinero?

El país, la pobre Nicaragua, fue dejada en quiebra por estos maleantes que han llegado al gobierno nacional, ofreciendo honradez, limpieza, progreso, “Estado de Derecho”, “transparencia”, apoyo a productores agropecuarios, centenares de miles de empleos nuevos, construcciones de grandes proyectos de casas para pobres, pero…
¿qué hicieron? ¡Robar, robar, robar y robar! En eso fueron eficientísimos.

Alemán Lacayo hasta se daba el lujo de gastarse varios millones de córdobas en sus viajes de pachanga por Europa o en Islas remotas en el Atlántico Sur, en las cercanías de Indonesia o allá en centros sultanescos por el Océano Índico.

En cambio, en los primeros meses del 2007, en cuanto llegó el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, inmediatamente se mandó a demoler la privatización de la salud y la educación, ya no se paga, es gratuita como manda la Constitución Política del Estado desde 1987; se mandaron a reparar los trechos más urgentes de las Carreteras mencionadas.

Era común que entre Río Blanco y Puerto Cabezas o Bilwi, por ejemplo, un autobús o un camión durase hasta una semana en hacer la travesía porque se iba atascando en el camino.

Pues ahora el mismo trecho ya se hace en menos de cinco o seis horas.
¿En qué estriba el asunto? En que este gobierno, el de Daniel Ortega Saavedra, sí se dispone a trabajar, pone a funcionar los presupuestos, los planes de progreso, los planes de mejoramiento del país, es un gobierno donde no hay banda de ladrones.

La Contraloría General de la República fijó la cifra de 17,000 181 millones de córdobas en daño patrimonial al Estado nicaragüense, luego de sumar las presunciones de responsabilidades penales y civiles a funcionarios de los gobiernos de Arnoldo Alemán Lacayo y Enrique Bolaños Geyer, en los últimos diez años. Es decir, todavía no se han auditoriado 6 años de gobierno de doña Violeta Barrios viuda de Chamorro.

¿Cuánto miles de millones de millones de córdobas desaparecieron en el gobierno de esta “angelical” servidora fiel del gobierno imperialista criminal de Estados Unidos?

Sólo saquemos la cuenta que a los yanquis les perdonó la bicoca de 17,000 millones de dólares por los daños al país, sin incluir el desmantelamiento del Ferrocarril del Pacífico de Nicaragua, el también desmantelamiento de 550 empresas productivas, la desarticulación asimismo del sistema agropecuario de Nicaragua, etc.

Según cálculos del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, con esos 17 mil 181 millones de córdobas se hubieran ejecutado proyectos como los siguientes:

1- Entrega de créditos para autoempleos de 3,165,129 mujeres.

2- Entrega de bono productivo alimentario completo (ganado, insumos, biodigestor) a 360,825 pequeños y medianos productores, lo que beneficiaría a 1,876,290 nicaragüenses.

3- Construcción de 1,640 Centros de Desarrollo Infantil (CDI) que hubieran albergado a 410,000 niños y niñas hijos de padres y madres pobres.

4- Construcción de 6,014 salas de labor y parto para atender mujeres pobres; y con ellos se hubiera cubierto, prácticamente, todas las comunidades rurales y urbanas del país.

5- Adoquinado de de 47,477 cuadras de calles del Pueblo en casi toda Nicaragua.

6- Construcción y equipamiento de 19 Hospitales, 105 Centros de Salud y 243 Puestos de Salud.

7- Construcción de 113,612 viviendas nuevas y reparaciones de 167,000 casas en todo el país.

8- Adoquinado de 2,318.2 kilómetros de infraestructura vial en mal estado.

9- Construcción de 600 Institutos de Secundaria y Técnicos en Managua y Municipios de Nicaragua.

10- Construcción de 3,219 Preescolares para todos los niños y niñas de Nicaragua.

Managua, revisado y actualizado en abril del 2010.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional), Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua.
Teléfonos: 88466187, 88418126 y 22703077.

About these ads

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Revolución Sandinista: sus logros ejemplares en década del 80

  1. Pingback: DECADA DE LOS 80 NICARAGUA « profesoramarinasolis

  2. jose arnoldo nuñez cruz dijo:

    muy valiosa la información no solo para la vieja generación si no también para la nueva para que se den cuenta de todo lo que los gobernantes liberales destruyeron y no solo lo que destruyeron si no también lo que se robaron sin importarles la cantidad de jóvenes que ofrendaron su vida para llegar al triunfo de la revolución, y cuantas vidas mas se perdieron por defender esos derechos, derecho a la tierra a la educación a la salud a un familia prospera y digna y que nos dejaron un país saqueado y una familia dividida, sin empleo con una salud y una educación privatizada y un alto índice de analfabetismo, pero aunque estos esbirros no lo reconozcan vamos avanzando en la modernización de una nueva Nicaragua una Nicaragua para todas y todos los Nicaragüenses y honor y gloria para todas y todos los que ofrendaron su vida para que hoy estemos donde estamos para todos sin acepción (caídos antes y después del triunfo de la revolución, ministerio del interior, eps mps, reservistas, smp y muchos que murieron en trabajos de clandestinidad,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s