Barretos en León y sus comarcas aledañas

Familiares de Pablo E. Barreto Pérez, originados en la Ciudad de León y en Comarcas aledañas.

Pablo Emilio Barreto Pérez

Domingo Barreto Fonseca, nuestro padre, abuelo y bisabuelo, comenzó ejerciendo el oficio de matarife en León y sus comarcas aledañas, concretamente en El Tololar, La Peineta, El Jicarito y Zanjón de Santo Cristo. Mediante este oficio y el comercio de la carne, fue acumulando dinero, hasta convertirse en uno de los principales finqueros (terratenientes) de El Tololar, San Jacinto-Tizate, El Apante y Bella Vista, todas comunidades del Municipio de Telica, Departamento de León.

Julio Barreto Fonseca era médico conocido en León. Tenía un consultorio médico en las cercanías de la Iglesia de San Juan, donde le sirvió, por tiempo muy breve, como empleada doméstica, Rosa Pérez Juárez, quien procreó ocho hijos con Octavio Barreto Centeno, uno de los más de 30 hijos de Domingo Barreto Fonseca, quien falleció después de alcanzar más de 90 años de edad. Soledad “Shola” López Pérez, madre de Rigoberto López Pérez, fue también empleada doméstica en la clínica del doctor Julio Barreto Fonseca.

Julio Barreto Fonseca (el médico) fue el supuesto padre de Rigoberto López Pérez, quien ejecutó al tirano Anastasio Somoza García, el 21 de septiembre de 1956.

Domingo Barreto Fonseca , fue el Padre de: Octavio Barreto Centeno, Delia Barreto Centeno, Maximino Barreto Herrera, Alfonso Barreto Herrera, David Barreto Matamoros, Daniel Barreto Juárez, Ercilia Barreto Flores, Ángela Barreto Medina, Teresa Barreto Quintero, Narcisa Barreto Quintero.

Hijos de Octavio Barreto Centeno, de apellido Barreto Pérez: Pablo Emilio, Ángela, Julio, Josefina, Mauricio, Anita, Calimela, Rogelio (fallecido) y Leopoldo.

Hijos de Octavio fuera de matrimonio: Luis, Juan, Nicolasa (Colacha), José Emilio, Rosibel , Nuncio, Leonel, Ronald, Ruthvelia y Rosa Argentina (ya fallecida), entre otros.

Hijos de Maximino: Benjamín (fue vicealcalde de León); Célfida, Hermila, Hildebrando y Gilberto.

Hijos de Alfonso Barreto: Domingo, Luis, Carlos, Iris, Nayo, Ramona, Yader y Rosario. También: Stephanía Barreto Mendoza: licenciada en Farmacia en la UNAN-LEON.
Alfonso Barreto Mendoza: Ingeniero en Ecología Agraria.
Martin de la Cruz Barreto Mendoza: Teniente Primero del Ejército Nacional.
Juan José Barreto Mendoza: también ingeniero en Ecología Agraria.
Benjamín Marcial Barreto Mendoza:
Teniente del Ejército Nacional, actualmente está en un curso profesional de Aviación.

Hijos de David: ninguno

Hijos de Ercilia: Teodolinda, Fidelina, René, Maximina, Heidi, Esperanza y Cecilia

Hijos de Daniel Barreto Juárez: Orlando y Francisco

Hijos de Ángela Barreto Medina: Luis Manuel, René, Ramiro, Mauricio, Heidi, José, Yolanda, Norma, Esperanza, Rosario, Marlene, Reyna, Áura y Oneyda.

Hijos de Teresa Barreto Quintero: Hilario, Rafael o Payo, Alfonso, Evenor (ya fallecido), Eugenio (fallecido), Haydeé, Ana, Nubia, Beatriz, Reyna y Melania.

Hijos de Narcisa Barreto Quintero: Donald

Hijos de Delia Barreto Centeno: Dora y Alberto

Hijos de Pablo Emilio Barreto Pérez: Pedro Pablo, Nelson, Elisa María y Sofana Orquídea.

Hijos de Ángela Barreto Pérez: Aleyda, Mauricio, Marlon, Marín y Wilbert

Hijos de Julio Barreto Pérez: Julio, Alexander, Jackeline y Stéfani

Hijos de Josefina Barreto Pérez: Allan

Hijos de Ana Barreto Pérez: ninguno

Hijos de Calimela Barreto Pérez: Róger, Juan, Elicet, Manuel, Genie, Lucía, Roxana e Ivette

Hijos de Mauricio Barreto Pérez: Claudia, Gill, Rosita Angélica y Yimi

Hijos de Leopoldo: Lenín, Karem, Jenifer y Massiel

Hijos de Allan: Calet (varón), Allan Armando, Ania Marcela.

Hijos de Lenin: Bryan.

¿Qué hacen y dónde viven los hermanos (nas) de Pablo Emilio Barreto Pérez?

Ángela siempre se dedicó a labores del campo. Estudió la primaria completa y parte de la secundaria en Malpaisillo. Reside en una de las antiguas haciendas algodoneras de Óscar Galo, en las cercanías de Malpaisillo. Vive en condiciones de pobreza con sus hijos y nietos, a los cuales cuida, les da de comer, los viste, los lleva a la escuela, y ella misma permanece bastante enferma. Se comunica frecuentemente con nosotros, los que residimos en Managua.

Julio vive en el Barrio Ducualí, en Managua, con su mujer e hijos: dos varones y dos mujeres. Estudió la primaria completa y parte de la secundaria. Después de laborar en el campo, se dedicó a tomar fotos en eventos sociales, trabajo que ha venido decayendo en Managua y por tanto no le aporta lo suficiente para el pago de luz, agua y la compra de la comida. Tiene su casa en buenas condiciones. Su salud se ha visto bastante quebrantada en los últimos años.

Mauricio ha tenido distintos puntos de residencia. Ha vivido con su madre, Rosa Pérez Juárez, en la Colonia Diez de Junio; también en el Barrio Farabundo Martí, y actualmente reside otra vez en el campo, en las faldas del Volcán Las Pilas (territorio leonés), donde tiene una finquita, en la cual produce frijoles, maíz, sandías, ayotes, pipianes, los cuales lleva al Mercado en La Paz Centro, para sobrevivir con su actual mujer e hijos pequeños. Lo tienen bastante enfermo la gordura y problemas de artritis. Mauricio estudió primaria y secundaria completas.

Josefina es maestra graduada y bibliotecaria en el Instituto Experimental México, en Managua. Es veterana en ese trabajo docente, donde la respetan y ella misma dice amar ese empleo en las instalaciones de este famoso colegio público de Managua, ubicado en el Reparto Bello Horizonte. “Pina”, así le decimos sus hermanos, es, quizás, la más solidaria de todos nosotros en cuanto a prestar ayuda y servicios a familiares y amigos. Vivió un tiempo con su madre, y actualmente reside en su casa, situada en el Barrio o Asentamiento Carlos Fonseca Amador, frente al Mercado Carlos Roberto Huembes. Reside en este sitio desde que este Barrio se fundó en 1989. Le acompañan en su casa, su hijo Allan, su nuera y sus nietos. Asimismo, Josefina, por su lealtad con su organización gremial ANDEN y con el Frente Sandinista, fue premiada con una casa nueva en las llamadas “Casas para el Pueblo”, en los antiguos escombros de Managua. Se jubila este año 2011.

Leopoldo es, seguramente, la mayor lumbrera académica entre todos nosotros los ocho hermanos (hijos de Octavio Barreto Centeno y Rosa Pérez Juárez), pues ostenta título de ingeniero electromecánico y se está graduando de abogado con honores, porque siempre ha sido un estudioso riguroso. Durante el régimen revolucionario sandinista laboró en el Ingenio Victoria de Julio, en las cercanías de Tipitapa. Desde que cerró este ingenio azucarero, en 1990, no volvió a conseguir empleo. Desde entonces vende tomates, cebollas, ajos y otras verduras en el Mercado de la Terminal de Autobuses Interlocales de León. Es realmente admirable su lucha por mejorarse profesionalmente. Tiene esperanzas de conseguir empleo ahora que ya se graduó de abogado en León. Vive solo en su casita en uno de los Asentamientos Humanos de León, donde con frecuencia le visitamos. Sus hijas, Karem, Jénifer y Masiel Barreto Pichardo, son tres jovencitas con un temple bello y paciente de luchadoras. Las tres, Karem, Jénifer y Masiel estudian actualmente en la UNAN de León. Leopoldo no ha podido obtener su título de abogado, porque en la Corte Suprema de Justicia cobran más de 500 dólares por entregárselo a los abogados nuevos o recién graduados.

Anita es la que más ha vivido pegada a su madre Rosa Pérez Juárez, pues siempre han estado juntas en la Casa de la Colonia Diez de Junio. Anita laboró 30 años como obrera de la Fábrica Nabisco Cristal. Por su disciplina laboral, puntualidad y aplicación de buena calidad en su trabajo, se ganó el respeto permanente entre sus compañeros (ras) de labores y también de los jefes de esta empresa. Después de 30 años de laborar allí, la despidieron en enero del año 2010. Espera jubilarse en dos años. Dichosamente, tiene más del doble de cotizaciones en el Seguro Social de Nicaragua. Anita cursó toda su educación primaria y parte de la secundaria, en Malpaisillo, Municipio del Departamento de León.

Calimela tiene una finca pequeña al Noreste de Malpaisillo. En esa finca tiene ganado. Parte del ganado son vacas lecheras, de ordeño, lo cual le permite elaborar cuajadas y queso. Estos productos son vendidos, y con los resultados monetarios sobrevive con sus 12 hijos y los nietos respectivos. Su marido falleció hace varios años. Su finca es muy bonita, y Calimela lucha todos los días como una verdadera heroína para mantener su finquita en buenas condiciones y funcionando.

Cosecha maíz y frijoles cuando el invierno es favorable. Todos los hermanos y hermanas la visitamos con frecuencia, y nos damos verdaderos banquetes de tortilla caliente con cuajada. Cursó sus estudios primarios y secundarios en Malpaisillo.

Doña Rosa Pérez Juárez, madre de los Barretos, hermanos de Pablo Emilio Barreto Pérez, vive sola en su casa de la Colonia Diez de Junio, donde la visitan todos los días parte de sus hijos residentes en Managua: Josefina y Pablo Emilio, y también la visitan una parte de sus nietos: Pedro Pablo, Alllan, Julio, Jackeline, Stéfani, Rosita Angélica, etc. En esta casa de la Diez de Junio se reúnen casi todos: hijos, nietos y bisnietos, para celebrar el 24 de diciembre todos los años y el Día de la Madre, cuando le llevamos un queque y regalos para ella.

Dichosamente tenemos viva todavía a doña Rosa. En cambio, nuestro padre, Octavio Barreto Centeno, ya falleció en julio del año 2006. Fue sepultado en el Cementerio de Telica, en el Departamento de León.

Octavio Barreto Centeno se dedicó toda su vida al trabajo en el campo, primero en la Finca La Lanceña; después en El Apante y El Tizate, donde están los famosos hervideros de San Jacinto.

Finalmente, se dedicó a su finca “Bella Vista”, ubicada en la orilla de la Carretera a la Mina del Limón, donde enfermó y falleció, lamentablemente, en 2006, cuando ya tenía más de 80 años cumplidos.

¿Qué son y qué hacen los hijos de Pablo Emilio Barreto Pérez?

Nelson Alberto Barreto Mejía es ingeniero civil. Reside en El Salvador, donde labora en una empresa constructora de viviendas desde hace tres años. Tiene proyectado regresar a Nicaragua, para trabajar en proyectos de construcción nicaragüenses, y a la vez pretende continuar especializándose en ingeniería civil.

Elisa María Barreto Mejía es administradora, trabaja en un banco salvadoreño y continúa estudiando Sicología en la Universidad Centroamericana “Simeón Cañas”, de San Salvador, El Salvador. Es una joven persistente, de carácter muy firme, con enorme visión de futuro.

Sofana Orquídea Barreto Barrera tiene ya 18 años cumplidos. Es sobreviviente del incendio criminal o quema de mi casa por parte de 180 matones, jefeados por Frutos Chamorro Argüello, Henry Núñez Abarca y Juan Pablo Rivas Castro, el 14 de abril de 1994. Estudió su secundaria en el Colegio Centroamérica, donde fue una de las alumnas más aventajadas. Estudia ya su segundo año de Relaciones Internacionales y Diplomacia en la Universidad Americana (UAM). Esta  carrera es inexistente en las universidades estatales. Dichosamente, Sofana se ha destacado rápidamente en la UAM como una de las estudiantes más sobresalientes.

¿Qué fueron el abuelo y los tíos?

Domingo Barreto Fonseca fue finquero, matarife de ganado, prestamista; acumuló una gran cantidad de tierras en Comarcas vecinas a León y Telica, donde se paseaba por los caminos en mula y macho, y portando en su alforja un poquito de frijoles fritos con huevos cocidos y un pedazo de tortilla dura, para no gastar en comida. Fue mujeriego imparable y se asegura que dejó 35 hijos regados en las Comarcas vecinas de León, entre los que se contaba el famoso Francisco “Pancho Ñato” Juárez Mendoza. Domingo dejó varias decenas de casas, propiedad suya, en León, las cuales administraba uno de sus hijos “naturales”, llamado León Rivas Barreto, quien quedó fondeado, él solo,  con estas propiedades. Este León Rivas Barreto fue quien me corrió de una de esas casas en el Barrio El Calvario, cuando estuve trabajando transitoriamente en radioemisoras de León, en 1969, antes de dar el salto hacia el Diario LA PRENSA, en Managua, el 5 de mayo de 1970. En LA PRENSA trabajé de mayo de 1970 hasta el 19 de julio de 1979. Después participé en la fundación del Dairio BARRICADA, donde laboré desde su fundación hasta el día de su cierre el 21 de febrero de 1998.

Julio Barreto Fonseca fue médico famoso en León, residente en las cercanías de los Barrios El Calvario y San Juan, donde tenía su clínica médica. Mi madre, Rosa Pérez Juárez, le solicitó ser empleada doméstica suya, en la clínica médica, la aceptó unos días y después le dijo que no quería verla en las cercanías de su despacho médico. Este tío médico fue asimismo mujeriego y se afirma que dejó 32 hijos, igualmente regados en las Comarcas vecinas y en la Ciudad de León, entre otros, el célebre Rigoberto López Pérez, ejecutor justiciero del tirano genocida Anastasio Somoza García el 21 de septiembre de 1956.

Alfonso Barreto estudió medicina, pero nunca la ejerció. Se dedicó todo el tiempo al cultivo de la tierra que desde muy temprano le cedió el abuelo Domingo Barreto Fonseca en El Tololar, Comarca cercana a León.

Maximino Barreto siempre se dedicó al cultivo de la tierra, en la que sembró algodón y granos básicos. Aunque siempre anduvo descalzo (¡sí, descalzo!), fue uno de los pocos preocupados realmente por darle una educación secundaria y universitaria esmerada a sus hijos. El mejor preparado es Benjamín Barreto Baca, quien hace poco tiempo llegó a convertirse en Vicealcalde de León, en fórmula con el doctor Rigoberto Sampson Granera, por el Frente Sandinista de Liberación Nacional.

Daniel Barreto fue algo así como el “hijo mimado” de Domingo Barreto Fonseca. Era quien personalmente le administraba la finca base al abuelo Domingo Barreto Fonseca, en la Comunidad de La Peineta y, también, se convirtió en “oreja” de la Guardia Nacional genocida del somocismo en León. Falleció de un ataque al corazón.

Julio “Julión” Barreto Fernández, hijo del médico Julio Barreto Fonseca, es un hombre que se mantiene entre León y Honduras, porque labora en aquel país. Fue quien más conoció de cerca “el secreto peligroso” de que Rigoberto López Pérez era hijo de Julio Barreto Fonseca y de doña Soledad “Shola” López Pérez, una pulpera conocida del Barrio El Calvario, en León. Además, Julión es uno de los bomberos voluntarios de la Ciudad Metropolitana.

Pablo E. Barreto Pérez: periodista, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional) y Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187, 88418126 y 22703077.

Era el padre de los hermanos(as) Barreto y de Pablo E. Barreto Pérez
Octavio Barreto Centeno cumple 3 años de fallecido

Octavio Barreto Centeno acaba de cumplir dos años de fallecido. Tenía 86 años al fallecer el 20 de julio del 2006. Fue sepultado el 20 de Julio del 2006 en el Cementerio de la Ciudad de Telica.

Procreó nueve hijos con Rosa Pérez Juárez. Uno de esos nueve hijos, Rogelio, falleció trágicamente cuando apenas tenía seis años, al ser atropellado por un automóvil, conducido por un cura en la que fuera Avenida Debayle, en la época del somocismo genocida, en Nicaragua.

Los otros ocho hijos son, todos vivos todavía en este año 2010: Pablo Emilio, Ángela, Julio, Josefina, Ana, Mauricio, Calimela y Leopoldo.

Todos ellos y ellas, nacieron en el Hospital San Vicente de León y en las casas o fincas en que habitaron, identificadas como La Lanceña, en la Comarca de El Tololar; Comunidad de El Apante, en las cercanías de Malpaisillo; y la Finca o Hacienda de El Tizate, situada encima y en las orillas de los famosos y legendarios Hervideros de San Jacinto.

Estas tres fincas están ubicadas en territorio del Municipio de Telica, Departamento de León. Todas eran propiedades personales de Domingo Barreto Fonseca, padre de Octavio Barreto Centeno. La madre de Octavio era Mélida Centeno, quien lo parió en la Comunidad de El Jicarito, territorio comarcal colindante con la parte urbana de la Ciudad de Telica.

Barreto Centeno se casó con Rosa Pérez Juárez, todavía viva, con 83 años de edad al 2010. Rosa es hija de quienes fueron Pastor Pérez y Ángela Juárez. Pastor residió en el Valle de Las Mayorgas, en Posoltega, Chinandega; y Ángela en la Comarca de La Peineta, en las cercanías de la Ciudad de León.

Octavio Barreto Centeno engendró otros hijos, fuera del grupo mencionado de hijos e hijas, entre otros: Luis, Nuncio y Rosibel (roteños); Leonel, Ronald, Ruthbelia (residentes cerca de la Mina de El Limón), Nicolasa y Emilio (chinandeganos) y Juan, del Municipio de El Jicaral (León).

Octavio Barreto Centeno cursó toda la educación primaria en escuelas comarcales de León. Igual ocurrió con Rosa Pérez Juárez. Domingo Barreto Fonseca era matarife (destazaba ganado) y finquero de León y comarcas aledañas, y mujeriego, pues se conoce que dejó más de 30 hijos regados en la propia Ciudad de León y en comarcas vecinas de la Ciudad Universitaria (León).

Inicialmente, Octavio Barreto Centeno, jovencito, trabajó como “mozo” de Domingo Barreto Fonseca, su padre, en una de las fincas que su progenitor poseía en las comarcas vecinas norteñas de León.

Finalmente, el viejo Domingo Barreto Fonseca lo ubicó como responsable de las fincas La Lanceña, El Apante y El Tizate, en las cuales había ganado, crianza de cerdos, cultivos de maíz, frijoles, trigo o millón, ayotes, yuca, pipianes, sandías, papayas, guineos, bananos, todo lo cual servía para el consumo o alimentación de la familia Barreto Pérez y a la vez para vender “lo que sobraba” en León, con la finalidad de comprar ropa, zapatos, medicinas y las herramientas o utensilios necesarios para que las fincas siguiesen funcionando. Sigue en página siguiente

Domingo y su hijo Octavio siempre se negaron a vender las tierras o alquilarlas para siembras de algodón. Sin embargo, los algodoneros de todas maneras las contaminaron con venenos potentes.
Octavio Barreto Centeno y Rosa Pérez Juárez criaron y guiaron por el camino de la sencillez y sabiduría a Pablo Emilio, Ángela, Josefina, Julio, Ana, Mauricio, Calimela y Leopoldo, quienes continúan unidos a pesar de las adversidades económicas, políticas y sociales en el país. Se auxilian mutuamente en las “buenas y en las malas”, y cuidan permanentemente de “la abuela Rosa Pérez Juárez”.

¡Mil veces gracias, viejo Octavio, por habernos conducido por el sendero sencillo de la vida. Seguimos tu ejemplo de terquedad y sabiduría campesina!

Pablo E. Barreto Pérez: Periodista, editor, investigador histórico, fotógrafo, Cronista de la Capital, Orden Independencia Cultural Rubén Darío, Hijo Dilecto de Managua, Orden Servidor de la Comunidad del Movimiento Comunal Nicaragüense, Orden José Benito Escobar Pérez de la Central Sandinista de Trabajadores (CST nacional), Orden Juan Ramón Avilés de la Alcaldía de Managua.

Residente en la Colonia del Periodista No. 97, frente al portón del parque, en Managua. Teléfonos: 88466187 y 22703077.

About these ads

Acerca de Pablo Emilio Barreto Pérez

Pablo Emilio Barreto Pérez es: *Orden Independencia Cultural Rubén Darío, *Orden Servidor de la Comunidad e Hijo Dilecto de Managua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Barretos en León y sus comarcas aledañas

  1. Alfonso Barreto Mendoza. dijo:

    Que paso pariente,parece que no sabe del todo el arbol genealogico de la familia.Faltamos los Barreto Mendoza, hijos de Alfonso Barreto Herrera.Para su conocimiento somo los hijos del matrimonio entre Candida Rosa Mendoza y mi adorado padre Alfonso Barreto Herrera que en paz descance en las manos de Dios.Solo mencionaste a los hijos de su primer matrimonio como son Domingo,Luis, Carlos,…
    Nosotros somo cinco mas que sumamos a la gran familia de BARRETOS. Te los mencionare por orden de nacimiento:
    Stephania Barreto Mendoza, Lic. en farmacia en la UNAN-LEON.
    Alfonso Barreto Mendoza.Ingeniero en ecologia agraria.
    Martin de la Cruz Barreto Mendoza.Teniento primero del ejercito nacional.
    Juan Jose Barreto Mendoza, tambien ingeniero en ecologia agraria.
    Benjamin Marcial Barreto Mendoza,
    teniente del ejercito nacional actualmente esta en un curso de aviacion. No tengo mas que aportarte ma despido con una fuerte abrazo y saludos a la familia.

  2. Alfonso Barreto Mendoza. dijo:

    Bueno solo quiero felicitarte por esta informacion pues me doy cuenta que tengo una gran familia que aun no conozco.

  3. ZAREMA dijo:

    Thanks the author for article. The main thing do not forget about users, and continue in the same spirit. http://odessacity.net/

  4. lester rivas dijo:

    Buenas, mi pregunta nada mas es que si el autor de esta investigacion es tambien pariente de Gerardo Barreto qepd,que era del municipio de telica vivia frente al parque donde dicen nacio miguel larreynaga.
    slds

  5. jose gabriel lopez dijo:

    soy muy amigo de Nuncio,

    lo que me cuenta es cierto?

    yo no puedo creer
    Le felicito por tener una buena y honorable familia

Los comentarios están cerrados.